Escúchenos en línea

Magistrado Rafael Solís confiado en solución a la crisis política «montada»

| 7 de Enero de 2008 a las 00:00
El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rafael Solís, dijo a los periodistas este lunes que confía en una pronta solución a la crisis política que comenzó en los primeros días de diciembre pasado, “inventada” por diputados de la derecha en la Asamblea Nacional. Solís afirmó que esperaba “una actitud más seria de algunos diputados, en el sentido de que hagan una oposición constructiva al sandinismo, responsable para el país”, y retomen sus trabajos parlamentarios, suspendidos el pasado 15 de diciembre. El jurista calificó de “responsable” la actitud del presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento, el liberal Francisco Xavier Aguirre Sacasa, de dialogar el pasado sábado con el presidente Daniel Ortega, en torno a la aprobación de la Ley de Presupuesto General de la República, para el 2008. Aguirre Sacasa destacó a los periodistas, la importancia de votar una Ley de Presupuesto “sano, como la que propuso el presidente Ortega”, ante la difícil situación de la economía mundial, que tendrá sus efectos en nuestro país, por lo que se debe proteger la estabilidad económica de la población. “Nicaragua no puede quedar fuera del programa (que firmó) con el Fondo Monetario (Internacional, FMI) porque un grupo de diputados no quieran aprobar (la Ley) del Presupuesto, o quieran aprobar un Presupuesto inflacionario, o que no vaya a tener la aprobación de los organismos internacionales”, indicó Solís. El magistrado sandinista resaltó que espera que ese tipo de actitudes, como la de Aguirre Sacasa, tenga el respaldo de otros legisladores de la derecha, y se pueda ver “una oposición que no sea radical y que no se oponga a todo lo que el Gobierno hace, como la que hay ahora, en el caso de la crisis (política) que han montado”. De acuerdo con Solís, la crisis es “inventada” porque los diputados del llamado “Bloque contra la dictadura”, como se autodenominan, o “Bloque por la corrupción”, como los bautizó Ortega, sabían de antemano que en Nicaragua el control previo de las leyes existe.

Crisis «montada» porque control previo de la ley, existe

Explicó que la posibilidad de recurrir una ley, antes que finalice el Proceso de Formación de la Ley, que culmina con su publicación en el diario oficial, La Gaceta, existe y está plasmado en un artículo de la Ley de Amparo. Añadió que además desde hace varios años en el país ya hay “jurisprudencia” de recurrir una ley e impedir que termine el proceso de formación de la ley, de lo que son conscientes los diputados de la derecha en el bloque. Solís dijo que los diputados deben de retomar su trabajo parlamentario, y si no quieren que exista control previo para las leyes que discute el Legislativo, “pues entonces que reformen la Ley de Amparo”, ley de rango constitucional y para lo que es necesario el voto calificado de 56 diputados. El vicepresidente de la CSJ aseguró que a corto plazo el Poder Judicial podría resolver la crisis en que se sumergió el pasado 5 de diciembre, cuando la Sala Penal confirmó la resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), que amparó a los dirigentes de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) en contra de la Ley 630 o sea el rechazo al veto de Ortega. Explicó que todos los magistrados de la CSJ, incluidos los 8 liberales, saben que la Ley 630 es inconstitucional, porque de esa forma la Asamblea Nacional le intenta restar la facultad al Presidente de la República de emitir decretos ejecutivos, y conscientes de ello, deberán de discutir una eventual resolución a nivel de Corte Plena. Solís dijo que en esta semana la CSJ podría reunirse en corte plena, a fin de ratificar la resolución de la Sala Penal, que fue tomada por seis magistrados de filiación sandinista, porque los tres liberales se retiraron de las deliberaciones y se fueron a reunir a El Chile, con el ex presidente y reo Arnoldo Alemán. Manifestó que los ocho magistrados sandinistas están dispuestos, si sus pares liberales aceptan firmar esa resolución, a poner “una colita” en la que se afirme que los CPC no podrán recibir fondos del Estado, ni que jerárquicamente estarán en las estructuras del Poder Ejecutivo. Según Solís, en todo este asunto no está involucrado Alemán, quien buscaría supuestamente como recobrar su régimen de convivencia familiar, perdido el pasado 6 de diciembre, cuando la Sala Penal Uno del TAM, le confirmó la pena de 20 años de cárcel por lavado de dinero y activos procedentes de actividades ilícitas, y otros 25 años por 5 delitos de corrupción. Que el régimen de convivencia familiar de Alemán se esté negociando en todo este asunto “son puras especulaciones”, dijo Rafael Solís.

Descarga la aplicación

en google play en google play