Escúchenos en línea

Nicas piden 5.000 visas ticas al día, señalan mal trato de cónsul Láscarez

La Nación. Desde San José. | 8 de Enero de 2008 a las 00:00
Una marea de viajeros inunda en esta época las tres sedes consulares de Costa Rica en Nicaragua, lo cual provoca molestias a los usuarios y la reacción de varios diputados nicaragüenses. Un promedio de 5.000 solicitudes de visa reciben en las oficinas de Managua, Rivas y Chinandega, pero solo pueden atender unas 3.500 por cada jornada, a pesar de los esfuerzos para ampliar el personal y el horario, reconoció el embajador tico en Nicaragua, Antonio Tacsan. Sólo el Consulado en la capital emite por día unas 2.300 visas turísticas, aunque los solicitantes van en su mayoría a trabajar a Costa Rica. “La cantidad es abrumadora. Por más esfuerzos que hagamos, no tenemos la capacidad de atender todo”, comentó Tacsan. El regreso tras las vacaciones de fin de año se mezcló esta vez con un nuevo sistema de cobro de los derechos consulares, que acabó por molestar a los usuarios. Ahora deben ir a una oficina del Banco de la Producción (Banpro) y llevar el comprobante al Consulado. Cada visa cuesta 20 dólares, de los cuales 25 centavos quedan en manos del banco. La Cancillería costarricense intentó resolver así la eliminación del timbre consular, que dejaba el 5% de los 20 dólares en manos del cónsul Víctor Láscarez. “Respecto al pago en el banco, yo estoy cumpliendo con la instrucción, pues tengo mis reservas”, dijo Láscarez. Tacsan agregó: “El banco ha colapsado (ante la afluencia de solicitantes de visas). Puso buses para llevar usuarios a otras agencias”. Los usuarios están molestos porque ahora deben hacer dos filas, denunció el diputado oficialista Agustín Jarquín Anaya. “A veces pagan los 20 dólares en el banco y después les rechazan la visa. ¡Y no les regresan el dinero! Eso es cobrar un servicio que no se da”, comentó Jarquín a La Nación. El diputado sandinista envió una carta al canciller Bruno Stagno, pidiéndole trasladar la sede consular en Managua por la incomodidad que causan los usuarios a los vecinos del barrio Serrano. Tacsan descartó que haya por ahora un plan de traslado, pero los presidentes Daniel Ortega y Óscar Arias mencionaron en una reunión en noviembre la posibilidad de que Nicaragua dé un terreno apto como parte de pago por una millonaria deuda. En la misiva, Jarquín también se quejó del trato “atropellante” del cónsul general en Nicaragua, Víctor Láscarez, lo cual deteriora en parte las relaciones entre ambos países, según él. Sin embargo, Jarquín reconoció el esfuerzo de la Embajada tica por atender a los migrantes, pues casi todo el personal administrativo está reforzando la sede consular de Managua. El Consulado en la capital nicaragüense es el más activo que tiene Costa Rica en el mundo, debido a la cantidad de viajeros. Eso motiva enormes filas durante ciertas temporadas (Día de la Madre o fin de año), lo cual molesta al vecindario del lugar. Por esa razón, el Consulado debió trasladarse del barrio Batahola norte al reparto Serrano, donde los vecinos han recurrido a todo tipo de instancias para expresar su repudio. Incluso, han enviado cartas a la Embajada de Estados Unidos. Alegan que les violan derechos humanos. Usuarios, políticos locales y la prensa han criticado también el supuesto trato que reciben del cónsul Víctor Láscarez.

Descarga la aplicación

en google play en google play