Escúchenos en línea

Bloque por la Corrupción rechaza diálogo para resolver la crisis

| 9 de Enero de 2008 a las 00:00
El presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, dejó en evidencia a los diputados del llamado “Bloque por la corrupción” al denunciar que rechazan el diálogo para resolver la crisis política que involucra a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. En un breve discurso al instalar oficialmente la XXIV Legislatura este miércoles, Núñez hizo una referencia histórica de lo que han establecido las diversas Constituciones del país, en torno a la obligación del Presidente de la República de rendir el informe anual de su gestión de gobierno ante el Parlamento. Al finalizar la reseña, el diputado sandinista dijo que ni la Constitución que está vigente, ni la Ley Orgánica de la Asamblea Nacional, fijan una fecha específica para que el mandatario haga su informe ante la cámara, “sea por voz propia o a través del Vicepresidente”, lo que constituye un “vacío formal”. “Sin embargo lo importante no es si hay o no hay una fecha (para que el Jefe de Estado rinda el informe), lo importante es que haya una relación armónica (entre los Poderes) como dice la Constitución, y que haya una capacidad de comunicación armónica entre ambos poderes para que puedan ponerse de acuerdo e intercambiar no solamente la información presidencial que pueda entregar el Ejecutivo, sino también intercambiar intereses, opiniones, para avanzar en la consecución de las leyes que el pueblo requiere”, agregó. “Hice esta referencia histórica, con el preciso objeto de hacer ver la importancia de que haya una armonía entre el órgano legislativo y el órgano ejecutivo, una armonía que nos permita superar tensiones, superar contradicciones, superar dificultades”, añadió. “Lo sorprendente no es que se den contradicciones, eso es lo natural, lo sorprendente no es que hayan dificultades cuando se trabaja, eso es normal, lo sorprendente es cuando no hay capacidad de diálogo para superar estas situaciones, cuando no hay voluntad de bajar las tensiones, superar las situaciones y buscarle una solución a los problemas”, denunció Núñez. “Se ha hablado mucho de que a la Asamblea (Nacional) le ha sido confiscada su capacidad legislativa. Yo no coincido 100% con esa opinión, creo que si ha habido elementos de preocupación que pueden darle a la Asamblea la legítima demanda de que se respete su ámbito de acción, nosotros estamos dispuestos a luchar porque se respete su ámbito de acción, creo que ese es un deber de todos los diputados y estoy seguro que ninguno de los diputados va a eludir ese deber”, indicó. El titular del Parlamento resaltó que el asunto es cómo hacer para enfrentar ese problema, y apuntó que “lo importante no es buscar el respeto del ámbito de acción del Legislativo de cualquier forma, creo que lo importante es buscar ese respeto a través de los cauces institucionales y a través de los cauces que nos da la Constitución y la ley”.

Los diputados del Bloque rechazan el diálogo

El diputado sandinista manifestó que insiste con sus compañeros de la junta directiva del Parlamento, que es importante que la Asamblea Nacional espere la resolución final de la Corte Suprema de Justicia, “que es la que posee la última palabra”, en torno a la crisis política. Núñez alabó la “posición pública y personal” tomada por el diputado liberal Francisco Aguirre Sacasa de utilizar el diálogo para resolver la crisis, y en especial votar la Ley de Presupuesto de 2008, que demanda el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Como diputado y como presidente de la Asamblea Nacional estoy jurídicamente obligado a buscar las formas, a instar, a impulsar la necesidad de una solución negociada que nos permita avanzar en la consecución de los objetivos que el país requiere”, acotó el legislador del FSLN. Por su parte, el diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, afirmó que “nosotros (el Bloque por la corrupción) hemos dicho que estamos dicho que estamps dispùestos a conversar, a hablar por Nicaragua”. Sin embargo, Navarro terció en que antes de dialogar “necesariamente tiene que haber la solución y una respuesta al planteamiento al derecho a legislar que nos fue cercenado”, en alusión de la sentencia del Tribunal de Apelaciones de Managua, que mandó suspender una ley, sin esperar que terminara todo el proceso para crearla. Navarro admitió que se debería de esperar la resolución de la Corte Suprema de Justicia en torno a si confirma o rechaza la resolución del tribunal de alzada, pero condicionada a que “se imponga la racionalidad, la cordura en la Corte Suprema y en los que mandan en la Corte Suprema, como es (el presidente Daniel) Ortega y su gobierno, para ordenarle (a los 16 magistrados) que cumplan con lo que dice la Constitución”.

Los minoritarios también rechazan el diálogo>/h2>Los diputados de la minoría del Bloque por la corrupción también declararon su rechazo al diálogo, a la espera de “doblarle el brazo” a los demás parlamentarios sobre resolver la crisis política. Víctor Hugo Tinoco, jefe de la bancada de los tres diputados del Movimiento Renovador Sandinista, dijo que “el proceso de negociación que puede caber en el futuro es que la próxima semana el Parlamento apruebe la interpretación auténtica de la Ley de Amparo. Explicó que esta interpretación auténtica “significa que no se puede parar una ley cuando está en proceso de formación”. Tinoco exigió además para que exista diálogo, que la Corte Suprema de Justicia rechace la resolución de la Sala Penal, que confirmó la resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua, fundamentada en la Ley de Amparo, ratificación que, a su juicio, “afecta también al Poder Legislativo. Aclaró que “el llamado a la armonía (entre los poderes) es un mandato constitucional, el que no ha tenido actitud armónica, es el Presidente de la República, porque ha querido sólo imponerse, ha querido imponer los CPC a la brava, a la fuerza, con decretos ejecutivos, la demostración (de diálogo) la tiene que hacer el Ejecutivo Por su lado, la diputada Yamileth Bonilla, jefa de los diputados del Bloque por la Unidad Liberal, preguntó “¿diálogo para qué?, ¿para ir a fortalecer la intención dictatorial que este presidente (Ortrega) y este gobierno tiene?” Bonilla sentenció que mientras “no se restituya” las facultades que a su criterio se le ha quitado a la Asamblea Nacional, “no habrá ni diálogo ni legislación”.


Descarga la aplicación

en google play en google play