Escúchenos en línea

Las FARC liberan a Consuelo y Clara, y abren mayores expectativas de paz

Reuters. Desde Caracas. | 10 de Enero de 2008 a las 00:00
Dos políticas, símbolo de las decenas de rehenes en manos de las FARC, fueron liberadas este jueves en la selva colombiana por el grupo guerrillero tras seis años de cautiverio, en una operación impulsada por Venezuela que abre expectativas de un proceso de paz. Imágenes de televisión mostraron a Consuelo González, de 57 años, y Clara Rojas, de 44 años, en buen estado de salud y hablando animadamente por teléfono satelital con el presidente Hugo Chávez, cuando eran entregadas por un comando del grupo rebelde a una misión humanitaria. "No puede bajar la guardia, presidente. Los que quedaron (secuestrados) le mandan a decir eso, ese mensaje. Nos estás ayudando a volver a vivir," dijo sonriente González en su breve conversación con el mandatario, momentos después de que dos helicópteros aterrizaran en un lugar desconocido de la selva para recogerlas. La entrega es la primera liberación unilateral con rehenes de alto perfil que realizan las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la historia reciente, lo que podría ayudar a destrabar las estancadas negociaciones de paz entre los guerrilleros y el Gobierno colombiano. Tras ser entregadas por un comando de las FARC, las políticas fueron trasladadas en helicóptero al aeropuerto venezolano de Santo Domingo, en el occidental estado Táchira, y abordaron inmediatamente un avión rumbo a Caracas. En el aeropuerto internacional de la capital venezolana, González de Perdomo y Rojas se reencontraron con sus emocionados familiares, quienes llevaban flores y camisetas con el mensaje de "Libertad para todos los secuestrados ya." Rojas besó repetidamente a su anciana madre, mientras González tomaba en brazos a su nieto, al que no conocía, y se abrazaba con sus hijas. Ambas se mostraron muy calmadas y ninguna lloró frente a las cámaras. "Es el mejor día de mi vida, es una felicidad que definitivamente no puedo describir," dijo sonriente María Fernanda Perdomo, quien agradeció a Chávez a por su papel en la liberación de su madre. El mandatario venezolano, quien reiteró este jueves que quiere impulsar un nuevo equipo de trabajo para lograr la liberación de todos los secuestrados por las FARC, narró en vivo y efusivamente el aterrizaje de González y Rojas, llegando a aplaudir cuando pisaron territorio venezolano. "Marulanda, un abrazo bolivariano. Aquí estamos dispuestos a seguir conversando, Marulanda, por la paz. Yo creo que es posible la paz," dijo el gobernante, dirigiéndose al jefe del grupo guerrillero, Manuel Marulanda, alias Tirofijo. Las FARC mantienen a cerca de medio centenar de secuestrados por motivos políticos, entre ellos a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y a tres estadounidenses. En horas de la mañana de este jueves, un grupo de jóvenes guerrilleros y guerrilleras vestidos de camuflaje entregaron a las políticas a miembros de la Cruz Roja Internacional que participaban en la misión humanitaria organizada por Venezuela, en coordinación con Colombia, para recoger a Clara y a Rojas. Antes de despedirse, unas rebeldes besaron a ambas mujeres, a quienes habían mantenido secuestradas en la selva por unos seis años. Los miembros del grupo guerrillero desearon feliz año a la comitiva antes de volver a internarse en la jungla. La misión para recibir a las dos políticas fue autorizada el miércoles por Colombia después de que la guerrilla diera sorpresivamente a Chávez las coordenadas de la entrega en la región del Guaviare. Esta amplia zona selvática en el sureste de Colombia tiene alta presencia de las FARC, y es escenario además de intensas acciones de las Fuerzas Militares y la policía contra la guerrilla. Bogotá había decretado un cese de operaciones militares en el área de la entrega para facilitar la misión humanitaria organizada por Chávez, a quien las FARC prometieron a mediados de diciembre liberar a los cautivos. Hace más de una semana, una operación de liberación con la presencia de observadores internacionales fracasó debido a que las FARC no dieron las coordenadas para la entrega al no tener en su poder al niño Emmanuel, el hijo que Rojas tuvo en cautiverio y que también habían prometido dejar en libertad. Estados Unidos dio la "bienvenida" a la mediación del presidente venezolano que permitió la liberación de las políticas colombianas, pero se abstuvo de felicitar abiertamente a quien es su mayor crítico en Latinoamérica. Por su parte, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, agradeció las gestiones de Chávez y dijo que la noticia es un gran estímulo para perseverar en la liberación de otros los rehenes. La guerrilla había sufrido un duro golpe a su intento de mejorar su imagen de crimen y secuestro ante el mundo cuando se reveló que el pequeño Emmanuel, de 3 años, se encuentra bajo protección de la seguridad social colombiana desde el 2005. De acuerdo con las autoridades de Colombia, la guerrilla dejó el niño al cuidado de un campesino en el pueblo de El Retorno, en el Guaviare, pero éste debió llevarlo meses después a un hospital por los problemas de salud que presentaba. Las FARC prometieron la entrega de los rehenes como un acto de desagravio al mandatario venezolano después de que Uribe, quien consiguió una victoria política al demostrar que no tenían en su poder al niño, suspendió en noviembre su mediación ante la guerrilla para buscar la liberación de 47 rehenes.

Descarga la aplicación

en google play en google play