Escúchenos en línea

FMI: cambios al presupuesto crearían inflación

| 10 de Enero de 2008 a las 00:00
El representante en Nicaragua del Fondo Monetario Internacional (FMI), Humberto Arbulú, afirmó este jueves que cambios drásticos en el Presupuesto General de la República, como un aumento salarial arriba del 12 por ciento en el sector público, provocarían problemas inflacionarios, lo que perjudicaría la estabilidad económica de la nación. Los diputados de las bancadas liberales y de otras, que forman el “Bloque por la Corrupción” --quienes se niegan a aprobar el Presupuesto conforme a los acuerdos establecidos entre el gobierno y el FMI--, impulsan un aumento salarial del 20 por ciento para los trabajadores del sector educación y salud. “Un aumento desproporcionado en los salarios crearía ciertamente una presión en la inflación, un aumento desproporcionado sería un 20 por ciento”, dijo Arbulú, quien señaló que los acuerdos llegados con el gobierno del presidente Daniel Ortega en el tema de los salarios establece un aumento de un doce por ciento. De esta forma, el representante del FMI señaló que salirse de esa línea perjudicaría el programa económico del gobierno y el organismo financiero, ya que el aumento salarial debe ser de acuerdo con el crecimiento del Producto Interno Bruto calculado para este año en un cuatro por ciento. “El programa acordado en la masa salarial tiene que crecer en línea con el crecimiento del Producto Interno Bruto, lo proyectado para este año (para incremento salarial), es del 12 por ciento. Cómo se distribuye ese 12 por ciento es una decisión del gobierno, pero de ahí no se puede pasar”, reflexionó el Arbulú. Los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y el Movimiento Renovador Sandinista, MRS, pretenden quitar partidas presupuestarias de los programas “Hambre y Usura Cero” para trasladar esos fondos a los sectores que demandan el aumento salarial. El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez indicó que la posición de los liberales y del resto de diputados que se oponen a la aprobación del Presupuesto, es para perjudicar las políticas macroeconómicas del gobierno y causar inestabilidad financiera al país. Por su parte, el presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, expresó que espera que los diputados liberales tengan una visión de nación y aprueben el presupuesto “para mantenernos en línea con el programa y lograr un presupuesto que refleje la necesidad de los nicaragüenses”. “Nosotros (el gobierno) le hicimos una propuesta al FMI en la que se establece que el presupuesto de 2008 iba estar en línea con lo aprobado en el programa, de manera que los diputados van a reflexionar acerca de su decisión en materia presupuestaria”, destacó Rosales, quien llamó a los diputados liberales a ser consecuente con las decisiones que tomen para que no se afectar la política económica de la nación. “Lo que tiene que mantenerse es lo acordado: un incremento para los trabajadores diferenciados; en su conjunto la masa salarial del Estado representa un determinado porcentaje y esperamos que ese conjunto se respete”, dijo Rosales. El funcionario recordó que Nicaragua presentó un Programa Económico Financiero y un compromiso con el FMI contemplado en el Programa de Servicios de Crecimiento y su Lucha Contra la Pobreza, que fueron respetados por el organismo internacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play