Escúchenos en línea

Presupuesto será aprobado a fines de enero, dice Castro

| 14 de Enero de 2008 a las 00:00
El coordinador de la bancada parlamentaria del Frente Ssandinista de Liberación Nacional, Edwin Castro aseguró este lunes que sería hasta finales de enero o a inicios de febrero, cuando la Asamblea Nacional apruebe finalmente el Presupuesto General de la República de este año. Castro, en declaraciones a los periodistas, indicó que en este momento se busca el consenso entre las distintas bancadas para aprobar este paquete de asignaciones de fondos, sin que se violenten los techos distribuidos a programas sociales del gobierno, como los programas Hambre Cero y Usura Cero. Profundizó en que la bancada del FSLN está de acuerdo con la posición del diputado liberal y presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento, Francisco Aguirre Sacasa, de aprobar un presupuesto responsable y para que Nicaragua se mantenga dentro de los parámetros y compromisos internacionales, como el acuerdo suscrito con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La Ley de Presupuesto General de la República para 2008, propuesta por el presidente Daniel Ortega al Parlamento en octubre pasado, entró en vigencia por ley a partir del 1 de enero, pero la legislación en vigor exige que el proyecto sea votado en el pleno del Parlamento en los tres primeros meses de este año. Los diputados del llamado Bloque Contra la Corrupción, que a su vez Ortega llama el Bloque por la “Corrupción”, amenazó desde diciembre pasado con la votación de profundos cambios al Presupuesto del mandatario, en protesta por un fallo judicial que ordenó suspender una ley que aún no terminaba su proceso de formación. Aguirre, y otros diputados, han llamado a sus colegas a la reflexión, señalando que cambiar las asignaciones como pretende el Bloque contra la dictadura puede “sacar a Nicaragua del acuerdo con el FMI”, y el país dejaría de recibir fuertes montos en donaciones, en particular de apoyo al déficit programado. Castro fue consultado también en torno a la pesada deuda interna del país, en un alto porcentaje consistente en el pago a la banca local de los Certificados Negociables de Inversión (CENI), y dijo que estaba de acuerdo en que se realice una investigación y que se castigue a los culpables. La emisión de los CENI, para garantizar los depósitos del público en cuatro bancos quebrados en forma fraudulenta, la reclasificación de las carteras de crédito de esos bancos, y la venta a precios irrisorios de los activos de esas entidades financiera, generó un escándalo que dejó 492 millones de dólares al Estado, según la Contraloría General de la República. Castro no se pronunció en torno a las demandas de distintos sectores, tanto del área política como de la sociedad civil, en que se deje de pagar esa deuda interna, aunque el Gobierno de Ortega negocia con los bancos la reducción de su monto, específicamente en la tasa de interés que se le dio a los CENI.

Descarga la aplicación

en google play en google play