Escúchenos en línea

Con refinería, Nicaragua a exportar derivados de petróleo

Radio La Primerísima. Desde Managua. | 16 de Enero de 2008 a las 00:00
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó este miércoles en Managua que Nicaragua se convertirá en una nación exportadora de derivados petroleros con la construcción de una refinería que tenga capacidad para procesar unos 150 mil barriles de petróleo diarios. Chávez intervino en una sesión de trabajo del Consejo Nacional de Planificación Económica y Social (Conpes) de Nicaragua, y se refirió a la refinería Supremo Sueño de Bolívar, que en su primer fase comenzó a construirse en territorio nicaragüense con una inversión venezolana de 4 mil 500 millones de dólares. “Nicaragua se va a convertir una nación exportadora de derivados del petróleo”, dijo, al enfatizar que una vez inaugurada la refinería este país podría vender al exterior unos 100 mil barriles diarios de gasolina y percibir ganancias por 10 millones de dólares por día. “Por eso es que no podemos seguir en Venezuela con la política vieja impuesta por el imperio”, apuntó Chávez al recordar que su país tiene ocho refinerías en Estados Unidos con capacidad para procesar más de 2 millones de barriles de petróleo diarios, lo que “es un negocio ventajoso no para nosotros sino para ellos”. Sobre la zona en la que será construido el complejo de la refinería, Chávez señaló que es un sitio estratégico por su cercanía al océano Pacífico. “Será una refinería que va a ser estratégica, porque va a estar hacia el Pacífico” dijo. Sobre la inversión venezolana en la construcción de la planta, Chávez aseguró que la misma se realiza sin ningún interés que no sea la construcción de los proyectos integracionistas de los próceres Augusto C. Sandino, de Nicaragua, y del venezolano Simón Bolívar. “La única condición es que hagamos realidad, de manera conjunta, la patria grande de Sandino y la patria grande de Bolívar”, expresó. Chávez indicó que la primera vez que visitó Nicaragua fue durante el gobierno del ex presidente Arnoldo Alemán, con quien inauguró un tramo de la carretera hacia el Caribe Norte, y este miércoles instó a que funcionarios de su país y del gobierno de su homólogo Daniel Ortega agilicen los trámites para que Venezuela concluya el Proyecto pues “Nicaragua tiene que tener una salida al Atlántico, al Caribe”. También anunció la llegada la próxima semana de nuevos equipos generadores de electricidad a Nicaragua, en el contexto de la cooperación que practican las naciones del ALBA, plantas con capacidad de generar 60 megavatios. Recordó que en Nicaragua ya se encuentran instalados generadores que producen 60 megavatios, por lo que con la instalación de los nuevos se completarán unos 120 megavatios, con el objetivo de cubrir el déficit energético al que se enfrenta la nación centroamericana. Precisó que estos generadores, fabricados en Cuba, funcionan con combustible fuel oil que es suministrado por Venezuela. Resaltó que “hace unos años el presidente cubano, Fidel Castro, y yo comenzamos la revolución energética y comenzamos a tomar medidas, a apartar recursos y adquirir estos equipos de generación de energía eléctrica”. Chávez detalló que estos equipos sirven para asegurar el suministro eléctrico para hospitales y centros de preservación de alimentos, lo cual calificó como parte del sistema de revolución energética, al que se sumó Nicaragua al incorporarse al Alba. Por su parte, el ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, indicó que en este año 2008 llegarán a Nicaragua otros equipos que generarán unos 120 megavatios adicionales, para llegar así a la cifra total de 240 megavatios. Chávez aprovechó la oportunidad para proponer la colaboración de Venezuela con Nicaragua en materia energética, al tiempo que destacó la importancia de la firma de acuerdos entre ambas naciones. “Todos los recursos energéticos que necesita Nicaragua para todo este siglo están en Venezuela, los ponemos a disposición, de ahí la importancia de que mantengamos el paso en la firma de acuerdos energéticos”, dijo Chávez. “La ilusión de la paz imperial, de la paz americana, el consenso de Washington, se vino abajo, y tenemos un gran desorden mundial, y es bueno, porque sólo de los grandes desórdenes surgirá un mundo nuevo”, advirtió Chávez. De ahí –dijo- la importancia de la unión: estamos llamados a convertir el Caribe, Centroamérica y Suramérica en una verdadera potencia mundial. Señaló que “divididos estamos condenados a la dependencia... No dejemos pasar la oportunidad, no se va a repetir en siglos esta oportunidad de orientarnos hacia un mundo distinto”. Chávez ofreció a los empresarios nicaragüenses que su país comprará parte de su producción agropecuaria en el marco del ALBA. Apuntó que Venezuela realizó el año pasado importaciones multimillonarias a sus vecinos Colombia y Brasil, la mayor parte de ellas en productos agropecuarios. El mandatario venezolano insistió en la necesidad de instalar en Nicaragua una planta productora de fertilizantes, en sociedad con empresarios de este país, lo mismo que la factibilidad de la construcción de ferrocarriles, que unan la zona del Pacífico con el Caribe. Chávez y Ortega coincidieron en crear la Liga de Beisbol de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba), la cual servirá como una escuela de formación de atletas de este popular deporte.

Descarga la aplicación

en google play en google play