Escúchenos en línea

Últimos toque al consenso en reforma a ley de Amparo

Radio La Primerísima. Desde Managua. | 18 de Enero de 2008 a las 00:00
Diputados del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y del llamado Bloque Contra la Dictadura trabajan en la búsqueda del consenso en torno a la reforma de la Ley de Amparo, con lo que se pondría fin a la crisis política que el bloque creó a finales de noviembre y que todavía mantienen, informaron este viernes fuentes legislativas. El consenso se abrió la noche de este jueves, cuando el presidente de la Comisión de Justicia del Parlamento, José Bernard Pallais, anunció que el coordinador de la bancada del FSLN, Edwin Castro, aceptó discutir una contra-propuesta del proyecto de reforma a la Ley de Amparo, planteada por éste. La contra-propuesta, redactada por el bloque consiste en dejar claro en la Ley de Amparo, que no existe “control previo” a las leyes, es decir que un tribunal de alzada de ha lugar a un recurso de amparo en contra de una ley, mientras ésta no haya concluido todo el proceso completo hasta su promulgación. “La iniciativa, presentada al FSLN, establece que las leyes, decretos, actos o resoluciones (de la Asamblea Nacional) no pueden ser recurridas antes de su publicación por ningún tipo de recurso, ordinario o extraordinario” dijo Pallais. Inicialmente, el FSLN había propuesto que no cabía el control previo o recurso de amparo en contra del proceso de formación de una ley, pero le dejaba ese recurso a los presidentes de cualquiera de los cuatro poderes del Estado, para aquellos casos en que sintieran que una ley en aprobación restara algunas de sus facultades constitucionales. Pallais, antes de entrar a la reunión con Castro este viernes, reafirmó que si se logra el consenso con el FSLN sobre la reforma de la Ley de Amparo, la crisis política queda “destrabada” y el Legislativo recobra su actividad normal. La propuesta planteada al FSLN contempla además la creación de un Tribunal Constitucional, que asumiría las funciones de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y que evacuaría los recursos por inconstitucionalidad en un plazo de 30 días. Si no se pronuncia, la ley entra en vigencia de inmediato. Pallais admitió que la reforma a la Ley de Amparo requiere de voto calificado, 56 diputados por ser de rango constitucional, y la creación de ese Tribunal Constitucional, implica una reforma a la Carta Magna, por lo que en la contra-propuesta sólo se resalta “la necesidad” de crearla “cuanto antes”. “El recurso por conflicto de competencia constitucional entre poderes del Estado, procederá en el caso de conflictos entre los cuatro poderes del Estado (Legislativo, Judicial, Ejecutivo y Electoral), cuando un Poder por cualquier medio invada las competencias o atribuciones constitucionales consignadas en forma expresa a favor de otro Poder”, dice la iniciativa. El Tribunal Constitucional sería integrado igual que la Sala Constitucional, y sus resoluciones pasarían a “corte plena”, que sesionaría con 12 de los 16 jueces supremos, en una variante a la ley actual que ordena quórum con sólo 9 de los 16 magistrados. Además, la contra-propuesta señala que en los casos en que la Corte Suprema de Justicia sea parte del conflicto, se acreditará a los conjueces para conocer y resolver el caso, mientras no esté creado el Tribunal Constitucional, con el fin de evitar problemas pasados, como cuando se ausentan los magistrados propietarios. La junta directiva de la Asamblea Nacional está a la espera del consenso sobre la reforma a la Ley de Amparo, para incorporarla a la orden del día del próximo lunes y entre a discusión y votación, con lo que se cerraría el capítulo o crisis política, que envolvió a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Descarga la aplicación

en google play en google play