Escúchenos en línea

Médicos sandinistas van a atender en las montañas

Radio La Primerísima. Desde Managua. | 19 de Enero de 2008 a las 00:00
Por segunda ocasión la Brigada Médica Sandinista “Carlos Marx” partió este viernes a El Cúa-Bocay, departamento de Jinotega, a brindar atención integral a la población campesina de esa zona, en medicina general, odontología, ginecología, dermatología y la realización de exámenes de laboratorio. El doctor Alfredo Borge, director del Hospital “Alemán-Nicaragüense” y coordinador de la Brigada informó que se realizarán alrededor de 49 cirugías tanto ginecológicas y generales, como laparoscópicas y unos 100 ultrasonidos, entregarán medicamentos, así como ropa y juguetes. La Brigada médica permanecerá este fin de semana en El Cúa-Bocay, fronterizo con Honduras, coordinándose con la directora del SILAIS-Jinotega, doctora Ana Cely Martínez, que con el personal de Salud se unirán a esta jornada apoyando con máquinas de anestesia, un camión móvil médico para realizar exámenes de laboratorio y atención odontológica. En el Cúa-Bocay, las principales enfermedades que generalmente afectan a los campesinos son: lepra de montaña o leshmaniasis, infecciones respiratorias agudas y diarrea.

Médicos cubanos capacitan en especialidades

Este viernes concluyó un curso especializado, impartido por especialistas cubanos en el hospital-escuela Antonio Lenín Fonseca, en técnicas de cirugías laparascópicas y endoscópicas, capacitación que en forma solidaria brindaron al personal de salud nicaragüense. El ministro de salud, Guillermo González, agradeció la solidaridad del pueblo y gobierno de Cuba y dijo que esta especialización es parte de la inversión del Estado nicaragüense para mejorar de la calidad de atención en los centros hospitalarios de todo el país. González agregó que esa capacitación debe multiplicarse en todos los sistemas de Salud. “Esta vez estamos hablando de una especialidad, y el hospital Lenín Fonseca será parte del esfuerzo de formación de otros recursos de enfermería, técnicos quirúrgicos, técnicos de anestesia, que permitan que el servicio público vuelva a estar a la altura de las expectativas de la población”. Explicó que la cirugía laparoscópica no solo va a mejorar el desarrollo del sistema de la salud, sino que permitirá humanizar los servicios, “por eso consideramos que este curso va a ser un eslabón dentro de la idea que tenemos como gobierno de llevar la salud a todos la población, llevándola lo más cerca a su hogar, a su visión social y cultural, a sus necesidades personales, familiares y comunitarias”. El doctor Arnulfo Fernández, uno de los médicos cubanos que impartió el curso, manifestó su satisfacción de estar en Nicaragua, poder asistir al curso y a la jornada que se llevó a cabo en el Hospital. Expresó que el proyecto de intercambio de las dos instituciones universitarias de salud se inició el año pasado. Es una oportunidad especial para nosotros, saber que se pudieron realizar tantos procedimientos con la participación muy nutrida de profesionales de todo el país, nos hicieron sentir como que estábamos en casa”, señaló. Por su parte el doctor Melvin Agurcia, director del centro hospitalario informó que las cirugías, realizadas con torres laparoscópicas fueron totalmente gratis y se hicieron más de 50 de ellas. Este año se espera elevar a 12,000 las operaciones en el Hospital Alemán-Nicaragüense, ya que en el 2007, sin esta técnica, apenas se hicieron 600. Agregó que “los médicos (de los departamentos del interior del país) que fueron capacitados aprovecharon el tiempo, y ahora los pacientes no tendrán que viajar hasta Managua, para poder realizarse una cirugía de este tipo, ya que otros Hospitales contarán con esta técnica avanzada”, señaló. La cirugía laparoscópica es un procedimiento que se hace al paciente sin tener que realizar heridas de gran tamaño. Los pacientes solamente permanecen ocho horas en el Hospital y guardan reposo en su casa.

Taiwán inicia proyectos en el sector salud

La Embajada de Taiwán comenzó a hacer efectivos varios proyectos que favorecerán la salud de los nicaragüenses, al hacer entrega este jueves de equipos médicos al Ministerio de Salud, entre ellos, un mamógrafo con su impresora de identidad, un procesador de placa de Rayos X y dos sistemas de Rayos X Dental. El embajador de Taiwán, Chi Mu Wu, al entregar los equipos destacó la prioridad que Nicaragua da a la Salud, a los sectores empobrecidos y la ardua labor del MINSA para satisfacer la demanda de la población, que coadyuva al cumplimiento de las metas de la Organización Mundial de la Salud que es salud para todos. “Esto es el comienzo para el futuro, porque tenemos proyectos aprobados por ambos gobiernos”, afirmó. El ministro de Salud, Guillermo González agradeció la donación y afirmó que “es muy reconfortante iniciar un año con amigos, con pueblos que están dispuestos a apoyar el esfuerzo que nuestro Gobierno viene haciendo para hacer de la salud un derecho en nuestro país”. Añadió que desde el año pasado conversan con la Embajada de Taiwán sobre aspectos de cooperación para que pueda aportar no solamente los recursos materiales sino también la experiencia “sobre todo el de Taiwán para hacer que su un sistema de salud efecto responda a su población y que coincide con nuestra visión de que la salud sea un derecho, que sea efectiva a través de servicios de alta calidad y que respondan a las expectativas de la población”. El mamógrafo donado por Taiwán respaldará las acciones en la lucha contra la mortalidad materna y la atención integral a la mujer, se instalará en el Hospital de Estelí. Los equipos de radiología que serán utilizados en el área dental del hospital “Roberto Calderón”, para reforzar la especialidad maxilo-facial, otra unidad estará en el Policlínico “Silvio Ferrufino, para dar una mayor cobertura a la población capitalina.

Descarga la aplicación

en google play en google play