Escúchenos en línea

Rosario rechaza campaña por viajes de trabajo con su familia

Radio La Primerísima. Desde Managua. | 25 de Enero de 2008 a las 00:00
La primera dama del país, Rosario Murillo, afirmó que la prensa de derecha ha emprendido una “campaña con mucha saña” en torno a los viajes que realizan miembros de su familia con ella y el presidente Daniel Ortega en giras oficiales, las que aseguró “no son una carga (económica) para nadie”. Desde el pasado fin de semana, medios de la derecha comenzaron a criticar el viaje de Ortega a la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, a la que viajo con Murillo, parte de sus hijos y nietos, así como novios de sus hijas, en un lujoso avión privado, que incluso aseguran ha usado en otras ocasiones. La campaña giró en torno a conocer si Ortega paga el alquiler de ese aparato aéreo, de altísimo coste, con recursos provenientes del Presupuesto General de La República, lo que no está contemplado en la ley. Pero el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, así como la Secretaría de la Presidencia, informaron a la Contraloría General de la República que “ni un solo Córdoba (moneda oficial) ha salido del Presupuesto para financiar los viajes del presidente (Ortega), ni los viáticos para gastos en esas misiones oficiales”. Ambas entidades explicaron que el alquiler el jet privado en que se desplazó el mandatario a Chile “lo pagó un gobierno amigo”, sin identificar el Estado. Murillo fue abordada por el oficialista Canal 4 al filo de la medianoche de este jueves, poco antes de emprender el vuelo que llevaría a Caracas a Ortega y a su comitiva, para participar en la Cumbre de los presidentes que integran la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA. La también Secretaria de Comunicación y Ciudadanía estaba en la escalinata de un avión de la Fuerza Aérea de Venezuela, en la que viajó con Ortega a Caracas a la Cumbre del ALBA, enviado por el presidente Hugo Chávez, y de nuevo el canal oficial mostró a miembros de la familia Ortega-Murillo en el aparato. Murillo explicó que “nosotros vamos en cada uno de estos viajes a trabajar, y a trabajar duramente para aportar a este proceso de desarrollo que queremos que en Nicaragua se dé, con la participación de todos, además en el marco del poder ciudadano, vamos a trabajar siempre cuidando de tener hasta la última reunión, el último encuentro posible, que signifique beneficio para nuestro pueblo”. “Éste es un avión de la Fuerza Aérea venezolana, enviado por el presidente Chávez para trasladar a nuestro presidente y a su comitiva, a Caracas, para participar en esos encuentros (del ALBA) de suma importancia, los encuentros del ALBA en los que estamos labrando el amanecer de los pueblos”, apuntó. “Se ha manejado en la prensa de la derecha una campaña con mucha saña, por la presencia de los hijos nuestros en las delegaciones cuando viajamos”, indicó. Manifestó que en esos viajes “cada uno de ellos (sus hijos), cumple una función de trabajo, y queremos que quede claro para el pueblo de Nicaragua: por un lado que no representan ningún gasto para el pueblo, para el gobierno”. Agregó que “se sabe que los hijos nuestros están trabajando en la (coordinación de) comunicación, en la radio, la televisión y además en trabajo ejecutivo y operativo en apoyo de la tareas de la Presidencia”. “Cuando participan en estas misiones es porque tienen un trabajo que cumplir, y más bien representan aportes a este proceso, no son una carga para nadie, mucho menos para la familia nicaragüense”, señaló la poeta Rosario Murillo.

Descarga la aplicación

en google play en google play