Escúchenos en línea

Inspeccionan gasolineras y detectan que no dan lo que cobran

Radio La Primerísima. Desde Managua. | 29 de Enero de 2008 a las 00:00
Aplausos cosechó este martes de parte de la ciudadanía el ente regulador del sector energético, el Instituto Nicaragüense de Energía, al dignarse cumplir con la Ley, y ordenar la inspección a las estaciones de servicio o gasolineras, para detectar si entregan la cantidad de combustible que cobran a los usuarios. Varios inspectores del INE se desplazaron “sorpresivamente” este martes en algunas gasolineras de la capital, para comprobar la calibración en cada una de los “surtidores” o mangueras de las bombas y verificar si éstas depositan en los tanques de los automóviles, la cantidad de combustible que el cliente paga. Según uno de los inspectores, David Lara, el INE ha definido “un rango”, o una especie de banda entre los mililitros de más o de menos que debe entregar cada surtidor, y cuando (como ocurre por lo general, como de costumbre) el equipo ha sido descalibrado, se detecta que entregan menos combustible. "Eso es lo que nosotros como ente regulador queremos, que las estaciones de servicio de combustible y gas licuado sirvan lo que el consumidor paga por ese producto", expresó Lara. "Recordemos que la ley nos obliga a cerrar (una gasolinera) cuando hay una descalibración del surtidor, ya sea más o menos, esos son problemas que con los técnicos estamos revisando", dijo Lara. Según el funcionario, de acuerdo con la ley, cuando detectan por primera vez que un equipo ha sido descalibrado, se le notifica una amonestación escrita al concesionario de la gasolinera, pero si reincide se hace merecedor de una sanción, la que puede llegar al cierre temporal de su negocio. Lara dijo que al menos 10 gasolineras de diferentes compañías petroleras que operan en Nicaragua han sido cerradas temporalmente por las autoridades en los últimos tres meses por no entregar al cliente la cantidad de combustible por el que paga. El cierre de estas estaciones de servicio es parte de las regulaciones que INE inició el año pasado para asegurarse que la medida y calidad del combustible y gas licuado que se vende al consumidor sea exacto. En las inspecciones realizadas estuvo presente el representante del Instituto Nicaragüense de Defensa de los Consumidores (INDEC), quien aprobó las medidas y a la vez solicitó se apliquen multas a las gasolineras reincidentes. Al conocer de las inspecciones del INE a las gasolineras, conductores de todo el país llamaban a los medios de comunicación solicitando la presencia de esos funcionarios en las estaciones de servicio donde se abastecen, denunciando su sospecha de que le entregan menos combustible por su plata. De acuerdo con esos ciudadanos, "una mínima descalibración de la gasolinera, representa miles de galones para el dueño de la gasolinera, y de ahí salen las grandes mansiones y autos lujosos de un día para otro". De la misma forma, las amas de casa exigen que el INE inspecciones también a las empresas que distribuyen gas licuado, que tampoco entregan el peso exacto de las bombonas de 10, 25 y 100 libras.

Descarga la aplicación

en google play en google play