Escúchenos en línea

Aplican alza en medicinas, farmacias exigen regulación

Radio La Primerísima. Desde Managua. | 2 de Febrero de 2008 a las 00:00
Gran parte de las farmacias de Managua comenzaron este sábado a aplicar un incremento entre el 10 y el 15 por ciento al precio de los medicamentos, luego de que se expandió la versión en un diario local de que el alza sería efectiva, y contaría con la autorización gubernamental. El presidente de la Asociación de Farmacias Unidas de Nicaragua, AFUN, Alberto Lacayo, confirmó este sábado a los periodistas, que muchos de esos establecimientos comenzaron a aumentar los precios, pese a que el alza aún no ha sido oficializada por el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio. Explicó que el alza de precios se convirtió en una realidad en Managua y resto del país, pese a que no existió una comunicación oficial del MIFIC ni de las distribuidoras de medicamentos. Lacayo señaló que los representantes de laboratorios extranjeros y la mayoría de los distribuidores de productos farmacéuticos, son los que han presionado al MIFIC por un incremento de precio en las medicinas, bajo el alegato de cubrir el deslizamiento de la moneda, cuya tasa anual es del 5 por ciento. El presidente de AFUN denunció lo que denominó “arribismo” de los grandes distribuidores e importadores de productos farmacéuticos, que continuamente exigen al Gobierno reajustar los precios, perjudicando a las farmacias, porque la demanda de la población pobre disminuye. Lacayo exigió a las autoridades del MIFIC que toen en cuenta a la AFUN en las negociaciones con los distribuidores y los importadores, “para buscar una solución definitiva” al problema de los deslizamientos de la moneda, aducidos por los grandes empresarios. Demandó también la participación de su organización en las negociaciones con la finalidad de abordar con el MIFIC “la definición real de los precios de las medicinas”, porque en la práctica los importadores y distribuidores se dejan una gran “tajada” de ganancias, a costa del pueblo. Lacayo señaló que los importadores y distribuidores de medicamentos tienen establecimientos en las zonas residenciales, donde hacen descuentos de hasta el 50 por ciento en los productos, haciéndole competencia desleal a las farmacias, que no gozan de los precios preferenciales que las de esos lugares de lujo. El dirigente de AFUN no ocultó su malestar porque el MIFIC no convoca a su asociación cuando con las distribuidoras e importadoras fija los precios de los medicamentos, dejándoles a éstos un amplio margen de ganancias y limitando, además de regular, el trabajo de las farmacias.

Descarga la aplicación

en google play en google play