Escúchenos en línea

Santo Domingo llega a Managua con mucha calma y tranquilidad

Managua. Radio La Primerísima | 1 de Agosto de 2018 a las 14:51
Santo Domingo llega a Managua con mucha calma y tranquilidad

La imagen Santo Domingo de Guzmán, llegó este martes 1 de agosto a la capital con mucha calma y paz, cargada en hombros de los miles de fieles devotos que lo acompañaron desde su santuario en Las Sierritas.

La bajada del santo patrono de los capitalinos se efectuó en medio de oración y silencio, debido a la situación del país y por respeto a las familias que guardan luto por los muertos.

En el largo recorrido la Policía Nacional no reporta mayores incidentes.

"Iniciamos estas fiestas en un ambiente de espiritualidad, austeridad y oración. Todos somos conscientes de la realidad que vive nuestro país, imploremos por nuestra patria", dijo el cardenal Leopoldo Brenes al iniciar la celebración.

“Hemos querido fortalecer nuestra fe en un momento difícil, de contradicciones, confrontaciones, dolor y muerte de tantos nicaragüenses. Es en estos momentos que necesitamos una palabra y un abrazo de esperanza”, expresó Brenes, quien destacó que este año el lema de las fiestas patronales de Managua será: “Con Santo Domingo peregrinamos con esperanza”.

Mientras tanto, el padre Boanerges Carballo, de Las Sierritas, explicó que esta vez hacen hincapié en el tema de la oración y peregrinar con devoción.

“Santo Domingo se caracteriza por la algarabía, pero en esta ocasión les estamos pidiendo que viendo la tristeza de nuestra gente vayamos con un espíritu de más piedad y devoción”, comentó.

La mayordomía de las fiestas patronales de Managua, que se realizan del 1 al 10 de agosto, este año está a cargo de los párrocos Boanerges Carballo, de Las Sierritas, y Juan José Nolazco, de la parroquia Santo Domingo en la capital.

Mientras tanto, en horas de la noche del martes, una réplica de Santo Domingo de Lisímaco Chávez salió a las calles del barrio San Judas.

Desde la casa del torólogo Lisímaco Chávez (q.e.p.d) su familia que heredó la tradición, hizo un recorrido para llegar hasta el cementerio donde están los restos del tradicionalista. Ahí los cargadores bailaron junto a la imagen.

"Esta es una muestra de agradecimiento por parte de sus nietos que seguimos esta tradición, le agradecemos a él que nos haya inculcado estas tradiciones y nosotros vamos a seguir esta tradición y nuestros hijos nos seguirán", expresó Franklin Chávez, nieto de Lisímaco.

"El pueblo está siguiendo esta procesión para que Nicaragua vuelva a tener amor, paz y mañana le pediremos a Santo Domingo que traiga la paz a Nicaragua", agregó.


Descarga la aplicación

en google play en google play