Escúchenos en línea

Canciller Caldera descarta endurecer medidas contra Costa Rica ante vigencia de ley migratoria

ACAN-EFE. Desde Managua. | 15 de Agosto de 2006 a las 00:00
El Gobierno de Nicaragua descartó este lunes endurecer medidas contra los costarricenses en respuesta a la nueva ley migratoria de Costa Rica que entró en vigencia desde el sábado pasado y afecta a miles de inmigrantes nicaragüenses. El canciller de Nicaragua, Norman Caldera, dijo a un canal de la televisión local que no tomarán "acciones de hecho", porque pueden provocar efectos "contraproducentes" que afecte a los nicaragüenses que residen en Costa Rica. "Un nacionalismo exacerbado lo que hace es levantar ánimos en los dos lados", advirtió el diplomático. Rechazó, como proponen grupos de la sociedad civil, cerrar las fronteras a los productos costarricenses, porque Nicaragua también saca sus productos por Puerto Limón, Costa Rica, o pasan por ese territorio cuando los tienen que llevar hasta el Canal de Panamá. Agregó que tampoco se puede prohibir la compra de los productos costarricenses, porque Nicaragua también vende sus productos a ese país. Caldera reafirmó, además, que cuando se toman "acciones de hecho" contra Costa Rica se ha demostrado que luego, en ese país, se toman medidas perjudiciales contra los inmigrantes nicaragüenses. El diplomático nicaragüense pidió a sus compatriotas "tener un poquito de visión" y paciencia y recordó que el gobierno de Costa Rica prometió no aplicar a los inmigrantes nicaragüenses esa nueva ley ni que los deportarán masivamente. La nueva ley migratoria, aprobada el 27 de octubre pasado por el anterior Congreso costarricense, es considerada "represiva" por la Iglesia Católica, el Gobierno y organizaciones de derechos humanos, pues consideran que atenta contra los derechos de los inmigrantes. La nueva ley castiga con cárcel de dos a seis años el tráfico ilegal de personas y aplica la misma pena a quien oculte o encubra a extranjeros sin papeles en ese país. En Costa Rica, según distintas fuentes, residen entre 300.000 y 800.000 nicaragüenses, muchos de los cuales cruzaron la frontera de manera ilegal en busca de un empleo.

Descarga la aplicación

en google play en google play