Escúchenos en línea

Dice Humberto que su propuesta de concertación es para «integrar» al país

Radio La Primerísima. Desde Managua. | 7 de Febrero de 2008 a las 00:00
El general en retiro, Humberto Ortega Saavedra, explicó este jueves que su propuesta de convocar a un proceso de “concertación” nacional, tiene como fin “integrar” a la sociedad nicaragüense de cara a objetivos comunes, para sacar adelante al país y enfrentar unidos los retos del desarrollo y la democracia. Ortega Saavedra compareció este jueves en un canal de la televisión, en el que señaló que su planteamiento de concertación parte de que los nicaragüenses debemos convencernos que tenemos posiciones distintas cuando enfocamos la realidad que vive el país, y la necesidad de unir criterios sobre la estrategia de la nación de cara a los desafíos del futuro. Aseguró que lanzó públicamente su propuesta de concertación entre todas las fuerzas vivas de la nación, “sin consultarle” a su hermano, el presidente Daniel Ortega, con quien -reveló- se reúne continuamente en privado “sin nadie más”, y abordan “la situación general” que vive Nicaragua. De acuerdo con el militar sandinista en retiro, sostiene “una relación especial” con su hermano Daniel, quien no le pide consejos u orientaciones en la forma en como gobernar al país, ni él se los da, ni se los ofrece. Señaló que la situación de Nicaragua requiere, a su juicio, de la concertación nacional porque a pesar de que se habla de integración centroamericana, de la integración del Caribe, de la integración latinoamericana, a lo interno persiste la desunión en las diversas esferas de la sociedad. “Los sandinistas no están integrados, ni los liberales, ni los conservadores”, dijo Ortega Saavedra, al señalar las divisiones internas existentes en las distintas disensiones en las cúpulas políticas.

«Un mejor gobierno» y profundizar los logros que se alcanzan

El ex jefe del Ejército apuntó que la convocatoria a la concertación la tendría que hacer el presidente Ortega, y una vez formulada, que los distintos sectores, políticos, económicos y sociales, determinen los temas a poner en la “agenda mínima”, y remarcó que el objetivo es atraer la inversión, promover el empleo y coadyuvar a “un mejor gobierno”, mejorando lo alcanzado por el actual. Ortega Saavedra insistió en que esa concertación fortalezca la institucionalidad en el país, para ampliar el desarrollo de la democracia y sus beneficios, puesto que la imagen proyectada en el exterior “es que aquí nos estamos matando” por asuntos que se pueden resolver en una mesa de diálogo. Dijo que una reelección presidencial, que la derecha dice ser una aspiración del presidente Ortega, “no es lo más importante”, pero si todos los actores de esta eventual concertación se ponen de acuerdo, hay que ponerla en agenda.

«Este FSLN no es el mismo FSLN de antes»

El ex Comandante de la Revolución Sandinista coincidió con el criterio de que el Frente Sandinista que lidera su hermano Daniel “no es el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de antes”, es decir de la estructura política y militara que luchó contra la dictadura de Anastasio Somoza Debayle. Ortega Saavedra no ahondó en diferencias el FSLN de ahora y el FSLN de los años anteriores, puesto que el primero es producto de la salida de muchos de sus “cuadros” históricos, que actualmente militan en el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), en el Movimiento de Rescate del Sandinismo (MRDS) o están entre los que se autodenominan “independientes”. Recordó que su propuesta pública de llamar a una concertación nacional no es nueva, y señaló que en 2006 igualmente a través de una carta al ex presidente Enrique Bolaños, le solicitó convocar a ese diálogo nacional después de las elecciones nacionales de noviembre, porque los comicios iban a dejar herido el tejido social del país, “por la polarización (política)”. Humberto Ortega ratificó que el FSLN no tuvo “nada que ver” con el asesinato del director de La Prensa, doctor Pedro Joaquín Chamorro, hace 30 años, pese a que en ese entonces el FSLN estaba dividido en tres tendencias, rechazando la malévola versión de la derecha de que su muerte “le beneficiaba” para su lucha político-militar. Destacó que ninguno de los dirigentes de las tres tendencias de entonces, del FSLN, pudo dar la orden de asesinar a Chamorro Cardenal, “por principios”, ya que la formación sandinista no implica medida extremas como esa, y además se buscaban aproximaciones con el mártir, incluso una programada reunión en México con él, la que nunca se pudo realizar por el crimen.

Políticos respaldan convocatoria a concertación

El planteamiento de Ortega Saavedra a convocar a una concertación recibió este miércoles un amplio apoyo de diversos sectores políticos, refleja este jueves la prensa local. El secretario nacional del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Francisco Aguirre Sacasa, afirmó que la propuesta del general Ortega es acertada porque el país tiene “un sistema político y una economía muy frágiles. A juicio de Aguirre Sacasa, el país “no puede ser manejado a base de golpes, insultos ni de retórica apasionada”, y recordó que desde diciembre pasado él propuso un acuerdo de gobernabilidad nacional al presidente Ortega. El cardenal Miguel Obando, presidente de la Comisión de Reconciliación del Gobierno, dijo que “todos hemos estado en esta línea (de buscar un consenso nacional), que hay que buscar la manera de que los nicaragüenses podamos trabajar por el pueblo”. Obando señaló que “deberíamos unir esfuerzos para sacar al pueblo adelante. No sólo el gobierno, sino la iniciativa privada y los que podamos en la medida de nuestras posibilidades”.

Unos exigen «cuotas de poder», otros agenda social

La dirigente del MRS, Dora María Téllez, propuso una concertación nacional para erradicar el hambre, otra para convertir las remesas en inversión para el desarrollo, una más a favor de los migrantes nicaragüenses y otra sobre la carestía de la vida. Para el ideólogo de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Eliseo Núñez Morales, es necesaria una concertación nacional, pero “en la que el FSLN ceda espacios de poder, sobre todo los que concentra en el Poder Judicial”. La directora del Movimiento por Nicaragua (MpN), Violeta Granera, dijo que la propuesta del general Ortega coincide con la Agenda Básica de Nación que ese organismo ha formulado, por lo que están a la espera de que se abra un diálogo nacional. Por su parte, Georgina Muñoz, enlace nacional de la Coordinadora Civil, dio la bienvenida a la convocatoria, de la que a su juicio debe surgir una Estrategia de Desarrollo Integral de Nación. El diputado del PLC, Wilfredo Navarro, afirmó que la propuesta es positiva, pero señaló que el obstáculo para un entendimiento nacional lo ha puesto el mismo presidente Ortega. La presidenta del Partido Conservador (PC), Azalia Avilés, dijo que su partido estaría dispuesto a sentarse en una concertación inmediata, siempre y cuando beneficie a los nicaragüenses y agilice la solución de temas como el salario de los sectores públicos o los altos precios de los alimentos.

Descarga la aplicación

en google play en google play