Escúchenos en línea

Honduras no quiere «clavos» con pleito de nicas y colombianos

Managua. Agencia ACAN–EFE. | 11 de Febrero de 2008 a las 00:00
El canciller de Honduras, Edmundo Orellana, dijo el martes en esta capital, que el litigio entre Bogotá y Managua por sus límites en el mar Caribe es un asunto "exclusivo" de Nicaragua, que este país deberá tratar de forma "unilateral". "Este (diferendo Bogotá-Managua) es un tema que tendrá que atenderlo el Gobierno de Nicaragua unilateralmente", señaló en rueda de prensa el jefe de la diplomacia hondureña, en el edificio de la Vicepresidencia de Nicaragua, durante una "visita de cortesía". El canciller hondureño, quien estuvo flanqueado por el vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, y su homólogo nicaragüense, Samuel Santos, insistió que ese litigio "es un tema exclusivamente del Gobierno de Nicaragua". Luego, ante la insistencia de periodistas sobre el asunto, Orellana indicó que pedirá mayor información al canciller nicaragüense sobre este diferendo. Justificó no conocer ese conflicto a profundidad porque solamente tiene 10 días de haber asumido su cargo y que antes se desempeñó en el cargo de ministro de Gobernación que se dedica a asuntos internos de Honduras. "Precisamente esa es parte de mi visita: establecer contactos, tener más información sobre diferentes temas para formarnos una idea más clara de lo que estamos deseando en Centroamérica", agregó el titular de Exteriores hondureño. Nicaragua espera contar con el respaldo del resto de países de Centroamérica en el litigio con Colombia. "Espero que el resto de Centroamérica, y estoy seguro que así será, apoye a mi país, porque el expansionismo de Colombia puede comenzar con Nicaragua, pero deben estar seguros que después continuará con el resto de la región, y como hermanos que somos debemos de cuidarnos los unos a los otros", dijo el canciller Santos el sábado pasado. Afinan sus límites fronterizos en el mar Caribe En cambio, ambos cancilleres abordaron exhaustivamente la manera de cómo delimitar los límites fronterizos entre Honduras y Nicaragua en el mar Caribe, en base a una sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya. El 8 de octubre pasado, el máximo tribunal de las Naciones Unidas otorgó a Honduras la soberanía de cuatro islas en el mar Caribe sobre las que mantenía un litigio con Nicaragua, pero rechazó su reclamación sobre la frontera marítima entre los dos países, que se localizaba en el paralelo 15 y trazó una nueva línea divisoria. La CIJ estableció como nueva frontera una línea bisectriz entre las costas de los dos países y respeta las aguas de las islas bajo soberanía hondureña: Bobel, Savanna, Port Royal y Sur. El canciller nicaragüense dijo que la CIJ ya "estableció el trazado de esos puntos geodésicos" para ambas naciones. Ahora "lo que cuenta es que entre nosotros (Honduras y Nicaragua) terminemos de afinar y vayamos localizando esos puntos específicos en el mar", sostuvo. "En efecto, nosotros estamos trabajando en ese sentido con la Cancillería nicaragüense", confirmó, por su lado, el canciller hondureño. Orellana destacó que ambas naciones acogieron "como hermanos que somos, como centroamericanos", ese fallo de la CIJ, y ahora buscan fijar "esos puntos (limítrofes) que ya están establecidos en la sentencia". En otro tema, ambos funcionarios reafirmaron los lazos de amistad que unen a esos dos países vecinos centroamericanos. "Nosotros vemos la gran nación centroamericana como uno de los objetivos fundamentales de todo centroamericano y por eso nuestra presencia aquí (Managua) es para reiterar al pueblo de Nicaragua que Honduras es solidaria con Centroamérica, con Nicaragua y somos una sola nación", subrayó Orellana. Agregó que ambos países tienen propósitos comunes como la integración centroamericana, "porque entendemos que Centroamérica será más fuerte en la medida en que fortalezcamos el sistema de integración". Mientras, el vicepresidente nicaragüense, Jaime Morales Carazo, calificó las relaciones con Honduras como "muy estrechas", fraternas y destacó los nexos históricos y familiares y de múltiples naturalezas. La visita de Orellana a Nicaragua es el segundo viaje oficial que realiza a otro país desde que tomó posesión de su cargo el pasado 1 de febrero. La primera fue a República Dominicana. El canciller de Honduras además de reunirse con el vicepresidente y el canciller nicaragüense, se entrevistó con los magistrados de la Corte Centroamericana de Justicia, con sede en Managua.

Descarga la aplicación

en google play en google play