Escúchenos en línea

Orlando Núñez: cambia el sistema político, económico y social

Managua. Informe Pastrán. | 12 de Febrero de 2008 a las 00:00
Orlando Núñez Soto, asesor presidencial y principal inspirador del Programa Hambre Cero, es del criterio que el sistema político, económico y social en Nicaragua ha comenzado a cambiar. En una entrevista que publica el semanario "7 Días", Núñez asegura que "el 2007 sirvió para reordenar la sociedad nicaragüense que estaba desordenada porque está sumida en la crisis del fracaso del neoliberalismo" y considera que "el gran capital está en su postrimería porque ya no puede tener rentabilidad y echa mano al Estado, a la cosa pública, empieza a privatizar los cementerios, las calles, las carreteras, los hospitales, el agua potable, y en algunos países hasta las cárceles". Valoró como grandes logros del gobierno sandinista el hecho que la gente empieza a perder el miedo, y otro logro es el giro del neoliberalismo a un Gobierno que orienta a la sociedad hacia los pobres. "El tercer logro es recuperar la soberanía de Nicaragua. Eso implica muchas cosas pero una de las primeras es que el Estado recupere el liderazgo en la sociedad", dijo Núñez. Observó que "aquí el sector privado no está preparado para el despegue económico ni para la soberanía nacional, apenas está naciendo. Estamos presenciando el nacimiento de una burguesía nacional por primera vez en la historia. A diferencia de otros países, incluso de El Salvador y Costa Rica, Nicaragua nunca ha tenido burguesía nacional, solo oligarquía que es rentista, mientras la burguesía es inversionista". "Entonces, el sector privado no estaba preparado para los cambios", enfatizó… Profundizó en que el sector privado se quedó relegado, "por el gran peso de la oligarquía, que, como ya dije, no es inversionista sino rentista"…

Los medios de comunicación deben «revolucionarse»

Para el asesor presidencia "un banquero tampoco produce, vive alquilando su dinero, son parásitos en el sentido económico, aunque pueden ser personas muy emprendedoras. La oligarquía aquí ha dominado en los últimos 500 años, es una sociedad todavía poscolonial. Entonces, es una limitación para el país y por lo tanto, para el Gobierno". Profundizó en que "en Nicaragua la oligarquía ha sido el polo del poder que bloquea el despegue económico, porque es muy egoísta y elitista, pero ahora ha perdido todos los poderes: la Policía, el Ejército, las relaciones sociales, los medios de comunicación, todos los poderes del Estado, y ya empezó a perder a la Iglesia católica, el Consejo de la Empresa Privada (COSEP) y el apoyo de los gringos". "Creo que ese va a ser el tiro de gracia de la oligarquía. Esto causa un gran desgaste, pero lo positivo es que las cosas están cambiando", precisó. En cuanto a los medios de comunicación, considera que estos tendrán que sufrir una revolución, porque son buenos para criticar a la clase política pero cobardes con la clase económica. "Los medios no pueden aliarse con un aparato político-ideológico, como sucedió a los grandes medios en Nicaragua. La sociedad necesita ser informada, no solamente indoctrinada; no sirve de nada seguir estigmatizando al adversario", expresó. Estimó que "los medios de comunicación en Nicaragua han chantajeado a todos los Gobiernos, la diferencia es que el Gobierno sandinista no es un cascarón de funcionarios; tiene mucha base social, tiene un partido, tiene la mayoría de las organizaciones sociales organizadas y una clientela electoral muy disciplinada, no lo vas a chantajear con una crítica, no vive de los aplausos".

Los CENI se renegocian o se renegocian

El asesor presidencial consideró que el futuro de los Certificados Negociables de Inversión (CENIS) no tienen más remedio que se renegociados. "Hay que renegociarlos. Tenemos que presionar al Gobierno y a los banqueros para que renegocien. Nicaragua no tiene capacidad de pagar más de 100 millones de dólares en una deuda interna no solo porque es ilegal, sino porque es insostenible económicamente", sostuvo. Admitió que están negociando desde hace meses y que estamos a las puertas de una negociación donde se va a diferir el tiempo y se van a establecer los nuevos intereses. "Va a ser un gran alivio para el pueblo, y que esos recursos que vigilemos todos que vayan al Programa Hambre Cero, al Programa Usura Cero, porque van a hacer despegar a este país", manifestó… Reconoció que pueda que el resultado de la negociación no nos satisfaga plenamente, "pero no somos los reyes para decidirlo todo. La negociación es indispensable, pero aquí la negociación y el diálogo están estigmatizados, les pusieron «pacto»", indicó.

Descarga la aplicación

en google play en google play