Escúchenos en línea

Minas amenazan a 24,000 campesinos

Managua. Agencia DPA. | 14 de Febrero de 2008 a las 00:00
Al menos 24.000 campesinos están expuestos a morir o a quedar mutilados por la explosión accidental de más de 17.000 minas de guerra que permanecen enterradas en la frontera con Honduras. La advertencia la formuló Carlos Orozco, coordinador regional del Programa de Asistencia al Desminado en Centroamérica (PADCA), adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA), en declaraciones al matutino local "El Nuevo Diario". Orozco dijo que más de 24.000 habitantes de poblados norteños, fronterizos con Honduras, viven a menos de cinco kilómetros de "campos minados activos", que surgieron durante el enfrentamiento bélico que vivió Nicaragua en la década de 1980. Según el PADCA, en los últimos dos años el Ejército nicaragüense descubrió "al menos 60 campos minados en zonas fronterizas y otras poblaciones del interior", de los cuales apenas nueve han sido destruidos. En los 51 campos minados restantes, ubicados cerca de ocho municipios rurales de muy difícilso, existen por lo menos unas 17.000 minas antipersonales, advirtió el rotativo. A partir de 1992, Nicaragua recibió apoyo de la OEA y de varios países europeos para ejecutar un plan de desminado, que permitió destruir casi 158.000 minas "sembradas" por militares sandinistas y rebeldes "contras" durante la guerra de los años 80. El 52 por ciento de esos mortales artefactos fue destruido gracias al apoyo financiero del gobierno de Dinamarca, que otorgó un total de 10,3 millones de dólares para esa labor humanitaria. Sin embargo, tanto el gobierno danés como el de Suecia han suspendido su apoyo a ese proyecto, indicó Orozco. Explicó que los recursos disponibles para este año oscilan entre uno y 1,5 millones de dólares, de los 5,2 millones que se requieren para continuar las labores de desminado en los territorios fronterizos.

Descarga la aplicación

en google play en google play