Escúchenos en línea

Gobierno aún no sabe metas de inflación y crecimiento, porque no las ha fijado el FMI

Managua. Agencia DPA. | 14 de Febrero de 2008 a las 00:00
El gobierno aún no define la meta anual de crecimiento económico y de inflación, porque todavía no lo ha discutido con el Fondo Monetario Internacional (FMI), reveló el jueves Antenor Rosales, presidente del Banco Central. De acuerdo con el gobierno de Ortega, el "visto bueno" del FMI a la ejecución del programa económico, "es la llave" para "destrabar" al menos 115 millones de dólares en préstamos y donaciones para cubrir la balanza de pagos y el déficit presupuestario. Tras reunirse con la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), una agrupación gremial de terratenientes, Rosales dijo que será la misión del FMI la que definirá el techo máximo de inflación y la tasa de crecimiento de nuestra economía. Los emisarios del Fondo se reunirán con las autoridades para evaluar el desempeño de la economía nicaragüense durante el primer semestre de ejecución de un programa negociado con el gobierno de Daniel Ortega. "Ellos vienen a que revisemos el programa y veamos cuánto hemos avanzado", declaró Rosales. El titular del BCN apuntó que el acuerdo firmado con el FMI dice que cada seis meses se revisará la ejecución del programa económico, y la misión viene el 25 porque en esa fecha se cumple el período para analizar el cumplimiento de los compromisos contraídos con el organismo financiero internacional. Rosales dijo que Nicaragua también expondrá al FMI las proyecciones macroeconómicas para 2008, en aras de estudiar posibles modificaciones, debido al alza en el precio internacional del crudo que ha impactado negativamente en el país. El pasado martes, el Parlamento nicaragüense aprobó el presupuesto general del Estado para 2008, con los votos del oficialista Frente Sandinista y el opositor Partido Liberal Constitucionalista. Los diputados aprobaron sin modificaciones un proyecto enviado por Ortega y ceñido al programa pactado con el FMI tras largas negociaciones que concluyeron en octubre anterior. El presupuesto para 2008 contempla ingresos equivalentes a 1.190 millones de dólares y egresos por 1.475 millones de dólares. Un sector de la oposición criticó el hecho de que el presupuesto incluye un aumento salarial de apenas 12 por ciento para el sector salud, educación y fuerzas armadas, pese a los reclamos de sindicalistas que exigían un reajuste mínimo del 20 por ciento. Reforma fiscal no es más impuestos En otro orden, Rosales también comentó la reforma tributaria que prepara desde hace más de un año el gobierno. Según el funcionario, el proyecto pretende incrementar las recaudaciones pero no los impuestos, incentivar la inversión y eliminar los sesgos anti exportadores. La reforma, que será presentada al parlamento entre abril y mayo, será "un instrumento fundamental de la distribución de la riqueza, pero incentivando la inversión y la generación de empleo", agregó Rosales. "También hemos coincidido en que una reforma tributaria debe contar con un consenso y el gobierno invitará a todos los sectores; económico, productivo, financiero, social y laboral, para discutir, escuchar sus opiniones, para consensuar una propuesta que goce del respaldo nacional y que pueda tener los objetivos al final de su aplicación, que se han planteado en la legislación", añadió. Rosales dijo que "estamos convencidos que una reforma tributaria debe perseguir cómo incentivar de la mejor manera la inversión en Nicaragua, cómo seguir eliminando los sesgos anti exportadores que existen en el país y que debería ser un instrumento fundamental de distribución de la riqueza, pero incentivando la inversión y el empleo". En cuanto al Bando de Fomento, aprobado el año pasado por la Asamblea Nacional, informó que aún no está operando porque falta aprobar su reglamento, que debe ser dictado por el Consejo Directivo de la Superintendencia de Bancos A juicio de Rosales, el Banco de Fomento debe servir para financiar a los pequeños y medianos productores y desarrollar la capacidad productiva del país. Ayuda para damnificados "También los he invitado con el propósito que discutamos cómo pudiera el FMI con la comunidad internacional aportar más recursos para resolver los problemas que nos dejó el huracán 'Félix' y las lluvias", en la región norcaribe del país, azotada por el huracán "Félix" hace cinco meses, dijo Rosales. El meteoro azotó la región norcaribeña de Nicaragua el pasado 4 de septiembre, con un saldo de más de 200 muertos y desaparecidos, 220,000 personas afectadas y cuantiosos daños a la infraestructura y el ecosistema. El sistema de Naciones Unidas recaudó fondos para los damnificados nicaragüenses hasta por 19 millones de dólares, de los 38 millones solicitados por el presidente Ortega tras el desastre.

Descarga la aplicación

en google play en google play