Escúchenos en línea

En El Salvador, esta noche la gente organiza un «desconectón» de la energía para obligar al gobierno a bajar tarifas

Agencia ACAN-EFE. Desde San Salvador. | 14 de Agosto de 2006 a las 00:00
Organizaciones sociales exhortaron este martes a la población salvadoreña a participar en "el desconectón", que consistirá en apagar durante una hora las luces de las casas en protesta por el alto coste de la energía eléctrica. La protesta ha sido impulsada para este martes, a nivel nacional, por unas sesenta organizaciones sociales y se llevará a cabo de las 19.00 a las 20.00 horas locales (01.00 a las 02.00 GMT del miércoles). A mediados de junio pasado, el gobierno salvadoreño aumentó en un 14 por ciento la tarifa de la energía eléctrica y, según aseguraron hoy dos dirigentes de organizaciones sociales, el pago promedio de una familia pobre en el área urbana de San Salvador es de 25 dólares, cuando el salario mínimo es de 150.00 dólares. Ana Gómez, del Centro para la Defensa del Consumidor (CDC) y América Romualdo, de la Asociación de Mujeres por la Dignidad y la Vida (Las Dignas), se manifestaron confiadas en que la población apoyará la medida, aunque reconocieron que será difícil medir con precisión el impacto. En una entrevista con Mauricio Funes en el canal 21 de la televisión local, las dirigentes rechazaron que la protesta estuviese relacionada con un supuesto plan de fuga de reos que se llevaría a cabo en el centro penal La Esperanza, como lo aseguraron el lunes las autoridades. La campaña para la protesta, denominada "Desconectemos los altos precios de la luz", fue anunciada a mediados de julio pasado. Hace una semana 38 pandilleros se fugaron, a plena luz del día, del centro penal de Cojutepeque, en el departamento central de Cuscatlán, y hasta ahora las autoridades han informado de que cinco de ellos han sido recapturados. Tras una revisión en el penal La Esperanza, situado en el cantón Mariona, en el norte de San Salvador, agentes policiales decomisaron una granada y armas cortantes fabricadas en forma artesanal, así como teléfonos celulares. El viceministro de Seguridad Ciudadana, Astor Escalante, informó ayer en una rueda de prensa de que la requisa se logró por información sobre un "plan de fuga" de un grupo de internos. El director de Centros Penales, Jaime Vilanova, aseguró que dicho plan se llevaría a cabo "en concordancia con el apagón que se está anunciando por diversos medios de comunicación". Romualdo consideró que con esas declaraciones las autoridades buscan "distraer la atención" de la población sobre los graves problemas que existen en las cárceles del país, como el hacinamiento de los reos. Según fuentes oficiales, en El Salvador existen 19 centros penales con capacidad para albergar a unos 6.000 reos en total, pero en la actualidad hay unos 13.000 internos, entre ellos cerca de 4.000 pandilleros.

Descarga la aplicación

en google play en google play