Escúchenos en línea

Cuba lista para nueva etapa, sin Fidel de Presidente

La Habana, Cuba. Por Diony Sanabia Abadia, agencia PL. | 24 de Febrero de 2008 a las 00:00
Los 614 diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba elegidos en las elecciones generales en la isla, tomarán el domingo posesión de sus cargos. Los diputados elegirán en la sesión constitutiva del próximo domingo, con voto directo y secreto a su presidente, vicepresidente y secretario, y al Consejo de Estado, órgano de la Asamblea Nacional que la representa entre uno y otro período de sesiones. Esta estructura la integran un presidente, quien es jefe de Estado y gobierno, un primer vicepresidente, cinco vicepresidentes, un secretario y 23 miembros más. Tiene carácter colegiado y, a los fines nacionales e internacionales, ostenta la suprema representación del Estado cubano, señala el artículo 89 de la Constitución. Además del presidente, también cabeza del gabinete de ministros, al primer vicepresidente, cinco vicepresidentes, un secretario y 23 miembros del Consejo de Estado. Para seleccionar a quienes ostentarán estos cargos, los diputados tendrán en cuenta las propuestas presentadas por la Comisión de Candidaturas Nacional (CNC) en la cual están representadas organizaciones estudiantiles y de masas del país. La presidenta de la CNC, Amarilys Pérez, confirmó recientemente el desarrollo de un amplio proceso de consultas entre los diputados y un pormenorizado análisis de los méritos de los nominados a desempeñar tan elevadas responsabilidades. Entre las atribuciones de la Asamblea Nacional se encuentran discutir y aprobar los planes nacionales de desarrollo económico y social, y el presupuesto del Estado; y aprobar los principios del sistema de planificación y de dirección de la economía nacional. También, acordar el sistema monetario y crediticio, y los lineamientos generales de la política exterior e interior; declarar el estado de guerra en caso de agresión militar y aprobar los tratados de paz; y establecer y modificar la división político–administrativa del país. En esa fecha, que coincide con el 113 aniversario del inicio de la guerra independentista de 1895 organizada por el Héroe Nacional cubano, José Martí, quedará constituida la Séptima Legislatura del Parlamento. El nuevo mandato se prolongará hasta el año 2013 cuando haya transcurrido un período de cinco años de acuerdo con la Constitución de la República. Cifras ofrecidas por la Comisión Electoral Nacional señalan que 481 diputados (el 78,34 por ciento) son graduados universitarios y 127 (20,68) tienen vencida la enseñanza media superior. Entre ellos sobresalen ingenieros de variadas ramas científicas, egresados de universidades pedagógicas, economistas, abogados, médicos e investigadores sociales. Otros datos apuntan que 390 diputados (63,52) no ocuparon un escaño en la Sexta Legislatura del 2003 al 2008 que tuvo 609 miembros, de los cuales 224 (36,48) volvieron a ser elegidos. Precisan además que 374 parlamentarios (60,91) nacieron después del triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959, fecha en la cual 134 (21,82) eran niños, pues no rebasaban los 10 años de edad y 106 (17,26) conocieron el capitalismo en Cuba. La presencia femenina en la Asamblea Nacional alcanza el 43,16 por ciento, con 265 mujeres diputadas, y hay 395 blancos, 118 negros y 101 mestizos. Según el artículo de 84 de la carta magna, los parlamentarios tienen el deber de desarrollar sus labores en beneficio de los intereses del pueblo, mantener contacto con sus electores, oír sus planteamientos, sugerencias y críticas, y explicarles la política del Estado. ¿Raúl Presidente? (Agencia AFP) Según lo esperado, el presidente interino, General Raúl Castro, de 76 años, será designado como presidente del Consejo de Estado –Ejecutivo–, luego de 19 meses de haber ejercido de forma provisional el mando que le transfirió su hermano el 31 de julio de 2006 por enfermedad. Raúl Castro dejó claro que todo lo hará "dentro del socialismo" y que las soluciones serán "poco a poco". El General comanda desde 1959 las Fuerzas Armadas, con enorme poder en sectores estratégicos de la economía y fuerte influencia en la estructura de gobierno. Sin embargo, no se descartan sorpresas como podría ser la designación del vicepresidente Carlos Lage, de 56 años, dando paso formal a una nueva generación de dirigentes. En un artículo publicado el viernes, primero tras el mensaje de renuncia, Fidel Castro admitió que su retiro marca "el fin de una etapa", pero descartó cambios en el sistema político. "Estoy de acuerdo, ¡cambio!, pero en Estados Unidos. Cuba cambió hace rato y seguirá su rumbo dialéctico", escribió al rechazar llamados a la transición política por parte de Washington, países europeos y la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que tildó este sábado de "basurero". Fidel dijo estar "enfrascado por hacer constar" su "voto unido (en bloque)" en la elección, un llamado a la unidad que se suma a anteriores hechos por otros altos dirigentes. Pero cualquiera que sea presidente deberá afianzar un gobierno colegiado, en una etapa compleja que obliga a sustituir el liderazgo unipersonal de Fidel Castro y preparar la transición generacional. La elección se realiza con expectativa en la población, además de por la definición del nuevo presidente, por cambios que prometió Raúl para aliviar los problemas económicos y sociales, y por sus críticas al "exceso de prohibiciones". En una misa desde la ciudad de Santa Clara, el cardenal Tarcisio Bertone, de visita en Cuba, dijo a los cubanos: "Sepan afrontar los retos actuales apoyados en Jesús (...) En este mundo todo acaba. Lo único que jamás se agota es el amor de Dios".

Descarga la aplicación

en google play en google play