Escúchenos en línea

ENEL asegura que a partir de este miércoles, el racionamiento de energía eléctrica bajará de 12 a 3 o 4 horas por sector

| 16 de Agosto de 2006 a las 00:00
Los racionamientos de energía podrían pasar de un promedio de ocho horas a dos y tres horas debido a una reducción en el déficit de energía, anunció la tarde del miércoles Frank Nelly, presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL). Una situación caótica vivía este miércoles Nicaragua sin electricidad y sin agua, debido a una crisis en las operaciones de la empresa privada española Unión Fenosa, lo que tiene semiparalizado el sistema de educación, los entes gubernamentales y la industria. Los apagones se incrementaron el fin de semana, debido a fallas técnicas en las unidades de generación de energía y por el bajo nivel del lago de Apanás que abastece de agua a las dos principales empresas hidroeléctricas del país. Unos 400,000 usuarios son afectados diariamente por la crisis energética que ha provocado un déficit diario de 15 millones de galones de agua (3,8 litros), lo que ha desatado protestas con bloqueos de calles y quema de neumáticos y toma de edificios por pobladores de barriadas en la capital. "Realmente estamos preocupados con esta crisis porque parece que no hay ninguna solución a lo inmediato y la gente ya se está sofocando y con justa razón", reconoció el gerente de operaciones de la Empresa de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), Mario Montenegro. Kelly explicó que debido a que Apanás subió el nivel de agua, próximamente las plantas que abastece estarán generando 800 MW por hora. Agregó que ENEL ordenó el incremento en la producción de energía de 30 a 35 Megawatts por hora en las plantas hidroeléctricas Centroamérica y Santa Bárbaras, ya que la laguna Apanás aumentó su nivel de agua y próximamente las plantas que abastece estarán generando 800 MW por hora. Kelly aclaró, sin embargo, que "es obligación de Unión Fenosa comprar energía en el mercado regional" y también de "darle dinero a Enel por lo que ha invertido en comprar diesel para las generadoras", dado la actual crisis energética que afecta al país. El funcionario explicó que para hacerle frente al déficit energético, el Gobierno tiene pensado comprar energía a Panamá y no a Guatemala ni Costa Rica, "porque la primera tuvo una caída de 200 MW y Costa Rica tiene un problema técnico". Kelly instó a las representantes de Unión Fenosa a comprar energía en el mercado centroamericano para continuar reduciendo el déficit de energía. La demanda máxima de energía eléctrica ronda los 470 megavatios. El déficit de energía que en esta semana alcanzó los 140 megavatios, podría reducirse debido a un aumento en el nivel de generación del Lago artificial de Apanás y a que la planta Las Brisas Dos ya entró en operación, lo cual significa unos 65 megavatios que se estarían inyectando al sistema. Las autoridades alegan que el déficit se debe a problemas técnicos en cuatro plantas generadoras de electricidad, y las dificultades que ha encontrado Fenosa para comprar energía en el mercado regional para suplir la demanda nacional. El gobierno propuso resolver el problema con un fondo especial de nueve millones de dólares que debe ser discutido y aprobado por el parlamento en la sesión convocada para el viernes.

Descarga la aplicación

en google play en google play