Escúchenos en línea

Asamblea Nacional discutirá el martes subsidio a Fenosa, pero FSLN anuncia que sus 38 diputados votarán en contra

Agencias | 16 de Agosto de 2006 a las 00:00
La Asamblea Nacional decidirá la próxima semana si aprueba un subsidio de nueve millones de dólares que pide el Gobierno a favor de la transnacional española Unión Fenosa, distribuidora de la energía eléctrica en este país. La mañana del martes ha sido suspendida la sesión de emergencia de la Asamblea Nacional convocada para este viernes, después que los jefes de los grupos parlamentarios sandinista, liberal, conservador e independientes, no se pusieron de acuerdo en el procedimiento legislativo para discutir la propuesta del gobierno de subsidiar a Unión Fenosa con 9 millones de dólares. Este desacuerdo causó que los tres directivos del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), no llegaran a la reunión prevista de la Junta Directiva, que por ley debe convocar a un plenario con al menos 48 horas de anticipación. La decisión de convocar para el martes será ratificada este viernes por la junta directiva del Parlamento, dijo a Acan-Efe la primera secretaria de ese Poder del Estado, María Auxiliadora Alemán. La diputada indicó que no pueden reunirse este viernes, como se sugirió el martes en reunión de emergencia encabezada por el presidente Enrique Bolaños, porque "muchos" de los legisladores se encuentran fuera del país. La sesión había sido acortada la tarde del martes, durante una reunión de urgencia que representantes del gobierno, el parlamento y el sector energético sostuvieron en Casa Presidencial para buscar una solución a los extensos racionamientos eléctricos que aplica Fenosa a causa de un déficit energético y que está generando un creciente descontento en la población. Alemán agregó que los diputados han iniciado oficialmente este miércoles sus vacaciones de medio año y que tendrán que localizarlos para convocar a la sesión extraordinaria la próxima semana para discutir el subsidio de Unión Fenosa. El doctor Gustavo Porras, médico, diputado del Frente Sandinista y el principal líder de los sindicatos y gremios populares del país, anunció que los 38 diputados de su partido han resuelto que votarán contra el subsidio que el gobierno pretende entregar a los españoles de Fenosa. Además, el doctor Porras confirmó a que la sesión parlamentaria ha sido pospuesta para el martes, y que para ese día han sido convocadas todas las organizaciones de defensa de los consumidores y representantes directos de los pobladores. Ellos tendrán derecho a explicar ante el plenario su posición frente a la grave crisis energética que atraviesa el país, dijo el doctor Porras. Los diputados adelantaron que pedirán a Fenosa y a las empresas generadoras que se comprometan a mejorar la producción y el servicio, entre otros puntos. El Ejecutivo propone otorgar nueve millones de dólares a Unión Fenosa a través de la emisión de letras del tesoro, a fin de que puedan comprar energía y suspendan los apagones que afectan desde hace varios días al país. El presidente del INE, David Castillo, advirtió que el salvamento financiero "debe ir aparejado del compromiso de los sectores privados de energía de hacer inversiones para mejorar el servicio y el parque tecnológico" que es anticuado (...) no podemos estar a cada rato con esta crisis", dijo. Por otra parte, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) criticó este miércoles el proyecto de subsidio presentado por el gobierno para apuntalar financieramente a la endeudada Fenosa. La bancada del FSLN en la Asamblea Nacional consideró el plan del presidente Enrique Bolaños un error que perjudicaría sobre todo al pueblo nicaragüense. Edwin Castro, coordinador de la bancada del FSLN, dijo que exigirán además que se someta a una auditoría a todo el sistema energético nacional y que el INE ponga fin a los apagones, aunque no presentó una alternativa para lograr esto. Castro catalogó de "injustificable" la actual crisis energética y dijo que es "responsabilidad absoluta" de la administración del presidente Enrique Bolaños. En un comunicado, los legisladores sandinistas impugnaron la iniciativa de entregar 9,6 millones de dólares al consorcio español porque, luego, le tocaría pagar doblemente a la población. El Frente calificó de intolerable e injustificada la actual crisis energética en Nicaragua, culpó al gabinete de Bolaños por la situación y subrayó que el Ejecutivo no tiene respeto por la calidad de vida de sus compatriotas. La declaración enfatiza que la ciudadanía reclama soluciones inmediatas y efectivas ante la problemática nacional, que ya dura varias semanas y ha provocado fuertes protestas callejeras. El partido liderado por Daniel Ortega exhortó a todos los sectores institucionales a trabajar en el desarrollo de fuentes alternativas de generación de energía mediante el aprovechamiento de recursos naturales y renovables. Asimismo, el FSLN exigió al Instituto Nicaragüense de Energía medidas concretas para terminar con los molestos cortes de energía y de agua potable que perturban al pueblo de Nicaragua día y noche.

Descarga la aplicación

en google play en google play