Escúchenos en línea

Subsecretario Padilla respeta que Nicaragua esté en ALBA

Managua. La Voz.com. | 27 de Febrero de 2008 a las 00:00
El subsecretario de Comercio Exterior de Estados Unidos ensalzó el miércoles el acuerdo de libre comercio con Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-RD) al arribar a Managua en el marco de una gira por la región. "Estoy aquí en Nicaragua para ver los beneficios del libre comercio", dijo Christopher A. Padilla a los periodistas, antes de reunirse con los miembros de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amcham) y de sostener un encuentro con el presidente Daniel Ortega. "De hecho, uno de los mejores beneficios del CAFTA es que ahora hay mayor intercambio comercial entre Estados Unidos y todos los países que son miembros del tratado", destacó Padilla, sin mencionar cifras. Sobre su encuentro con Ortega programado para la noche del miércoles, dijo que "veremos cómo juntos podemos no solamente acelerar el crecimiento económico, sino que también crear más empleos y fortalecer nuestras relaciones". Para Padilla, Estados Unidos no ve "problemas si Nicaragua quiere (hacer) comercio con Venezuela (a través de los acuerdos suscritos en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA). Es decisión de país". «El capital es cobarde» En un discurso pronunciado en un almuerzo con miembros de la Cámara Americana de Comercio y del Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (Cosep) Padilla recordó que "el capital es cobarde" y pidió Nicaragua ofrezca a los inversores del mundo un clima de negocios "amistoso, positivo, de estabilidad y respeto a la democracia y el libre mercado". "Los inversores no llegan a lugares donde existe el temor de que su dinero se va a perder. Por eso el mensaje que Nicaragua debe dar al mundo y al mercado es de suma importancia", agregó. Señaló que los inversores de todo el mundo responden a un clima de inversión positivo y de estabilidad y por eso "la retórica que critica a los negocios puede ausentarlos". También enfatizó que hay dos principios que su país defiende, que no son negociables, como "el soberano respeto a la democracia y el libre mercado". Afirmó que el CAFTA-DR creó las condiciones para el éxito, pero no garantiza el éxito, ya que el Tratado no es una panacea "porque los inversores tienen la oportunidad de irse a otros países si no tienen la confianza de que Nicaragua seguirá el camino de la democracia y del libre mercado". Este instrumento de comercio cumplirá el 1 de abril próximo su segundo aniversario en vigencia. Padilla informó de que en el marco de su visita a Nicaragua visitó el miércoles las instalaciones de Cone Denim, una planta textil estadounidense con una inversión de 100 millones de dólares, que se espera genere mas de 850 empleos y otros miles de puestos de trabajo indirectos. "Es importante que el mundo comprenda que Estados Unidos mantendrá una relación de cooperación con cualquier gobierno que respete la democracia, independiente de que su orientación política sea de izquierda, centro o derecha", declaró el alto cargo norteamericano. Resaltó que no hay razón para que Nicaragua no pueda superar su pobreza y disfrute de la prosperidad como resultado de la ayuda que brinda su país, los resultados del CAFTA-DR y de otros programas que financia Estados Unidos en esta nación centroamericana. Afirmó que las remesas que los nicaragüenses envían desde los Estados Unidos a sus familias, más las compras de productos locales que hace su país, equivalen a más de un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua. "Contamos el uno con el otro para crecer y progresar", subrayó Padilla, tras señalar que desde que entró en vigencia el CAFTA-DR las exportaciones de Nicaragua a los Estados Unidos han crecido en un 30 por ciento, en comparación a los niveles de 2005. Dijo que las pequeñas empresas nicaragüenses que están exportando a los Estados Unidos han crecido en un 15 por ciento, durante la vigencia del TLC. Indicó que Nicaragua, por otra parte, tiene oportunidades más flexibles y abiertas para exportar productos textiles al mercado norteamericano, también gracias al TLC, en comparación con otros países centroamericanos. Manifestó que empresas norteamericanas, a su vez, han realizado en Nicaragua inversiones de largo plazo por más de 600 millones de dólares, aumentando los empleos y las oportunidades para miles de nicaragüenses. Costa Rica y Panamá El funcionario llegó procedente de Honduras y el jueves seguirá su periplo a Costa Rica, justo en el momento en que el gobierno del presidente Oscar Arias anunció que obtuvo una prórroga de siete meses para la puesta en vigencia del tratado. "Espero que tenga algo más que decir acerca de esto mañana (jueves) que viajaré a Costa Rica", señaló en referencia a la reunión que sostendrá con Arias. Consideró que en los demás países la implementación del CAFTA "ha ido bastante bien y casi sin ningún problema". A Padilla se le preguntó también sobre el proceso de ratificación del tratado de promoción comercial con Panamá, el cual quedó estancando en medio de la polémica generada por la escogencia el año pasado del diputado oficialista Pedro Miguel González como presidente de la Asamblea Nacional panameña. El gobierno de Estados Unidos cuestionó esa designación debido a que mantiene un proceso abierto a González por la muerte de un soldado puertorriqueño ocurrida en una emboscada en 1992 en la víspera de la visita del entonces presidente estadounidense George Bush padre. González, quien fue absuelto por ese caso en un juicio en Panamá, se negó a dejar el cargo, el cual concluye en septiembre. De acuerdo a Padilla, el caso González "lamentablemente está dificultando la ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos y Panamá". Aclaró que "este es un asunto que ya hemos hablado con el gobierno de Panamá y también lo ha hablado nuestro congreso con el gobierno de Panamá", porque "nos encantaría tener un tratado comercial con Panamá".

Descarga la aplicación

en google play en google play