Escúchenos en línea

Alfabetización y gratuidad: «armas» contra la pobreza

Managua. Agencia AFP. | 28 de Febrero de 2008 a las 00:00
La reducción del analfabetismo entre mayores de 15 años y la total gratuidad de la enseñanza primaria son los dos proyectos que tiene el gobierno sandinista para fomentar el desarrollo y reducir la pobreza en el país, que afecta a más de la mitad de la población. El gobierno quiere enseñar a leer y a escribir a los iletrados de 15 a 33 años para el 2010, como condición para que el país trabaje en pos de sus metas de desarrollo económico y social, dijo a la AFP, el director del programa de Alfabetización el ministerio de Educación, Mario Rivera. Según el funcionario, este proyecto de alfabetización supone la continuidad de la gesta lograda hace 28 años, en plena revolución sandinista (1979-1990), cuando miles de jóvenes se movilizaron por todo el país para enseñar a leer y escribir a la población logrando reducir el analfabetismo en más de la mitad, a un 12,9%. Después de 17 años de gobiernos neoliberales, el presidente Daniel Ortega heredó una situación "indignante y dramática"; hay municipios en la costa Caribe y el norte del país, donde la tasa de iletrados alcanza al 60 y 80 por ciento de su población, explicó Rivera. Según la UNESCO, cerca de 1.2 millones de nicaragüenses entre 15 y 33 años "están en el más absoluto analfabetismo" y la meta es reducirla en los próximos dos años a un 4%, limitándola a aquellas personas con alguna discapacidad para aprender, explicó Rivera. Para el gobierno, la solución a este problema de analfabetismo "es concebido como el punto de partida para cualquier estrategia de desarrollo y lucha contra la pobreza y el hambre", comentó. Según datos de las Naciones Unidas, el 46.2 por ciento de la población está afectada por la pobreza; pero estudios independientes estiman que se eleva al 70%. En el 2008, el gobierno pretende alfabetizar a 500,000 personas en cuatro fases de estudio que comprenden entre siete a diez semanas para aprender con el método de alfabetización cubano "Yo Sí puedo", indicó Rivera. Este método parte de lo conocido a lo desconocido, es decir, de los números a las letras; a cada letra le corresponde un número y se conjugan los números con las palabras más usadas por el alumno, explicó. El método se apoya en el uso de medios audiovisuales, como el televisor, el VHS y una cartilla y la ayuda de un facilitador. Para ello se prepararon a 18,000 jóvenes de las mismas comunidades para impulsar el proyecto. El programa es apoyado por Cuba y Venezuela con aportes de técnicos y materiales de estudio, apuntó Rivera. "Estamos en la batalla de declarar libre de analfabetismo a las instituciones del Estado" ya que "no concebimos a un director o a un ministro impasible ante un analfabeto", espetó Rivera. Además de enseñar a leer y a escribir a los iletrados, la segunda meta es "asegurar la continuidad de la educación a un nivel de educación básica del sexto grado de primaria con habilidades para un oficio que les permita prepararse para la vida laboral", aseguró. Además de este ambicioso programa de alfabetización, el gobierno de Ortega estableció la educación gratuita desde el 2007, eliminando la denominada "autonomía escolar" que obligaba a los padres a pagar mensualidades y otras formas de aportes que impedían el acceso a las aulas a personas con escasos recursos. También estableció una merienda escolar para retener a los alumnos en las aulas y la entrega de uniformes y mochilas con materiales de estudio a los más pobres.

Descarga la aplicación

en google play en google play