Escúchenos en línea

Alerta Francisco sobre la degradación espiritual

Ciudad del Vaticano. Agencia PL | 15 de Enero de 2019 a las 08:35
Alerta Francisco sobre la degradación espiritual

El papa Francisco alertó este martes sobre la degradación espiritual, al expresar que la pasión por lo humano encuentra serias dificultades en este momento de la historia.

En carta enviada al presidente de la Pontificia Academia por la Vida con motivo del vigesimoquinto aniversario de su fundación, el sumo pontífice señaló que las alegrías de las relaciones familiares y de la convivencia social se muestran profundamente desvaídas.

Francisco apuntó que 'la desconfianza recíproca entre los individuos y entre los pueblos se alimenta de una búsqueda desmesurada de los propios intereses y de una competencia exasperada, no exenta de violencia'.

La distancia entre la obsesión por el propio bienestar y la felicidad compartida de la humanidad -indicó- se amplía hasta tal punto que da la impresión de que se está produciendo un verdadero cisma entre el individuo y la comunidad humana.

Al recordar lo expresado en su encíclica 'Laudato sí' sobre el estado de emergencia en el cual se encuentra la relación de las personas con la tierra y los pueblos, el Papa dijo que 'es una alarma causada por la falta de atención a la gran y decisiva cuestión de la unidad de la familia humana y su futuro'.

Precisó además que la erosión de esta sensibilidad, por parte de las potencias mundanas de la división y la guerra, está creciendo globalmente a una velocidad muy superior a la de la producción de bienes.

'Es una verdadera y propia cultura es más, sería mejor decir anti-cultura' de indiferencia hacia la comunidad: hostil a los hombres y mujeres, y aliada con la prepotencia del dinero', puntualizó.

Francisco llamó la atención sobre la paradoja entre la existencia de recursos económicos y tecnológicos suficientes para cuidar 'de la casa común y de la familia humana, honrando así a Dios que nos los ha confiado', los cuales provocan, al mismo tiempo, las divisiones más agresivas y peores pesadillas.

En tal sentido manifestó que 'los pueblos sienten aguda y dolorosamente, aunque a menudo confusamente, la degradación espiritual podríamos decir el nihilismo que subordina la vida a un mundo y a una sociedad sometidos a esta paradoja'.

El sistema económico y la ideología del consumo -subrayó- seleccionan nuestras necesidades y manipulan nuestros sueños, sin tener en cuenta la belleza de la vida compartida y la habitabilidad de la casa común.


Descarga la aplicación

en google play en google play