Escúchenos en línea

Rotas relaciones con Bogotá. Agresión contra Ecuador no puede quedar impune

Caracas y Washington. Varias agencias. | 6 de Marzo de 2008 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega anunció este jueves que Nicaragua rompe relaciones diplomáticas con el gobierno de Colombia, tras reunirse con su homólogo de Ecuador, Rafael Correa. Espere más información al respecto. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, advirtió el miércoles en Caracas que si Ecuador no obtiene "una condena contundente" de la comunidad internacional y de la OEA a la agresión de Colombia, su país buscará satisfacción por sus propios medios. Correa debe llegar este jueves a Managua, como parte de una gira por varias naciones latinoamericanas para denunciar la violación de la soberanía de su país por parte de Colombia. Correa calificó a la resolución adoptada el miércoles por el Consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) de "primer importante paso al frente" y agradeció al organismo interamericano. "Bienvenida la comisión de verificación (...) y luego vamos a esa Asamblea (de cancilleres) para una condena contundente, porque si no recibe esas satisfacciones Ecuador, sabremos exigirlas por nuestros propios medios", dijo Correa, en Caracas, tercera etapa de su gira latinoamericana que emprendió para obtener respaldo internacional contra Bogotá. "Y la OEA y la comunidad internacional por su silencio y omisiones habrán sido las culpables", advirtió. "Ecuador no va a quedarse tranquilo hasta que obtenga las satisfacciones del caso, de Colombia o de la comunidad internacional, de la OEA, con una condena contundente", añadió en alusión al ataque por militares colombianos contra un campamento de la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano, en el que murió el número dos de la guerrilla, Raúl Reyes. "Hoy se ha dado un importante paso al frente. Estamos contentos, jamás satisfechos", dijo Correa al referirse a la resolución de la OEA, que convocó a una reunión de cancilleres para el lunes 17 de marzo en Washington. "Estamos agotando todos los medios diplomáticos, todos los medios pacíficos y mecanismos internacionales para la solución de este conflicto, porque no permitiremos que el agresor de nuestra soberanía quede en la impunidad", precisó. Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia el lunes pasado y reforzó militarmente su frontera septentrional. Chávez, que suspendió sus relaciones diplomáticas con Colombia y envió 10 batallones a la frontera, reafirmó su "apoyo incondicional" a Ecuador. "Ecuador contará con nuestro incondicional apoyo en cualquier circunstancia", enfatizó el presidente Chávez. Correa se refirió a las declaraciones del ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, quien reiteró este miércoles que Colombia no enviará tropas a la frontera con Ecuador, diciendo que Bogotá no puede mandar efectivos por que a esa "zona la controla las FARC". "Colombia no ha movilizado tropas a la frontera porque no puede, no porque no quiere, porque esa zona la controla las FARC, Ecuador limita con las FARC", subrayó. Por su parte, Chávez se burló de la amenaza del presidente colombiano Alvaro Uribe de acusarlo ante la Corte penal internacional por "apoyo al terrorismo". "Soy capaz de autoacusarme si él no me acusa, pero acusarlo a él también y llamamos a testigos (...), allí ocurrió un crimen de guerra", dijo Chávez. "Yo me río de esa amenaza de llevarme a la Corte Penal Internacional, yo reto a Uribe a ver quién sale condenado por apoyar genocidio, violencia, paramilitarismo, invasión a otros países y pare de contar", afirmó. Acusó a Uribe de ser "el padre del paramilitarismo", "sólo que protegido por Estados Unidos". El presidente venezolano reafirmó que seguirá trabajando para la liberación de los rehenes de las FARC. "Vamos a seguir trabajando por el acuerdo humanitario", dijo. Correa reiteró que el ataque colombiano apuntó a impedir la liberación por las FARC de 12 rehenes, incluida Ingrid Betancourt, prevista según Quito para el mes de marzo, y que el teléfono satelital del número dos Raúl Reyes estaba intervenido de tiempo atrás. La mojigata resolución de la OEA La OEA aprobó este miércoles por aclamación una resolución sobre la crisis diplomática entre Ecuador y Colombia, reafirmando el principio de que el territorio de un estado es "inviolable" y no puede ser objeto de ocupación militar ni de otras medidas de fuerzas por otro estado. La resolución fue adoptada a raíz de la incursión militar colombiana en territorio ecuatoriano para eliminar un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 1 de marzo, que llevó a Ecuador a romper sus relaciones diplomáticas con Colombia. Luego de la votación -hecha mediante una prolongada ovación- Nicaragua expresó sus reservas afirmando que el presidente Daniel Ortega "no está de acuerdo". Venezuela, un severo crítico de la acción militar colombiana, dijo que el presidente Hugo Chávez estaba complacido con la resolución. La canciller ecuatoriana María Isabel Salvador dijo que este es un "momento histórico" en el sistema interamericano. "Hoy nos sentimos seguros de vivir en un entorno continental donde las normas del derecho rigen la convivencia pacífica de los pueblos", declaró al concluir una sesión especial de los embajadores que conforman el Consejo Permanente de la organización de 34 estados miembros. El embajador colombiano Camilo Ospina dijo que le aguardaba una "tarea difícil" del secretario general de la organización, como presidente de una comisión que visitará ambos países. "Le pido que empiece de inmediato su misión", afirmó Ospina dirigiéndose a José Miguel Insulza. La comisión deberá elaborar un informe que será estudiado por los ministros de relaciones exteriores en una reunión extraordinaria a realizarse el 17 de marzo, en un lugar todavía no fijado, pero que en principio sería Washington Nicaragua comunicó al consejo que Ortega "no está de acuerdo con esta resolución". "Nicaragua se siente amenazada por Colombia", dijo el embajador Denis Ronaldo Moncada. "Las fragatas colombianas están violando el espacio marítimo nicaragüense en una actitud agresiva hacia la soberanía de Nicaragua de parte de Colombia, quien se niega a cumplir resoluciones de la Corte Internacional de Justicia y del derecho internacional". Ospina refutó esas afirmaciones. Dijo que Colombia respeta el contenido de esas resoluciones, y criticó a Moncada por su actitud de "tratar de introducir en la sesión un tema no relacionado" con la crisis colombo-ecuatoriana. El embajador venezolano, Jorge Valero, dijo que apoyaba esta resolución porque representa "la voluntad de este cuerpo" de rechazar todo intento de agresión de un país a otro. Valero, quien había rechazado las implicaciones colombianas de que su gobierno estaba apoyando financieramente a las FARC, aprovechó para criticar el Plan Colombia y el Plan Patriota, base del sistema de defensa colombiano, afirmando que se tratan de un "acecho a la seguridad hemisférica". Ospina había hecho notar antes de reanudarse la sesión suspendida el miércoles por la madrugada luego de 10 horas de negociaciones sin resultado, que en la resolución "no hay condena de ningún tipo" para Colombia.

Descarga la aplicación

en google play en google play