Escúchenos en línea

Nicaragua rompe con Colombia: Declaraciones íntegras del Presidente Ortega

Managua. Radio La Primerísima. | 6 de Marzo de 2008 a las 00:00
Estamos dándole la bienvenida a nuestra Patria, Nicaragua, territorio de la Gran Patria Latinoamericana y Caribeña, al hermano, compañero, Presidente Constitucional de la República de Ecuador, Rafael Correa. A él lo acompañan los hermanos ecuatorianos, Fernando Bustamante, Ministro de Gobierno; Galo Mora, Ministro de Cultura; el Embajador José Valencia, Vicecanciller de Relaciones Exteriores; y una Comitiva de apoyo, seguridad presidencial y periodistas [email protected], a [email protected] cuales les damos la bienvenida a Nicaragua, a la Tierra de Sandino, a la Tierra de Darío. También un saludo a los periodistas nicaragüenses y de las agencias internacionales. Todos conocemos los momentos difíciles que estamos atravesando actualmente en América Latina, donde ha quedado un foco, donde la guerra no ha logrado superarse. No se ha logrado ponerle fin a la guerra en un pueblo hermano, como es el pueblo colombiano. Igualmente, Colombia, de manera trágica, se ha convertido en el foco del narcotráfico y de la guerra, que desestabilizan a toda la Región Mesoamericana, desestabilizan a los países vecinos, a toda Centroamérica y a México, porque ya sabemos dónde está el gran mercado... en los Estados Unidos. Hemos visto cómo el Gobierno colombiano, de forma totalmente irrespetuosa del Derecho y la soberanía de los pueblos, del Derecho Internacional, de la hermandad latinoamericana, lanzó un acto de agresión cobarde en contra de la soberanía del pueblo ecuatoriano y, en contra de un pequeño grupo de miembros de las FARC, donde se encontraba Raúl Reyes, el negociador por excelencia de las FARC. En una operación que nos recuerda las operaciones que han montado los Estados Unidos, cuando intentaron asesinar al líder libio Mohamed Kadaffi, donde terminaron asesinando a una niña de él. No pudieron asesinarlo, le bombardearon la casa, usando la misma tecnología. Ahí claramente se ve el papel del Imperio, de la Inteligencia norteamericana en esta operación criminal. No solamente es el acto cobarde de ir a asesinar a un grupo de hermanos colombianos que estaban luchando por la Paz, por salir de la guerra ¡buscando la Paz! Y que habían dado muestras muy claras en ese proceso, liberando a personas que tenían retenidas, e incluso, hoy se ha anunciado la liberación de cuatro personas más. Es decir, a pesar de la provocación, las FARC mantiene abierto ese camino; a pesar de ese golpe cobarde y artero, que se dio en territorio ecuatoriano. Lógicamente, el conflicto está en Colombia; las autoridades colombianas, sencillamente, no han tenido la capacidad o no tienen la voluntad, junto con los Estados Unidos, que ha instalado el Plan Colombia, de resolver este conflicto. Queremos expresarle aquí, al Presidente Rafael Correa, a su pueblo, nuestra solidaridad incondicional, en estos momentos que se está batallando por la convivencia entre los pueblos latinoamericanos y caribeños, ¡por la Unidad...! Donde se ha levantado la bandera de la Unidad, se comete un atentado criminal en contra de la lucha por la Unidad de los pueblos latinoamericanos, que es lo que está haciendo el Gobierno de Colombia, encabezado por el Presidente Álvaro Uribe. Nicaragua, igualmente, está amenazada por Colombia. Lo dejó claramente expuesto nuestro Representante el día de ayer, durante la Sesión de la OEA, donde lógicamente para Nicaragua no nos satisface la resolución de la OEA. Nicaragua no respaldó esa resolución, porque, en primer lugar, ¡no condenó el hecho! Nicaragua no puede respaldar una resolución donde no se condena el hecho, siendo Nicaragua un país también amenazado por la prepotencia de la política colombiana en las disputas que hemos tenido y tenemos con Colombia sobre el mar territorial, en el Meridiano 82. Ayer mismo escuchamos al Representante colombiano, responderle en un tono irrespetuoso y prepotente a nuestro Representante, alegando que ellos mantienen el Meridiano 82 como línea fronteriza, cuando, claramente dejó establecido La Corte Internacional de Justicia, en su sentencia del mes de diciembre, que ésa no es la frontera marítima entre Colombia y Nicaragua. Desde entonces, desde el mes de diciembre hasta la fecha, ha habido una serie de incidentes, hemos estado a punto de tener choques armados con las fragatas que mueven las Fuerzas colombianas en actos de prepotencia y de intimidación en contra de los pescadores, que, con todo derecho, buscan cómo pescar en esa zona que pertenece a Nicaragua y, donde cuentan con el apoyo de la Fuerza Naval nicaragüense. Por lo tanto, nosotros no estamos satisfechos con la Resolución de la OEA y, en la próxima reunión que tendrá la OEA, esperamos, por lo menos, una condena clara al crimen que cometió el Gobierno colombiano en contra de la soberanía del pueblo ecuatoriano, y en contra del espíritu unitario que hoy llena los corazones, las conciencias de los pueblos latinoamericanos y caribeños. Igualmente, no podremos estar satisfechos hasta que Colombia no reconozca, de una vez por todas, la Resolución de la Corte Internacional de Justicia. Estos son temas que vamos a abordar inmediatamente con el Presidente Correa, al que le estamos dando la bienvenida a Nicaragua, él tiene una agenda muy apretada, tiene que salir hacia Panamá y luego a Dominicana. Nosotros también tenemos que salir para República Dominicana, vamos a encontrarnos allá en esta reunión, donde estaremos debatiendo este tema, que seguramente será de primer orden. Con estas palabras le damos la bienvenida. Después de conversar con el Presidente, vendremos de nuevo aquí, a dar a conocer nuestras decisiones, porque vamos a tomar decisiones. Es lo que queremos compartir con el Presidente Correa, antes de darlas a conocer al pueblo nicaragüense y a la comunidad internacional. Así es que ¡bienvenido, Presidente! Declaraciones brindadas después de la reunión entre los presidentes Hermanos nicaragüenses, hermanos ecuatorianos, hemos concluido este encuentro con nuestro hermano, compañero Presidente de Ecuador, Rafael Correa y estamos convencidos que aquí no hay más salida que la Paz. Como dice nuestro Himno: "Salve a ti Nicaragua, en tu cielo ya no ruge la voz del cañón, ni se tiña con sangre de hermanos tu glorioso pendón bicolor..". Podríamos decir: "Salve a ti América Latina, en tu cielo ya no ruja la voz del cañón". ¿Y dónde está rugiendo la voz del cañón? ¡En Colombia! Amenazando no solamente al propio pueblo colombiano, sino también a pueblos hermanos, en este caso, un pueblo hermano que ha sido agredido, el pueblo ecuatoriano, y amenazando también a Nicaragua, como todos sabemos. De tal manera que le hemos comunicado a Rafael que Nicaragua, en solidaridad con el pueblo ecuatoriano y reivindicando así mismo, el derecho a que se respete el Fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, y, ante las reiteradas amenazas militares de parte del Gobierno colombiano que se niega a reconocer ese derecho, Nicaragua en estos momentos anuncia, informa, que rompe relaciones diplomáticas con Colombia. Rompemos relaciones diplomáticas con Colombia, y eso significa, retirar la Misión Diplomática que ha estado en ese país, e igualmente, tendrá que retirarse la Misión Diplomática de Colombia en Nicaragua. Una ruptura de relaciones que nos tendrá que llevar a buscar intermediarios para comunicarnos y abordar estos problemas tan sensibles que debemos resolver. Para poder hablar de relaciones normales con Colombia, eso pasa porque, de una vez por todas, Colombia no vuelva a repetir acciones terroristas ¡es terrorismo lo que practicó en contra de Ecuador! Que no vuelva a repetir ese tipo de acciones. Estamos dispuestos los latinoamericanos a contribuir, porque además es un deber nuestro, a que se alcance la paz en Colombia, porque mientras no se logre la paz, el conflicto se va extendiendo, se va regionalizando. El foco del conflicto está en Colombia, no en Ecuador, ni en Venezuela, ni en Nicaragua. Las bases de la guerrilla están dentro de Colombia, no están en Ecuador, Venezuela, Brasil, Bolivia o Nicaragua. Por lo tanto, ese foco de conflicto hay que resolverlo, y así como tenemos que abocarnos todos a la lucha contra el narcotráfico, igualmente debemos abocarnos a la lucha por la paz en Colombia. Rompemos relaciones con Colombia, buscaremos un país latinoamericano que pueda representarnos y, a su vez, Colombia buscará otro país que pueda representarla para que podamos comunicarnos y, una condición fundamental para poder retomar relaciones con el Gobierno colombiano, es que se respete el fallo de la Corte y que no se vuelvan a cometer actos de terrorismo como el que lanzaron contra Ecuador. Que por el contrario, Colombia acepte la disposición que tenemos todos los gobiernos latinoamericanos, y en particular los gobiernos vecinos en el Cono Sur, que son los más afectados por ese foco de guerra, de violencia, que hay en Colombia; que acepten la disposición de formar un grupo de apoyo como ya se venía haciendo, a raíz del momento en que se planteó la liberación de los secuestrados por parte de las FARC. Un grupo donde estaban Ecuador, Argentina, Brasil, Bolivia, Venezuela, Cuba, o sea, seis países participando; llegaron a esperar a los secuestrados, no se concretó en ese momento la liberación porque el Gobierno conspiró contra la misma, pero posteriormente se logró. ¡Se ve claramente que hay una disposición! Ahí mismo estamos hablando de seis gobiernos y pueblos latinoamericanos que están dispuestos a trabajar por la paz en Colombia. Nosotros también estamos dispuestos a contribuir a la lucha por la paz en Colombia, de lo contrario, estaríamos conspirando contra la paz en nuestros propios países. Esta es la posición de Nicaragua, esta ruptura de relaciones no es con el pueblo colombiano, como bien lo señalaba Rafael, no se están rompiendo relaciones con el pueblo colombiano con quien tenemos unas relaciones históricas, una gran identificación. Sabemos que es un pueblo que desea la paz y lucha por la paz; un pueblo hermano. Estamos rompiendo con la política terrorista que está practicando el Gobierno de Álvaro Uribe; con esa política, con ese Gobierno es que estamos rompiendo ¡no con el pueblo colombiano! Gracias.

Descarga la aplicación

en google play en google play