Escúchenos en línea

Ortega pide formar grupo internacional para buscar la paz en Colombia

Santo Domingo. Varias agencias. | 7 de Marzo de 2008 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega, pidió este viernes en la XX cumbre del Grupo de Río que se celebra en Santo Domingo que se organice un grupo de países para ayudar a alcanzar la paz en Colombia. Durante su discurso el mandatario nicaragüense recordó que hace veinte años América Latina padecía el peso de las dictaduras y de numerosos conflictos armados y se preguntó cuánto ha costado alcanzar la paz actual, "que tiene un valor incalculable", por lo que instó a los gobernantes presentes a trabajar para preservarla. "Le pediría al presidente (Álvaro) Uribe que en aras de la paz, la reconciliación de pueblos hermanos (...) que demos este paso, que se forme aquí mismo un grupo de países que se aboque a apoyar al pueblo y al gobierno de Colombia para trabajar por la paz", dijo Ortega. En una primera fase, dicho grupo trabajaría por alcanzar un "acuerdo humanitario pleno y total", mientras que en una segunda fase se trataría de "ponerle fin a ese conflicto". Ortega aseguró que en sus "conversaciones con las FARC dijeron que querían trabajar por la paz". Dirigiéndose a Uribe, Ortega aseguró: "el presidente de Colombia creo que debe entender y comprender la necesidad y la urgencia de los pueblos, es urgente alcanzar la paz en Colombia, es necesario entender que la paz en Colombia no se va a alcanzar por la fuerza de las balas, sino por la fuerza del diálogo y de la negociación. Hoy más que nunca es urgente alcanzar la paz en Colombia. Le digo, con mucho respeto, que con la vía militar no se gana la paz. Aunque mate guerrilleros, el conflicto continuará". "Comparto los deseos de paz que todos tenemos y creo que el presidente Uribe tiene deseos de paz, pero la paz no se va a alcanzar por la fuerza de las balas, sino del dialogo y la negociación", insistió. Ortega dijo también que la salida militar que aplica Colombia está expandiendo el conflicto, "con todos los costos y consecuencias que esto trae. No queda más camino que entendernos y reconciliarnos. No nos puede alegrar la muerte de ningún ser humano". El presidente nicaragüense puso de ejemplo los conflictos bélicos que se dieron en América Central a los que se puso fin cuando los protagonistas decidieron sentarse a negociar. "Yo pediría que aquí se formaran dos comisiones, una para ver el tema de Colombia y lo que es la búsqueda ya de la liberación de todos los detenidos, es decir lograr el cambio humanitario que le ponga fin al cautiverio de todos los que están detenidos y que permita sentar las bases para la paz en Colombia, y todos nosotros acompañarlo a usted presidente para alcanzar la paz en Colombia" "Igualmente que se forme otra comisión que pueda atender está tensión que tenemos entre Colombia y Nicaragua porque en cualquier momento se puede dar un enfrentamiento bélico en el mar con nuestra pequeña fuerza marítima y la poderosa fuerza marítima que tiene Colombia, Dios no lo quiera, no lo queremos, no lo deseamos, queremos la paz presidente, yo creo que aquí lo que queda es tendernos la mano", argumentó Ortega. A juicio del líder sandinista, todas las naciones latinoamericanas y caribeñas deben unirse, ya que no hay espacio para investigar nada y mucho menos para acusar a otros mandatarios latinoamericanos. Dijo que lo que se debería estar tocando en la Cumbre de Río, eran temas sociales que beneficien a los pueblos latinoamericanos. "Aquí deberíamos estar tocando temas que nos preocupa, como es luchar contra la pobreza y el hambre, tenemos que unirnos para atacar esos problemas. Pero en vez de eso surgen factores que en lugar de unirnos nos separa". También pidió al presidente colombiano aceptar que su acción militar ha sido una agresión contra Ecuador. "Uribe debe admitir y aceptar que se produjo una agresión de la soberanía del pueblo ecuatoriano, que van a investigar allí. Presidente Uribe: eso se como conoce como terrorismo de Estado", acusó Ortega. En este sentido, declaró Ortega "que se está cayendo en la política cuando habían dictaduras, o cuando se practica lo que hecho Estados Unidos como cuando organizó la voladura de un avión de Cubana de aviación, eso se llama terrorista, a esos terroristas como Jorge Posada Carriles, los protegen y a los cinco patriotas cubanos los tienen encarcelados". En opinión de Ortega, la misión creada por la Organización de Estados Americanos (OEA) para verificar in situ lo ocurrido en territorio ecuatoriano. "Yo no veo qué sentido tiene ya. No tiene ningún sentido. A confesión de partes, relevo de pruebas. No hay nada que investigar", sentenció el presidente Ortega. Añadió que las disculpas que se formularon no son sinceras y recordó que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, repitió sus intenciones y su Gobierno manifestó "que están dispuestos a llevar a cabo acciones terroristas cuando así lo valoren". "Es decir, estarían regionalizando la guerra. Creo que tenemos que apostar por la paz, que se forme un grupo como se hizo en Centroamérica, un grupo que trabaje en favor de la paz y que acabe con estas acciones del Gobierno colombiano", agregó. Calderón propone avalar gestiones de la OEA Antes de la intervención de Ortega, el presidente de México, Felipe Calderón, propuso que la Cumbre acuerde avalar la gestión en marcha de la Organización de Estados Americanos (OEA) para resolver el conflicto entre Colombia y Ecuador. Tras una larga intervención del mandatario colombiano, lvaro Uribe, Calderón afirmó que "este es un momento crítico no solo para Ecuador y Colombia, sino para todos". A pesar de la crisis desatada el fin de semana pasado por una operación militar de Colombia en Ecuador, hay que reconocer que el gobernante ecuatoriano, Rafael Correa, y Uribe "estén aquí porque se requiere mucho valor y sensatez para venir a hablar aquí de frente". Calderón recordó las posibilidades de entendimiento que ambas partes han manifestado, después de que el jefe de Estado colombiano reconociera que tropas de su país llevaron a cabo una incursión en el territorio ecuatoriano, en la que murió el "número dos" de las FARC, alias "Raúl Reyes". El mandatario mexicano propuso, en definitiva, que el Grupo de Río avale la OEA porque puede abrir un camino al entendimiento, que se respalde el trabajo de la comisión del organismo interamericano que llegará este fin de semana a Ecuador para esclarecer los hechos. Además, pidió que se haga un esfuerzo para mitigar las acusaciones, con objeto de que haya un espíritu distinto para lograr que "Latinoamérica construya una página en paz, con una voluntad distinta". La OEA aprobó el pasado miércoles una resolución que establece la creación de una comisión para que visite Ecuador y Colombia, recabe datos y eleve un informe a la reunión de cancilleres del 17 de marzo en Washington con propuestas de acercamiento entre las partes. Según el documento acordado por los 34 países miembros de la institución, el Gobierno colombiano violó la soberanía y la integridad territorial de Ecuador, así como los principios del derecho internacional, pero no condenó a Bogotá por ello. Calderón también exigió que se investigue la presencia de mexicanos en el campamento de las FARC fue bombardeado la semana pasada por tropas de Colombia en territorio ecuatoriano. Calderón dijo que uno o varios mexicanos podrían estar entre las 24 personas que fallecieron en el ataque el pasado sábado junto con el líder guerrillero Raúl Reyes. Tres mujeres sobrevivieron al ataque, entre ellas una mexicana, Lucía Andrea Morett, que tiene vínculos con grupos de izquierda y que fue oradora años atrás en un acto del grupo rebelde mexicano Ejército Zapatista de Liberación Nacional. "Ha quedado herida una persona de nacionalidad mexicana y probablemente ha perdido la vida otra u otras más, lo cual, por cierto, deploramos," dijo el mandatario. "Exigimos la investigación correspondiente en términos de los órganos judiciales, no sólo de los hechos sino también de las razones por las cuales se da la presencia misma de nacionales mexicanos en un campamento (...) irregular, armado," agregó. Ecuador anunció el jueves que hay indicios de que ciudadanos mexicanos murieron, aunque se desconocen las razones de su presencia en el lugar. El ministro de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, precisó que hay registros sobre la posibilidad de que un número no precisado de muertos corresponda a mexicanos relacionados con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), una de las principales universidades públicas de América Latina. Larrea agregó que cinco familias mexicanas han pedido la identificación de los cadáveres. Cristina Kirchner hizo un fuerte llamado a actuar desde la legalidad La Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, consideró que la escalada tomó fuerza con el intercambio humanitario de rehenes de las FARC. Pidió que se recupere la "multilateralidad", "uno de los atributos más importantes de América Latina". La presidenta instó a todos los países de América Latina a actuar desde la legalidad. De esta manera hizo una reflexión acerca de las crisis diplomática generada entre Colombia y Ecuador por una incursión militar colombiana en territorio ecuatoriano. En ese sentido, advirtió que el abordaje de esta problemática tiene que hacerse desde dos lugares: la política y la legalidad. "Debe ser un abordaje político, porque la política presupone análisis: por qué llegamos a esta situación", manifestó Kirchner. "Lo que estamos analizando, lo que plantea Ecuador tiene como protagonistas los hechos puntuales y concretos, a países y mandatarios que han venido participando de todas estas reuniones y en las cuales no se sucedió nunca un hecho de tal magnitud", consideró la mandataria argentina. Además, recordó que "siempre hubo una relación amigable entre los presidente de Venezuela y Colombia" y se preguntó cuándo terminaron las buenas relaciones. Inmediatamente, remarcó que todo comenzó, según su opinión, cuando Venezuela intercedió en el intento de canje humanitario con las FARC, que impulsó Hugo Chávez, su par venezolano. "Cuando se terminaron las buenas relaciones y comenzó la escalada verbal y sin límites de unos contra otros, explicó al tiempo que destacó que es la "primera vez en muchísimo tiempo que se da la violación de territorialidad de manera unilateral". "La realidad indica que relaciones que venían fluyendo más que amigablemente, en lo político y comercial, de repente aparece una escalada terrible por el canje humanitario de rehenes presos detenidos de las FARC", opinó la jefa de Estado y calificó la crisis como "inédita en la región". Según advirtió, se trata de la "violación de la soberanía territorial de uno de nuestros países" y rechazó esta premisa. Más tarde, manifestó que el otro abordaje que tendría que hacerse del tema tiene que estar protagonizado por la legalidad. "Lo importante sería hacer un abordaje institucional y legal", manifestó. "Si nosotros admitimos la doctrina de la unilateralidad estaremos perdiendo un patrimonio de la política exterior norteamericana que es exhibida como un logro", agregó inmediatamente, en otro tramo de su discurso. En ese sentido, pidió recuperar la multilateralidad. "En cada discurso, invocamos la necesidad de reconstruir la multilateralidad para vivir en un mundo mejor y más seguro Si nosotros perdemos esto, perdemos unos de los atributos más importantes de América Latina", dijo. Para cerrar este tema que parece encenderse cada día más, Cristina Fernández aseguró que "Colombia tiene todo el derecho de combatir a las FARC, pero desde la legalidad". Brasil expresa tristeza El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, expresó la tristeza de su presidente Luiz Inácio Lula da Silva "por la tensión y disputa entre dos países hermanos", en referencia al conflicto diplomático entre Colombia y Ecuador. El canciller brasileño afirmó que toda invasión de la territorialidad de otro país "es rechazable y condenable. No se puede permitir bajo ningún concepto y por eso Brasil condenó la incursión colombiana en territorio ecuatoriano". El ministro brasileño agregó que "hay que encontrar un camino" que les lleve a la paz, "hay que encontrar una solución entre las diferencias para buscar la paz". "Nunca se ha visto en Suramérica un conflicto de esta magnitud que puede tener consecuencias graves contra la integración y es importante tener la garantía de que estos hechos no van a ocurrir de nuevo", afirmó Amorim. El canciller brasileño propuso que el Grupo de Río respalde el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) y pidió a las partes que se reduzcan las acusaciones para superar la crisis.

Descarga la aplicación

en google play en google play