Escúchenos en línea

FMI «satisfecho» con ejecución del programa económico

Managua. Informe Pastrán y agencias. | 7 de Marzo de 2008 a las 00:00
La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), liderada por Luis Cubeddu, concluyó su labor en Nicaragua, informó el organismo desde Washington. La misión visitó Managua entre el 25 de febrero y el 7 de marzo para comenzar las discusiones en el contexto de la primera revisión del programa asociado al Servicio para el Crecimiento y Lucha contra la Pobreza (SCLP). La misión se reunió con el equipo económico del gobierno, representantes de instituciones públicas y de la Asamblea Nacional, la comunidad de donantes internacionales y algunos representantes del sector privado y de la sociedad civil. Cubeddu dijo que "en general, el comportamiento de la economía nicaragüense sigue siendo satisfactorio y las autoridades han hecho progresos considerables en la implementación del programa económico. Las metas cuantitativas a finales de diciembre del 2007 se cumplieron, lo que refleja la implementación de políticas monetarias y fiscales prudentes. Asimismo, la Asamblea Nacional aprobó un presupuesto para el año 2008 que es consistente con las metas del programa y provee espacio para un aumento en el gasto en programas sociales e inversión pública". Sin embargo destaca que "han existido algunos retrasos en la adopción de ciertas reformas fundamentales en el sector eléctrico, aunque se han tomado medidas importantes para normalizar el servicio y mejorar la viabilidad financiera del sector". Cubeddu dijo además que "hubo coincidencia en que los retos principales de Nicaragua consisten en fortalecer el crecimiento, reducir la pobreza, disminuir la inflación y manejar los flujos de financiamiento externo, en un contexto internacional que presenta desafíos crecientes". Estableció que "las autoridades y la misión hicieron progresos en la dirección de alcanzar un acuerdo sobre las políticas requeridas durante el resto del 2008 para responder a estos retos, teniendo en cuenta la necesidad de salvaguardar las metas del programa, y asegurar el uso eficiente y transparente de los recursos provenientes de la ayuda externa" y anunció que en las siguientes semanas, las discusiones continuarán con el objetivo de finalizar este acuerdo y, una vez concluido este trabajo, se presentará una petición al Directorio ejecutivo del FMI para completar la Primera revisión del programa SCLP". Rosales reitera crecimiento entre 4.0 y 4.5% Por su parte, el presidente del Banco Central de Nicaragua, contraparte de la misión del FMI, dijo a los periodistas que "aún discutimos detalles" de los compromisos a asumir en el programa económico nicaragüense de 2008. "Hemos avanzado sustancialmente de cara a obtener una aprobación de la primera revisión del programa de servicio de crecimiento y lucha contra la pobreza", afirmó el funcionario nicaragüense. Según el presidente del banco emisor, en las reuniones sostenidas con la misión del FMI, que ya partió hacia Washington, alcanzaron "resultados satisfactorios". Agregó que las conversaciones sobre este tema las continuarán en Washington "en los próximos días", sin precisar. Según Rosales, los compromisos adquiridos ante el FMI, durante 2007, "fueron cumplidos" aunque, admitió, no todos. "En este sentido, tenemos algunos incumplimientos, particularmente en lo relacionado con la ley para combatir el uso indebido de los servicios eléctricos", detalló la fuente. La iniciativa sobre una ley antifraude, actualmente en discusión en la Asamblea Nacional, "es un asunto que esperamos resolver muy pronto", añadió. Otro de los temas, dijo Rosales, en el que no alcanzaron consenso es el aumento salarial que el Ejecutivo ha propuesto en los sectores sociales y públicos de hasta 16 por ciento. "Estuvimos haciendo cálculos alrededor del incremento salarial y estamos todavía discutiendo algunos aspectos de compromisos que tendremos que adquirir en esta nueva carta de intenciones", señaló el funcionario, sin más detalles. Según el funcionario, la propuesta nicaragüense al FMI en términos de la tasa de crecimiento económico "y fue aceptada, es entre un 4.0 y un 4.5 por ciento, pero todavía hay que revisar cifras, como el gasto público y la recaudación" de impuestos. Respecto a la cooperación venezolana, Rosales dijo que se comprometió con el FMI de que ésta sea integrada en el Presupuesto General de la República. El alto cargo insistió en la necesidad de medidas para controlar la inflación, y en la aplicación de una contracción de la masa de dinero circulante, mediante la emisión de bonos bancarios del Estado a disposición de los inversores, a los que se les ofrecerán tasas mayores a las existentes, para hacerlas "atractivas". Rosales igualmente reiteró "prudencia" en la expansión de la masa circulante, en particular con los reajustes salariales, los que –afirmó- deben estar en total correspondencia "con el crecimiento económico del país".

Descarga la aplicación

en google play en google play