Escúchenos en línea

Deporte es confraternidad, defiende dirigente boricua

Managua. Por Francisco G. Navarro/Agencia PL | 15 de Marzo de 2019 a las 11:08
Deporte es confraternidad, defiende dirigente boricua
Oswaldo Gil

Oswaldo Gil, una voz muy autorizada del olimpismo actual en Puerto Rico, defendió en Nicaragua la idea de que el deporte es confraternidad y por eso la selección nacional boricua de béisbol vino a jugar aquí.

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, quien encabezara por décadas la Federación de Béisbol de su país y por 17 años ocupara la vicepresidencia del Comité Olímpico boricua dijo que 'vinimos aquí para unir a nuestros países, más de lo que ya están unidos en la historia deportiva por la figura de Roberto Clemente'.

La memoria de su compatriota Roberto Clemente, miembro de Salón de la Fama del Béisbol en Estados Unidos, muerto en un accidente de avión el 31 de diciembre de 1972 cuando se disponía a traer ayuda a los damnificados por el terremoto de Managua, es una constante en el diálogo con Gil, de lúcida mente a sus 86 años.

Tenemos los puertorriqueños un lazo indisoluble, vigoroso, fuerte, de hermandad con el pueblo nicaragüense y parece irónico, pero la muerte de Roberto nos compenetró más aún, sentenció quien jugara como receptor con los Grises Orientales de Humacao, en una liga antesala de la pelota profesional.

Interrogado acerca de ciertas presiones ejercidas desde sectores de la derecha nicaragüense para que la selección boricua no se presentara sobre la grama del Estadio Nacional Dennis Martínez, Gil prefirió matizarlas como 'solicitudes de amigos que yo diría vestidos con la tela de la buena fe'.

Pero el deporte es para unir, señaló con énfasis antes de agregar que 'nosotros no tenemos que ver nada con los problemas internos de Nicaragua, tal como ellos no pueden resolver los nuestros'.

Vinimos respondiendo a una invitación de Nemesio Porras (presidente de la Federación Nicaragüense de Béisbol Asociado), quien como inicialista y tercer bate fue una estrella de gran magnitud de la selección de Nicaragua y nos dio un montón de palos, pero es amigo nuestro, explicó.

Al rememorar sus tiempos de ejecutivo en el Comité Olímpico de Puerto Rico relacionó esta visita beisbolera a tierra nica con la presencia de la embajada atlética boricua en los Juegos Olímpicos de Moscú 80, cuando desoyeron el reclamo a sumarse al boicot declarado por la administración estadounidense del mandatario James Carter.

El presidente Carter nos pidió que no fuéramos a la Unión Soviética, pero razonamos, son dos semanas para hacer mejor al mundo sobre la base de la confraternidad deportiva, y competimos allí, comentó Gil mientras observaba la primera práctica de la novena boricua sobre el inmaculado manto verde del Dennis Martínez.

Para un hombre acostumbrado a ver y vivir el beisbol desde un prisma particularmente filosófico siempre está presente la enseñanza de los antiguos griegos, los padres fundadores del olimpismo.

Cada cuatro años dejaban de guerrear para darle su espacio la paz, convertían la lanza de matar en jabalina y los carros de combate eran la herramienta de competencia del auriga, rememoró sobre aquel espíritu que siempre debe prevalecer en las sociedades modernas.

Y por si fuera necesario un cierre de oro para la animada plática, Oswaldo Gil, un hombre que ya habita en el templo del béisbol de la Isla del Encanto, afirmó: 'Nosotros somos colonia de Estados Unidos, pero en el deporte somos pueblo'.


Descarga la aplicación

en google play en google play