Escúchenos en línea

Fuerte represión contra manifestantes en París

París. Agencias | 16 de Marzo de 2019 a las 14:14
Fuerte represión contra manifestantes en París

La policía de París, Francia, reprimió duramente este sábado la marcha número 18 del movimiento chalecos amarillos, el que no ha mermado en su convocatoria en protesta a las políticas neoliberales del Gobierno de Emmanuel Macron.

Desde tempranas horas de la mañana los manifestantes alertaron a través de redes sociales sobre los bloqueos y controles de la policía en distintos peajes y entradas hacia París, capital gala y epicentro de los encuentros desarrollados consecutivamente desde noviembre de 2018.

A cuatro meses de protestas, y un día después del debate final para dar respuesta al conflicto social y político por parte de Macron, la policía reprimió duramente esta nueva jornada. En la avenida Campo Elíseos los agentes antidisturbios usaron gases lacrimógenos y carros lanza agua para dispersar la protesta.

Al respecto, el ministro del Interior francés, Christophe Castaner, aseguró que «no hay duda (los manifestantes), instan a la violencia y están ahí para sembrar el caos en París. Profesionales del desorden equipados y con máscaras han infiltrado los cortejos. Mi llamado a la Prefectura de la Policía: responder con la mayor firmeza a esos ataques inadmisibles», escribió en Twitter.

Ante la movilización la  Prefectura policial parisina movilizó 5 mil  efectivos para reprimir a la población que protesta en contra del gobierno de Francia.

Sin embargo los ánimos y la resistencia en las calles no cesan. Un ciudadano, parte de los chalecos amarillos, y que se plegó a la marcha de este sábado, Van-Thanh Nguyen, expresó que continuarán protestando «hasta que las cosas cambien» y añadió que «Macron es una marioneta del sistema».

En tanto numerosas tiendas fueron saqueadas este sábado en los Campos Elíseos de París, durante la movilización.

Le Fouquet's, restaurante de renombre que ya había sido saqueado durante la mañana de este sábado, sufrió el incendio de su toldo posteriormente.

Mientras algunos grupos coreaban lemas anticapitalistas o antipoliciales, otros erigieron barricadas y saquearon tiendas de grandes marcas como Hugo Boss y Lacoste al grito de "¡revolución!".

El primer ministro, Edouard Philippe, se dirigió por la tarde a la avenida de París para constatar los daños y agradecer a la policía por su labor.

Hasta ahora 109 personas fueron detenidas, según un último balance comunicado por la prefectura.

Cifras comunicadas por el ministro del Interior dan cuenta de unos 7.000 a 8.000 manifestantes el sábado en la capital francesa, entre ellos 1.500 ultraviolentos.








Descarga la aplicación

en google play en google play