Escúchenos en línea

Candil de la calle... Bush critica Derechos Humanos en CA

Washington. Agencia EFE. | 11 de Marzo de 2008 a las 00:00
La violencia doméstica contra mujeres y niños, prostitución infantil, la ineficacia de los sistemas judiciales y la dureza de las prisiones son algunos de los principales abusos a los derechos humanos identificados por el Gobierno estadounidense en Centroamérica. De los seis países centroamericanos, Guatemala es la nación que acumula el mayor número de abusos según el informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo dado a conocer el martes por el Departamento de Estado de Estados Unidos. Como en años anteriores, el informe señala que el Gobierno guatemalteco no investigó ni castigó "los asesinatos ilegales cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad". Las fuerzas de seguridad guatemaltecas están señaladas en el informe por sus niveles de corrupción (junto con el sistema judicial) y su implicación en secuestros. Además, la población guatemalteca sufre la "discriminación y violencia contra mujeres, el tráfico de personas, discriminación contra comunidades indígenas" así como contra homosexuales. En Nicaragua, Washington destacó las duras condiciones en las prisiones, "la arbitraria aplicación de la justicia, la falta de respeto del imperio de la ley y la extendida corrupción y politización del sistema judicial". Estos problemas conviven junto con las limitaciones a la libertad de prensa, la violencia doméstica y contra los niños y las violaciones de los derechos sindicales, "especialmente en las zonas de libre comercio". En la vecina Honduras el informe también destaca "los asesinatos ilegales de miembros de la policía y agentes gubernamentales" así como "los asesinatos arbitrarios y sumarios cometidos por vigilantes, bandas callejeras y antiguos miembros de las fuerzas de seguridad". El país también sufre "la politización del sistema judicial así como corrupción judicial y debilidad institucional", junto con violencia y discriminación contra mujeres, prostitución y abuso infantil, tráfico de personas y discriminación contra indígenas. En El Salvador destaca "la extendida delincuencia violenta, incluida violencia relacionada con bandas, impunidad y corrupción". Como en Guatemala y Honduras, la situación en las prisiones salvadoreñas es un motivo de preocupación y fuente de violaciones de los derechos humanos, junto con la violencia doméstica contra mujeres, abusos y prostitución infantiles, tráfico de personas y discriminación contra indígenas y homosexuales. Panamá sufre "duras condiciones penales, con informes de abusos por parte de funcionarios de prisiones, prolongadas detenciones antes de juicios, corrupción y manipulación del sistema judicial" así como "presión política contra los medios". El país también padece, como el resto de Centroamérica "discriminación y violencia contra mujeres, tráfico de personas, discriminación contra comunidades indígenas y trabajo infantil". Finalmente en Costa Rica, el Departamento de Estado señala los retrasos judiciales, "las anticuadas leyes contra libelo" y la "violencia doméstica contra mujeres y niños, y la prostitución infantil".

Descarga la aplicación

en google play en google play