Escúchenos en línea

Mexicana revela infierno en poder de soldados de Uribe

Quito, Ecuador. Agencia EFE. | 12 de Marzo de 2008 a las 00:00
La mexicana Lucía Morett, rescatada de un sector de la Amazonía ecuatoriana bombardeado por las fuerzas militares de Colombia el 1 de marzo, declaró ante el fiscal general de Ecuador, Washington Pesántez, y señaló que fue amenazada de muerte por agentes colombianos. Así lo indicó su padre, Pedro Morett, luego de entrevistarse con el fiscal Pesántez, que acudió al Hospital Militar de Quito para tomar la declaración de la mexicana, que se recupera de las heridas sufridas en el ataque colombiano contra una base clandestina de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano, donde fue ultimado el guerrillero "Raúl Reyes" . "La Policía colombiana la amenazaba con matarla, tuvo tres armas de fuego cerca de su cuerpo", mientras le decían: "Si te mueves te matamos... Eso no se vale", exclamó Pedro Morett, al relatar a periodistas detalles de la conversación de su hija con Pesántez. "A mi hija el señor fiscal le preguntó sobre sus lesiones, y la más importante la tiene en el glúteo", porque al momento del ataque "estaba acostada, estaba boca abajo, estaba dormida", añadió el padre de la mexicana. Asimismo, dijo que el fiscal le habría dicho a su hija que en Ecuador "no tiene ninguna causa", que es "víctima de lo que ahí pasó" durante el bombardeo y le deseó que se recupere pronto para que pueda retornar a su país. Según el canal Teleamazonas, la mexicana indicó en su declaración que días antes del ataque había llegado a Quito para participar en un encuentro continental de grupos bolivarianos y que luego viajó a la Amazonía hasta el campamento de las FARC. Teleamazonas indicó que Lucía Morett habría llegado a Ecuador junto con sus compatriotas Fernando Franco Delgado, Soren Avilés Ángeles, Juan González y Verónica Velázquez Ramírez. Según ese canal, Morett, que es estudiante de Filosofía de la Universidad Autónoma de México (UNAM), negó pertenecer a las FARC o a otro grupo guerrillero, y aseguró que su presencia en el campamento rebelde era parte de una investigación. El ataque del Ejército colombiano contra el campamento clandestino de las FARC en territorio ecuatoriano generó una tensión diplomática entre Quito y Bogotá, zanjada durante la última Cumbre del Grupo de Río en República Dominicana. En la operación militar colombiana resultaron muertos el portavoz internacional de las FARC, alias "Raúl Reyes", y unos 25 presuntos insurgentes más, mientras tres mujeres, incluida Morett, fueron rescatadas con heridas. Aunque aún faltan detalles forenses para la identificación de los cadáveres recuperados por el Ejército ecuatoriano del sitio bombardeado, los familiares del mexicano Juan González del Castillo han reconocido el cuerpo de su hijo. El gobierno ecuatoriano presume que junto a González del Castillo murieron también en el campamento de las FARC los mexicanos Fernando Franco Delgado, Soren Ulises Avilés Ángeles y Verónica Velázquez Ramírez, los cuales, con excepción de Avilés, son también alumnos de la UNAM, según confirmó la misma universidad.

Descarga la aplicación

en google play en google play