Escúchenos en línea

Semana Santa, religión, cultura y tradición

Managua. Prensa Latina | 16 de Abril de 2019 a las 11:50
Semana Santa, religión, cultura y tradición

Entre los más importantes festejos que se celebran en Latinoamérica ligados a la religión católica sobresale hoy la Semana Santa, cuando, según la fe, se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús Cristo.

Cada región y país ha hecho de la conmemoración una fiesta propia, más allá de los elementos comunes establecidos en los registros bíblicos.

Así, cada pueblo se apropió de la historia religiosa y la aderezó con costumbres autóctonas, las cuales con el pasar del tiempo son ya tradiciones profundamente arraigadas.

Nicaragua no es la excepción, en el país pinolero la celebración de la Semana Santa es una de las fiestas más importantes del año, con un reconocido carácter popular que no distingue entre zonas urbanas y rurales.

Lo que inició como un homenaje al hijo de Dios por su muerte y resurrección, es hoy una semana de procesiones multitudinarias, vacaciones de verano para visitar los diferentes destinos turísticos, y tiempo de elaborar todo un menú de deliciosos platillos propios de la fecha.

Las ceremonias religiosas marcaron el inicio de la tradición, y tras años de mezclas con lo popular, la Semana Santa nicaragüense exhibe orgullosa rituales únicos en el mundo católico.

Ya establecidas por la fe en las diferentes partes del país se puede disfrutar de las procesiones del Via Crucis, El Santo Entierro, El Encuentro, La Judea y Los Bautizos.

Se trata de cientos de miles de personas que caminan junto a las imágenes religiosas, mientras con fe absoluta ruegan por el perdón a sus pecados y un futuro próspero y saludable.

El aporte nica viene en otras que si bien mantienen su esencia religiosa, tienen una rutina marcada por las tradiciones culturales del país, como son las Carretas Peregrinas, que consiste en la viaje de cientos de estos medios de transporte tirados por bueyes y decorados con motivos alegóricos a la celebración, con destino al Santuario de Popoyupa, ubicado en el departamento de Rivas.

También está la ceremonia a San Lázaro, o más bien a los fieles perros que siempre le acompañan, cuando cientos de esos animales son disfrazados y toman parte de la misa que al santo católico dedican en la parroquia Santa María Magdalena, de la ciudad de Masaya.

Otra ceremonia muy marcada por las tradiciones nicaragüenses es el Via Crucis de las Isletas, ceremonia propia de los habitantes de las pequeñas islas de la ciudad de Granada, ubicadas en el lago Nicaragua.

Lo original de la procesión es que se recrean los últimos momentos de la vida de Cristo navegando por los canales del lago, y las estaciones (14 momentos que marcan el viaje de Jesús desde su condena a muerte hasta que es sepultado), se hacen frente a los muelles de 14 isletas escogidas.

Por último, y no menos importante, las alfombras pasionarias, obras resultantes del ingenio y la paciencia humana que consisten en la reproducción de pasajes bíblicos en alfombras confeccionadas con aserrín de colores.

La tradición surgió en el barrio de Sutiaba, en la ciudad de León, y es hoy tan representativa de los Festejos de Semana Santa que se considera uno de los principales atractivos de la etapa.

La cocina nicaragüense también aporta a las tradiciones con la elaboración de platillos propios de esta etapa del año, que pueden variar, según el calendario entre finales de marzo y principios de abril.

Por esos días, en las cocinas nicas se levanta el exquisito aroma de la sopa de queso, el almíbar, y el Gaspar, un plato cuyo ingrediente principal es el pescado, entre otros.

Pero la Semana Santa no es solo devoción religiosa para los nicaragüenses, también es tiempo de vacaciones y disfrutar de las bondades de la naturaleza de este país de lagos y volcanes.


Descarga la aplicación

en google play en google play