Escúchenos en línea

Gobierno impone Ley: médicos y maestros convocan a paro nacional en Honduras

Tegucigalpa. Agencias. | 27 de Abril de 2019 a las 09:08
Gobierno impone Ley: médicos y maestros convocan a paro nacional en Honduras

Una vez más, el partido en gobierno demostró su falta de diálogo y debate, y violentó los procesos al aprobar en el Congreso Nacional dos proyectos de ley para la reestructuración y transformación presupuestaria en las secretarías de Salud y Educación.

Las normativas facultan a la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación para que, con el acompañamiento de las comisiones interventoras, procedan a la revisión del presupuesto y Plan Operativo Anual (POA).

La junta directiva del Poder Legislativo, dominada en su totalidad por el Partido Nacional, sin socializar los decretos procedió a la votación y aprobación de las leyes; acción que fue rechazada por los diputados de oposición, quienes con protestas trataron de parar la sanción.

Diputados y diputadas del Partido LIBRE y el Partido PINU se levantaron de sus curules, el mediodía del jueves 25 de abril, y con pancartas en mano gritaban “no hay discusión/dictadura”.

Esas acciones de protesta sacaron a flote las más vulgares respuestas y expresiones machistas y misóginas del secretario legislativo, Tomás Zambrano, quien le gritó al diputado Sergio Castellanos: “vos te enojas que te quiten esa cartulina y venís a irrespetar, venís a hablar de respeto y pareces una niña llorando”.

Los altercados entre diputados oficialistas y de oposición, reflejo de la ausencia de un Estado democrático, participativo e incluyente, llegaron hasta los empujones. Mientras los legisladores se empujaban, insultaban y se arrebatan las páginas que contenían los proyectos de ley, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, burlaba desde su curul, desde el cual, minutos antes de la discusión, gritó a la bancada de oposición: “la prisa la vamos a decidir del voto, papita, esto es correlación de fuerzas”.

“Están aprobando un dictamen sin que los diputados lo conozcamos, pedimos el tiempo para conocer ese disque proyecto separado de educación y de salud y no les importó”, denunció el diputado David Reyes, integrante de la bancada del Partido Innovación y Unidad (PINU), calificando el accionar de los congresistas nacionalistas de abusivas y dictatoriales.

La diputada Doris Gutiérrez señaló que los proyectos aprobados por el oficialismo dan facultades de administración presupuestaria a las juntas interventoras de la Secretaría de Salud y Educación, y remarcó que la junta directiva del Congreso Nacional violó todo el procedimiento parlamentario: “empiezan a retirar un proyecto y sin presentar el otro hacen otro dictamen, ¿dónde ha visto eso?, estas son las barbaridades que se comente en este país donde el Partido Nacional quiere allanar el camino para controlar la secretaría de educación, la secretaría de salud, hacer barridas y poner a sus propios activistas”.

Al finalizar la aprobación, los intercambios de palabras y alegatos entre diputados nacionalistas y de oposición continuaron frente a las cámaras y micrófonos de la prensa.

Ante los cuestionamientos del parlamentario de Libertad y Refundación (LIBRE), Fabricio Sandoval, el diputado del Partido Nacional, Nelson Márquez, aseguraba que las nuevas leyes permitirán la compra de mobiliario escolar: “muchas de las escuelas se están cayendo, ahora es cuando debíamos demostrar nuestro interés en temas de educación, y ahora demostramos quien solo quiere hacer relajo”.

Sandoval discutió que los diputados nacionalistas no entregan los dictámenes y “aprueban a mata caballo, en un solo debate, tiene que ser en tres debates”, recibiendo como respuesta de Márquez que “por suerte aquí –hemiciclo- no se pueden meter llantas porque probablemente las hubieran quemado”.

Sin importarle los reclamos y contrario a su eslogan de “abierto, plural y democrático”, el presidente nacionalista del Poder Legislativo, Mauricio Oliva, suspendió la sesión y convocó a los diputados y diputadas a una nueva sesión el lunes, 29 de abril.

Denuncia privatización del sistema de educación y salud

Los decretos aprobados, que facultan a la Secretaría de Finanzas a realizar la modificación y reasignación presupuestaria, permiten la compra de insumos, mobiliario, medicamentos, equipos y servicios.

Lo anterior, en opinión de la presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa, se presta para establecer decretos de emergencia, a través de los cuales se podrán realizar compras al margen de la ley.

“Recuerde que todos los años se devuelve presupuesto no ejecutado, y no lo ejecutan por incapaces pero esta incapacidad manifiesta que tiene el Estado en a propósito y eso le ha costado la vida a los ciudadanos que han llegado a los centros hospitalarios, a los centros de atención y han encontrado vacíos los cajones de medicamentos”, expresó Figueroa al asegurar que con el nuevo decreto se puede dar un nuevo caso de corrupción como en el Instituto Hondureño de Seguridad Social.

Figueroa interpreta que la Ley de Reestructuración y Transformación Presupuestaria trae de fondo “el despedido de los trabajadores, y darle la potestad a las alcaldías y organizaciones no gubernamentales para que hagan sus contrataciones al margen de ley y la relación laboral, sobre todo a contratar el clientelismo político, que les asegura mantenerse en el poder, y abrir los negocios de quienes les van a financiar las campañas”.

El dirigente del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (COPRUMH), Daniel Sponda, explica que la Ley le da amplias potestades a la Comisión Interventora de Educación para crear leyes, las que no descartan vayan encaminadas a la municipalización del sistema educativo.

Sponda cuestiona las capacidades que puedan llegar a tener las corporaciones municipales para administrar el sistema de educación y salud, y comenta que la ley da paso a la tercerización laboral: “aunque no lo diga de manera tácita, pero qué es un pasivo laboral, qué es generar presupuesto para pasivo laboral, es para despedir personal”.

Paro Nacional

Tras la aprobación de las normativas orientadas a la transformación presupuestaria, médicos y docentes convocaron a sus agremiados y agremiadas a asambleas informativas indefinidas, es decir paralización de labores.

Docentes, trabajadores y trabajadoras de la salud salieron a las calles a nivel nacional, movilizándose por las principales carreteras del país. En Tegucigalpa, el magisterio comenzó con una toma del bulevar Fuerzas Armadas, en las cercanías del emblemático Instituto Central Vicente Cáceres.

“Nosotros hemos sido acosados y hemos sido lacerados desde el Golpe de Estado. En el trasfondo lo que quiere es privatizar tanto la educación como la salud, cambian la palabra de derecho por servicio, desde ahí están atropellando y comienza la privatización”, comentaba la profesora Claudia Mejía, mientras la Policía Nacional amenazaba desalojar con bombas de gas lacrimógeno la toma de carretera.

El magisterio se movilizó por los bulevares de Tegucigalpa y Comayagüela instalando tranques hechos con piedras y llantas. En las inmediaciones de Casa Presidencial, los docentes dejaron claro que las manifestaciones se mantendrán hasta que el Congreso Nacional derogue los decretos o leyes aprobadas.

Los trabajadores de la salud, de los principales centros médicos del país, se fueron uniendo a las asambleas informativas indefinidas convocadas por el Colegio Médico de Honduras (CMH).

“Continuaremos organizándonos, estamos aliados para poder defender los derechos de los ciudadanos, otros actores tendrán que actuar para ir avanzando en la no privatización de salud y la educación”, aseguraba Elvin Canales, presidente del Sindicato de Trabajadores del Hospital General San Felipe.

A las acciones de manifestación también se unió el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), y declararon una toma indefinida de las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Más sectores anuncian tomas y protestas para los siguientes días.


Descarga la aplicación

en google play en google play