Escúchenos en línea

Feministas acusan de hipócritas y oportunistas a los políticos que atentan contra el derecho de las mujeres a preservar su vida

Agencia AFP. Desde Managua. | 18 de Agosto de 2006 a las 00:00
El Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua cuestionó este viernes la "hipocresía" y el "oportunismo" de los candidatos a la presidencia que apoyan la penalización del aborto terapéutico para quedar bien con la iglesia católica y ganar adeptos para las elecciones de noviembre, informó una fuente gremial. "Sus posicionamientos muestran no sólo la hipocresía de tales políticos, sino sobre todo el oportunismo que los constituye", denunció la organización en un comunicado. La legislación vigente castiga con penas de uno a tres años a la mujer que interrumpe su embarazo con un aborto, el cual sólo es permitido por motivos terapéuticos y el dictamen de tres médicos. Dos partidos de derecha y uno de izquierda criticaron ácremente en los últimos días al candidato presidencial del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS, izquierda), Edmundo Jarquín, quien se mostró favorable a legalizar el aborto terapeútico. "Aún no han sido electos y ya se disponen a violentar el marco jurídico nacional y los derechos humanos de todas las nicaragüenses al expresar su decisión de desconocer el derecho que asiste a toda mujer a salvar su propia vida", repudiaron las mujeres. "Yo estoy de acuerdo con el aborto terapéutico", dijo Jarquín, quien sustituyó en julio pasado al fallecido aspirante a la presidencia de la disidencia sandinista, Herty Lewites. El MRS aglutina en sus filas a sandinistas, sectores feministas y juveniles que simpatizan con su propuesta electoral. La iglesia católica condenó las declaraciones de Jarquín, por oponerse a los esfuerzos del clero por lograr que la Asamblea Nacional penalice el aborto terapéutico, mediante una reforma del Código Penal que se encuentra pendiente de discusión. Si Jarquín gana las elecciones, Nicaragua "tendría en la Presidencia a un abortista, un asesino, una persona partidaria de la cultura de la muerte", fustigo el secretario de la Conferencia Episcopal, el obispo Sócrates Sándigo.

Descarga la aplicación

en google play en google play