Escúchenos en línea

Lectores/oyentes siguen opinando sobre La Chureca

Managua. Radio La Primerísima. | 14 de Marzo de 2008 a las 00:00
Respecto al conflicto de La Chureca me parece que hace falta hacerse las siguientes reflexiones: 1. ¿Quién es responsable del Plantel los Cocos y qué hace que no se amarra los pantalones y obliga a los conductores de los camiones recolectores de basura que hagan el trabajo por el que se les paga que es recolectar la basura y llevarla a La Chureca? Porque no hay ninguna justificación para que ellos compitan con esa pobre gente que vive (o sobrevive) con lo poco que pueden rescatar de la basura. 2. Por otro lado ahora que estalló este conflicto nos damos cuenta por que es tan deficiente el servicio de recolección de basura ya que lamentablemente estos compañeros por ir separando el material reciclable y luego deteniéndose para venderlo en los puestos ya concertados pierden mucho tiempo y cuando ya les agarra la tarde o no pasan o pasan a toda velocidad por los barrios y van dejando gran cantidad de basura tirada en las calles. 3. Esto es un asunto de educación y de valores e identificación y conciencia de clase que tanto se ha perdido, por que la lucha de los Sindicatos solo ha sido para reivindicaciones salariales pero han descuidado el aspecto de la formación integral que entre cosas incluye la solidaridad y la formación de valores, por lo que en este conflicto se ve retratado de cuerpo entero el atraso sufrido por la clase trabajadora y la sociedad nicaragüense en general. 4. La solución a este conflicto comienza por aceptar que es un problema de índole social y por lo tanto debe enfrentarse de esa manera y no dejarse llevar por las tentaciones de pretender sacar provecho político de la situación lo cual a nadie conviene. 5. Por último no estoy de acuerdo con la solución cortoplacista planteada por el FNT de entregarle un bono para que lleven la basura completa por que al fin y al cabo mal que bien ellos reciben un salario por ese trabajo y es ilegal y antitético pretender complementarlo de esa manera en perjuicio de sus hermanos de clase, además ese bono mañana van a decir que es muy poquito y de sea manera van a justificar su reincidencia en la misma acción. Ingeniero Eloy Romero Arrechavala. Director Académico de la Universidad Hispanoamericana (UHISPAM) Telef. 2684496/ Cel:6297193. email: [email protected] «La guerra de la basura» Hay una cosa importante. Es que la solución del problema de la inseguridad social de los churequeros tiene por fuerza que pasar por la creación de empleos dignos para ellos. Si el fuente de empleos viene en el contexto del desarrollo de un programa integral, sanitaria y ambientalista para dar respuesta al problema de la basura, mucho mejor. En realidad, esa es la forma de crear conciencia, en base del bienestar social. No estoy completamente de acuerdo en el sentido de apelar a la conciencia de los trabajadores de la recolecta, porque ellos también viven de una miseria. ¿Recuerdan la situación de las paslamas (huevos de tortuga) y cómo funcionó el programa de conservación de las tortugas de IRENA? Había un componente fuerte de concientización y educación, y mas importante de participación popular. Pero la base del éxito ese programa radicaba en las mejorias en las condiciones de vida de esas poblaciones en Chacocente y otros lugares mediante la reforma agraria, plan alimenticia, etc. ¡Sin el mejoramiento del bienestar de los campesinos, la concientización no hubiera calado! Y de ahí viene mi queja principal. Esa miseria viene directamente de los años de austeridad fondomonetarista y políticas neoliberales impulsados por el gobierno de los EEUU y administrado por los gobiernos neoliberales de turno. La situación sí es política en ese sentido. Parece que lo que hace falta es la voluntad política para concientizar en ese sentido: en el sentido de que es contraproducente que los sectores de la dirección Sandinista se acusan mutuamente de la culpabilidad y que los sectores de la clase obrera más margenados –la base de cualquier cambio social– estén provocados a pelear entre sí, en vez de aprovechar de esta oportunidad para concientizar y movilizar la gente para romper con el esquema y estructuras neoliberales causantes de esa situación. ¡Es un asunto de la soberanía nacional! Me vuelvo a apelar a la experiencia de Chacocente y tantos otros lugares en Nicaragua, como de Bolivia, Argentina y Venezuela. Mike Friedman Email: [email protected]

Descarga la aplicación

en google play en google play