Escúchenos en línea

Cancilleres a reunión clave en Washington sobre conflicto en Suramérica y la OEA

Washington. Agencias AFP y ANSA. | 16 de Marzo de 2008 a las 00:00
Las cancilleres de las Américas analizarán el lunes en Washington el reporte de una comisión especial de la OEA sobre la ya desactivada crisis entre Ecuador y Colombia por un operativo militar colombiano en territorio ecuatoriano. La vigésima quinta reunión de consulta de cancilleres tendrá lugar en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la capital estadounidense, y comenzará próximo al mediodía local (10 de la mañana hora de Nicaragua). Además: Insulza no quiere que OEA condene a Colombia Aunque aseguró estar "algo optimista", el canciller Samuel Santos, declaró a Marcio Vargas, corresponsal de la agencia ANSA en Nicaragua, que en la reunión de este lunes, donde se deberá tomar una resolución sobre la crisis originada el 1 de marzo tras una incursión armada de Colombia en Ecuador, "podría haber problemas serios". Poco antes de partir el domingo hacia Estados Unidos para asistir en Washington a a reunión de cancilleres de OEA, Santos recordó que la semana pasada el Grupo de Río (de países latinoamericanos) logró de hecho resolver la llamada crisis andina entre Colombia, Ecuador y Venezuela, que también incluyó a Nicaragua por problemas limítrofes, y por solidaridad. Pero antes de la reunión del Grupo de Río en República Dominicana, el Consejo Permanente de la OEA había decidido nombrar una comisión que investigase las denuncias de violación a la soberanía de Ecuador por parte de Colombia. Insulza debe entregar el informe sobre el caso que estuvo cerca de provocar una guerra en la región, y según el canciller nicaragüense Santos, ese informe debería "mantener el espíritu que reinó en la cumbre del Grupo de Río en República Dominicana" que permitió bajar por completo las tensiones e incluyó la firma de un documento de compromisos de paz. "Yo soy optimista de que en la OEA se mantendrá ese espíritu de distensión, y quiero creer que así sea, porque de lo contrario se corre el riesgo de una fractura que podría ser fatal para el organismo hemisférico", agregó Santos. Santos recordó que en la reunión del Grupo de Río el presidente colombiano, Alvaro Uribe, pidió perdón a Ecuador y ofreció "darle la vuelta a la hoja" en su virulenta polémica sostenida desde semanas antes con los mandatarios de Ecuador y Venezuela, Alvaro Correa y Hugo Chávez, quien incluso había movilizado tropas ante un eventual conflicto armado con su vecino. Nicaragua, quien había roto relaciones con Colombia en solidaridad con Ecuador y debido a que Bogotá —según Managua— se niega a respetar una reciente resolución de la Corte Internacional de Justicia sobre un viejo diferendo limítrofe en el Caribe, recibió en la misma reunion del grupo de Río el compromiso de Uribe de arreglar la situación. "Pero mejor esperamos el lunes a ver cómo nos va..., te repito, yo quiero ser optimista aunque las cosas no se vean muy bien por ahora", concluyó el canciller nicaragüense Santos. El encuentro del lunes en Washington apunta a analizar el reporte de una comisión especial designada pocos días después del incidente que desató la crisis entre Quito y Bogotá, y tiene por objetivo formular recomendaciones a las partes involucradas y adoptar propuestas de cara a prevenir situaciones similares. Quito rompió relaciones con Colombia y -al igual que Venezuela- movilizó tropas hacia sus fronteras tras un ataque ordenado por el gobierno colombiano contra un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, que terminó con el asesinato de unos 20 guerrilleros, entre ellos el número dos de esa guerrilla, alias 'Raúl Reyes'. Aunque la crisis se dio por superada con un apretón de manos entre el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y su par colombiano, Alvaro Uribe, y también con un saludo entre el jefe del Ejecutivo de Bogotá y el venezolano Hugo Chávez, Ecuador mantiene la ruptura de relaciones diplomáticas. Correa no ha ocultado su decepción por una resolución de la OEA aprobada hace dos semanas, luego de dos días de discusión, que reconoció la violación del territorio ecuatoriano por parte de Colombia, pero que no condenó las acciones de Bogotá. El mandatario ecuatoriano manifestó el sábado que espera una reacción "contundente" de la OEA, y criticó a Uribe al que acusa de tratar de mostrarlo como cómplice de las FARC. "Ojalá ese informe de la OEA sea contundente y no como siempre la OEA trate de contentar a los dos lados (...) Acá ha habido una agresión al suelo ecuatoriano y eso es irrefutable", señaló Correa en su programa semanal de radio. Correa tildó además de "ridículas" las informaciones presentadas por Colombia para relacionarlo con la guerrilla marxista, supuestamente obtenidas de un computador de 'Reyes' que Bogotá aseguró haber rescatado tras el bombardeo del 1 de marzo. El analista político nicaragüense, Aldo Díaz, dijo a medios nacionales que si Correa mantiene su posición de exigir una condena por la incursión militar colombiana que fue "una verdadera masacre con apoyo directo de Estados Unidos ante un campamento de reposo de las FARC adonde había sólo negociadores de paz y visitantes extranjeros", entonces la OEA "podría morir". El analista Díaz dijo que con sólo tres o cuatro países, entre ellos el petrolero Venezuela, decidieran abandonar a la OEA, ese organismo hermisférico "quedaría en agonía y volvería a ser lo que fue al comienzo, hace más de 50 años, un simple ministerio de colonias de los Estados Unidos". El embajador de Colombia en la OEA, Camilo Ospina, dijo a la radio colombiana Caracol este domingo que el reporte que será presentado el lunes contiene seis puntos, entre los cuales figura una solicitud a Quito de que restablezca las relaciones diplomáticas con Bogotá. "Pide el inmediato restablecimiento de las relaciones entre Colombia y Ecuador. Según la comisión, no existe una razón trascendental para que esas relaciones sigan suspendidas", declaró el diplomático. Según Ospina, el documento también propone la creación de una misión de verificación de los "compromisos adquiridos entre Colombia y Ecuador" sobre seguridad fronteriza, que será controlada por la OEA. El reporte será presentado a la asamblea de cancilleres por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien encabezó la comitiva que la semana pasada visitó Ecuador y Colombia. La reunión del lunes se celebrará con la ausencia notoria de la canciller estadounidense, la secretaria de Estado Condoleezza Rice, quien estará de viaje. Estados Unidos fue el único país de la región que apoyó a Colombia sin expresar reservas sobre sus acciones militares. Colombia es el principal aliado regional de Washington, y el mayor receptor de ayuda militar norteamericana en el continente.

Descarga la aplicación

en google play en google play