Escúchenos en línea

Borrador de resolución de la OEA presentado por Insulza

Washington. Web OEA y agencias. | 17 de Marzo de 2008 a las 00:00
CONSIDERANDO: Que la Organización de los Estados Americanos tiene plena competencia para conocer de hechos y acontecimientos que pongan en riesgo la paz y la seguridad hemisférica; Que uno de los propósitos de la OEA es el respeto a la personalidad, soberanía e independencia de los Estados, así como el fiel cumplimiento de las obligaciones emanadas de los tratados y otras fuentes del derecho internacional; Que figuran entre los propósitos esenciales de la Carta de la OEA el de "afianzar la paz y la seguridad del continente" y "asegurar la solución pacífica de las controversias que surjan entre los Estados Miembros"; Y recogiendo el texto de las declaraciones del Consejo Permanente de 5 de marzo de 2008 y de la XX Reunión de Presidentes del Grupo de Río de 7 de marzo de 2008, RESUELVE: 1. Reiterar la plena vigencia de los principios consagrados en el derecho internacional, de respeto a la soberanía, abstención del uso o amenaza de uso de la fuerza y de no injerencia en los asuntos de otros Estados, que consagra el artículo 19 de la Carta, y que constituyen principios fundacionales del sistema interamericano, obligatorios en cualquier circunstancia para todos sus Estados Miembros; 2. Reiterar la plena vigencia del principio de soberanía territorial, consagrada de manera irrestricta y sin ninguna excepción en el artículo 21 de la Carta de la OEA, como un principio vital de la convivencia entre las naciones americanas; 3. Rechazar la incursión de fuerzas militares y efectivos de la policía de Colombia en territorio del Ecuador, en la Provincia de Sucumbíos, el 1º de marzo de 2008, efectuada sin conocimiento ni consentimiento previo del Gobierno del Ecuador, por considerar que ella constituye una clara violación de los artículos 19 y 21 de la Carta de la OEA; 4. Registrar las plenas disculpas por los hechos acaecidos y el compromiso de Colombia de que ellos no se repetirán en ninguna circunstancia, manifestados por su Presidente ante el Grupo de Río y reiterados por su Delegación en esta Reunión de Consulta; 5. Reiterar el firme compromiso de todos los Estados Miembros de combatir las amenazas de la seguridad provenientes de la acción de grupos irregulares o de organizaciones criminales, en particular de aquellas vinculadas a actividades del narcotráfico; 6. Instruir al Secretario General para que ejerza sus buenos oficios con el propósito de cooperar a la reactivación y fortalecimiento de la cooperación entre Ecuador y Colombia en la vigilancia y seguridad de sus fronteras, para implementar, de acuerdo con ambos países, las siguientes propuestas: a. El establecimiento de un mecanismo de observación del cumplimiento de las obligaciones que emanan de esta resolución así como de los acuerdos bilaterales entre ambos países. b. La revisión y fortalecimiento de los mecanismos de cooperación y diálogo fronterizo y la observación de su cumplimiento. c. El desarrollo de programas de cooperación e integración fronteriza, incluyendo proyectos en el área medio ambiental,. d. El incentivo al diálogo entre las sociedades civiles y las entidades empresariales, comerciales y culturales de ambos países. 7. El establecimiento de medidas de confianza entre ambos países por medio de consultas y encuentros periódicos entre funcionarios encargados del control y seguridad fronterizos y otras que puedan ser diseñadas de común acuerdo. 8. Tomar nota del Informe entregado por la Comisión encabezada por el Secretario General e integrada por el Presidente del Consejo Permanente y Representante Permanente de Las Bahamas, Embajador Cornelius Smith; y por los Representantes Permanentes de Argentina, Embajador Rodolfo Gil; Brasil, Embajador Osmar Chohfi; Panamá, Embajador Aristides Royo; y Perú, Embajadora María Zavala; y agradecer a todos ellos el gran esfuerzo realizado. Insulza se olvida de víctimas en informe de masacre El secretario general de la OEA formuló seis recomendaciones para resolver la crisis diplomática y militar entre Ecuador y Colombia, pero en su informe difundido este lunes no hace ninguna referencia a las víctimas fatales, por lo cual quizá nunca se sabrá de fuente internacional independiente cuántos murieron. José Miguel Insulza elaboró el informe por encargo de los embajadores de la organización reunidos en Washington hace dos semanas, a raíz de la emergencia creada por el ataque militar colombiano a un puesto de la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano el 1 de marzo. En la incursión murieron 26 personas, según el lado ecuatoriano: el segundo comandante de las FARC Raúl Reyes, 25 presuntos guerrilleros y un soldado del ejército colombiano. Entre los guerrilleros, había 5 mexicanos, cuatro de los cuales murieron. Algunos de sus familiares han negado que fueran guerrilleros, afirmando que estaban en el lugar como parte de sus estudios en universidades mexicanas. "No es posible hacer un informe que soslaye a uno de los protagonistas", dijo un embajador latinoamericano ante la OEA, antes de la reunión de los cancilleres americanos para debatir el informe y fijar su posición sobre el conflicto que llevó a Ecuador a romper sus relaciones diplomáticas con Colombia. "Es como si se hiciera un informe sobre Irak y sólo se mencionara a la parte estadounidense", dijo el diplomático bajo condición de no ser identificado refiriéndose a la guerra emprendida por Estados Unidos en el Golfo Pérsico hace justamente cinco años. "En el informe no hay mención a cuántos fueron realmente los muertos en el ataque ni su procedencia". Insulza, quien viajó a Colombia y Ecuador como parte de su trabajo, sólo refleja en su informe las "versiones contradictorias" de ambos países sobre el ataque y considera necesario un trabajo bilateral para restaurar "los vínculos de confianza... que han quedado gravemente afectados". Dice que los dos gobiernos se comprometieron a "desarrollar la cooperación en temas fronterizos bilaterales y otros de interés común" y propone un "grupo multinacional de observadores" para el seguimiento y verificación de los acuerdos colombo-ecuatorianos. Para ello sugiere formar un grupo de observadores. Fuentes diplomáticas indicaron que éste será presidido por República Dominicana, y tendrá a Argentina en la vicepresidencia. Santo Domingo fue justamente sede de la cumbre del Grupo de Rio donde los presidentes de Colombia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, que habían tensado sus relaciones diplomáticas, hicieron las paces. Las otras cinco recomendaciones de Insulza: – Restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Ecuador. – Fortalecimiento de los mecanismos de alerta, de cooperación y diálogo fronterizo. – Desarrollo de programas de cooperación e integración fronteriza. – Incentivo al diálogo entre las sociedades civiles de ambos países. – Intensificación de las relaciones comerciales bilaterales.

Descarga la aplicación

en google play en google play