Escúchenos en línea

Dos bancos roban 640 mil dólares a una constructora

Managua. Wiston López. Radio La Primerísima | 18 de Septiembre de 2019 a las 18:18
Dos bancos roban 640 mil dólares a una constructora

El gerente de la Empresa Constructora Mega S.A, Efraín Martín Huete, denunció este miércoles la desaparición de 640 mil dólares que tenía en una cuenta en Banpro y otra en  Bancentro, los que fueron sustraídos a través de 563 transacciones con firmas falsas.

El afectado dijo a la periodista Tirza Sáenz en el Programa Tu Gente de Radio La Primerísima que el desvío del dinero se hizo a través de cheques con firmas falsas y que en ningún momento fueron notificados por Banbro y Bancentro sobre el retiro del mismo.

Aseguró que una vez hecho el reclamo y al presentar pruebas sólidas sobre el desvío del dinero no recibieron ningún tipo de respuesta por parte de Banpro y Bancentro, pese a que el laboratorio de la Policía Nacional determinó que las firmas utilizadas en los cheques eran falsas.

Detalló que de las 563 operaciones anómalas, 346 fueron hechas en Banbro y el resto en Bancentro, las que no fueron reflejadas en el sistema en línea pese a que las firmas visiblemente eran falsas.

El denunciante pidió a las autoridades de la Corte Suprema de Justicia realizar una investigación exhaustiva en este caso ya que cuentan con la documentación necesaria para demostrar que Banpro y Bancentro fallaron en sus procedimientos al desaparecer el dinero entre el 2015 y 2016 de forma anómala.

El informe de la Policía Nacional emitido el 10 de noviembre del 2017 en este caso concluye que las firmas remitidas a investigación en 176 cheques de Banpro y 123 en Bancentro son falsas y que no fueron realizadas por el gerente de la empresa Efraín Martín Huete.

Además señala que la firma utilizadas para la sustracción del dinero fueron por imitación directa y por imitación por entrenamiento, por lo que ambas entidades bancarias estan en la obligación de dar respuesta al cliente afectado.

“Nuestra empresa ha decidido denunciar una serie de violaciones de los controles internos y medidas de seguridad en un total de 563 operaciones de cambio de cheques que esta instituciones consistieron en fraude del patrimonio de la empresa en las que aprobaron el pago total de esos 563 cheques que contenían firmas visibles y notoriamente alteradas que nunca fueron autorizadas por las firmas libradoras de la empresa, violándose los manuales internos de control de pago de cheques y los contratos de cuentas bancarias que firmamos con estas instituciones”, refirió el denunciante.

Huete dijo que las operaciones irregulares las reclamaron por escrito ante las instituciones correspondientes y que hasta el momento se han negado a dar respuesta a como los obliga las normas de transparencias de operaciones financieras cuyo plazo es de 30 días.

“En una conversación que sostuve con funcionarios del Banpro me expresaron con total desfachatez que ellos no tenían necesidad ni obligación de responderme y que si quería demandarlos que lo hiciera porque iba a perder mi tiempo”, añadió.

Sostuvo que ante dicha situación la única medida que tomó el Banpro fue cerrarles las cuentas y bloquearles todas las tarjetas por lo que el caso lo llevaron ante la Corte Suprema de Justicia pero aún no hay respuesta.

El gerente de dicha empresa afirmó que una vez presentada la denuncia en la Corte Suprema de Justicia, el Banpro fue representando por Rafael Solís Castillo, hijo del ex magistrado de ese poder del estado Rafael Solís Cerda.

Enfatizó que en reiteradas ocasiones han enviado escritos a la magistrada Yadira Centeno pero que tampoco les ha dado respuesta, mientras que el magistrado Gerardo Arce Castaño dictó un fallo que a su criterio es ilegal.

Huete agregó que esperan que el caso sea retomado nuevamente por las autoridades correspondientes, ya que las pruebas emitidas por la Policía Nacional sobre la firma liberadora para desembolsar los 640 mil dólares fueron pedidas por la misma Corte Suprema de Justicia y Banpro.










Descarga la aplicación

en google play en google play