Escúchenos en línea

CEPAL: crisis de EEUU afectará más a Centroamérica

Santiago. Agencia DPA. | 31 de Marzo de 2008 a las 00:00
La crisis financiera de Estados Unidos amenaza con provocar un fuerte impacto en México y Centroamérica, pero nada parece indicar aún que el sur del continente enfrente dificultades mayores este año, según afirmó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). “La situación final dependerá de si las actuales complicaciones de liquidez bancarias derivan o no en una crisis general de solvencia”, apuntó Osvaldo Kacef, Director de la División de Desarrollo Económico del organismo de Naciones Unidas. Menores exportaciones de manufacturas, caída general en las remesas, inestabilidad en los flujos de capitales y un deterioro de la cuenta corriente son efectos en principio inevitables en la coyuntura actual, advirtió Kacef. Según la entidad, el crecimiento regional bordeará en 2008 el 4,5%, la menor tasa desde 2003, cuando registró una variación del 2,1%. Sin embargo, la expansión no es uniforme en la región. México, Nicaragua y El Salvador crecerán por debajo del 4% en 2008, mientras que Perú, Argentina, Uruguay y Venezuela crecerán un 6%, según proyecciones de sus gobiernos. Una profundización de la crisis de Estados Unidos afectará mayormente a sus vecinos más cercanos. Una clara muestra es la caída de las exportaciones manufactureras mexicanas hacia el país norteamericano. La situación estará acompañada por una depreciación persistente del dólar, inducida por la baja de tasas en Estados Unidos, que apreciará las monedas latinoamericanas y mejorará la competitividad de las exportaciones chinas. En Sudamérica, la mayor alerta cae sobre los envíos por 185.000 millones de dólares que genera Brasil. De ellos, una parte importante son manufacturas destinadas a países desarrollados, que podrían entrar en crisis. Lo paradójico es que esta vez las economías que exportan materias primas, como Chile o Venezuela, exhiben una posición más sólida, debido a que el menor consumo de Estados Unidos y Europa será compensado por un alza de la demanda en India y China. “Será más fácil reorientar las exportaciones de esos productos que el de las manufacturas”, explicó Kacef. Otro índice de preocupación es el efecto que una profundización de la crisis puede tener sobre las remesas que envían los inmigrantes, que en algunos países representan entre un 30% y un 10% del Producto Bruto Interno (PBI). En total, son 68.000 millones de dólares que acumulan anualmente las economías de países como Nicaragua, Honduras, Ecuador o Bolivia, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Descarga la aplicación

en google play en google play