Escúchenos en línea

Pandilleros nicas y hondureños extorsionan a empresarios salvadoreños, denuncia alcalde de San Miguel

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 24 de Agosto de 2006 a las 00:00
Detrás de las extorsiones a empresarios y comerciantes de la ciudad de San Miguel, la tercera en importancia en El Salvador, no sólo hay pandilleros salvadoreños sino también hondureños y nicaragüenses, denunció su alcalde, Wilfredo Salgado, este jueves. "Es que lo que ocurre acá en San Miguel es que no sólo son los pandilleros los que andan extorsionando a la gente, acá también hay hondureños y nicaragüenses extorsionando y que aprovechan a su favor el clima de inseguridad que hay para hacerlo", aseguró Salgado a la prensa. "Lo que la policía debería de estar haciendo en este momento es agarrar a todos esos que andan extorsionando a la gente trabajadora. San Miguel está siendo atacada por la violencia y las autoridades no han podido hacer nada o no han querido hacerlo", reclamó el alcalde de San Miguel, 138 km al este de la capital. En muchas ciudades del este salvadoreño trabajan nicaragüenses y hondureños en actividades agrícolas. San Miguel es una de las ciudades con más delincuencia, principalmente de pandillas que, según empresarios locales, ahora han incrementado las extorsiones a que someten a comerciantes, pequeños negocios y empresarios del transporte. "Las extorsiones están a la orden del día, la policía nos ha dicho que se va a incrementar las acciones tendentes a dar más seguridad, debemos esperar a ver los resultados", aseguró el presidente de la filial de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CCIES), René Aparicio. Aparicio afirmó recientemente que "algunas" empresas comerciales en San Miguel han tenido que desembolsar entre 1.200 y 1.400 dólares mensuales a las pandillas como pago por no perder su seguridad.

Grupo amenaza de muerte a pandilleros

Un supuesto grupo de exterminio autodenominado "La Sombra Negra" amenazó de muerte a pandilleros en la ciudad de San Miguel, al este de la capital salvadoreña, según panfletos diseminados en ese lugar, señalaron este jueves las autoridades policiales. "No podemos afirmar si ese grupo existe o no, solo tenemos conocimiento que han aparecido unos volantes en donde están amenazando de muerte a los pandilleros", aseguró a la prensa el subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), José Luis Tobar. Mediante volantes dejados en calles de la ciudad de San Miguel o deslizados bajo las puertas de negocios en la ciudad oriental, el supuesto grupo de exterminio asegura a la población que "vamos a limpiar San Miguel" si las autoridades no pueden hacerlo "para darle tranquilidad a la gente honrada". La Sombra Negra apareció por primera vez en San Miguel hace unos ocho años, cuando se adjudicó los asesinatos de peligrosos delincuentes que azolaban esa localidad. En esa oportunidad la policía detuvo a una docena de personas acusadas de ser sus cabecillas, entre ellas el actual alcalde de San Miguel, Wilfredo Salgado, pero tanto a él como al resto de detenidos nunca se les pudo comprobar su participación en ese grupo ilícito y fueron puestos en libertad. Salgado, ahora como alcalde, afirma que "solo Dios puede quitarnos la vida" y dijo no estar "interesado" ni apoyar ese tipo de agrupaciones clandestinas de exterminio de delincuentes. Ahora, La Sombra Negra ha dado un mes a los pandilleros para que "salgan de San Miguel", so pena de buscarlos y asesinarlos, y ese mismo lapso a las autoridades para que muestren resultados y hagan disminuir la violencia y frenen las constantes extorsiones que efectúan las pandillas en contra del comercio y otros sectores. El presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, afirmó a la prensa que espera que la existencia del supuesto grupo de exterminio "sea solo un acto panfletario de mentes perversas que lo que pretenden es desestabilizar el trabajo del gobierno". "Nadie debe de tomar la justicia en sus manos, eso es peligroso", afirmó por su parte el ministro de Gobernación, René Figueroa.

Descarga la aplicación

en google play en google play