Escúchenos en línea

Nicaragua vence al golpismo

Murcia, España. Por Anielka del Rosario Escoto Idiáquez y Sandra Barahona Castro (*), Diario.es | 3 de Marzo de 2020 a las 15:36
Nicaragua vence al golpismo

En el corazón de Centroamérica se ubica Nicaragua, un país desconocido para amplias capas de la sociedad española. Durante años, ha permanecido casi en el anonimato, siendo muy limitada la información que sobre su cultura, sociedad o actualidad política ha llegado hasta nosotros. Sin embargo, esta situación cambió a raíz del fallido golpe de Estado en abril de 2018. Desde entonces, se habla en la prensa española de una supuesta crisis cuya única resolución "es la inevitable salida del gobierno". En este escrito desmontaremos esta narrativa política interesada, viciada y falsa.

El país vivió en los meses de abril a mediados de julio de 2018 una etapa de inestabilidad provocada por la violencia desatada por una oposición golpista que quería imponer por la fuerza, lo que no consiguió por las urnas. La cifra de 298 hermanos y hermanas nicaragüenses fallecidos en los tranques que promovieron, a los que hay que sumar miles de heridos y un enorme daño a la economía nacional, es una vergüenza que por siempre recaerá sobre los organizadores de esta conspiración.

Pese a su violencia y al apoyo mediático y financiero prestado por Estados Unidos y sus aliados, el golpe de Estado fue desarticulado. El pueblo, atendiendo al llamado del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), salió a las calles a defender una vez más las conquistas sociales obtenidas y la soberanía de Nicaragua.

Internamente la situación ha vuelto a la normalidad y se respira un ambiente de paz y tranquilidad, no obstante, las ofensivas por parte de la oposición no cesan. Desde el fallido golpe de Estado hay una guerra mediática con el objetivo de desacreditar al gobierno que encabezan Daniel Ortega y Rosario Murillo. ¿Pero qué hay de verdad en sus afirmaciones? Veamos algunos de los ejemplos más paradigmáticos.

"Daniel Ortega ha implantado una dictadura en Nicaragua"

El FSLN ha accedido al gobierno en dos períodos. Primero, entre 1979 y 1990 tras derrocar a la dictadura de Anastasio Somoza que durante 45 años administró el país con mano de hierro; luego de un período de hegemonía neoliberal, el sandinismo regresó al poder tras vencer las elecciones de 2006. Desde entonces, el proyecto que encabeza Daniel Ortega, debido a la puesta en marcha de un modelo que ha puesto en el centro del mismo al Humano, ha obtenido un amplio respaldo popular, venciendo por mayoría absoluta en las elecciones de 2011 y 2016.

Aún más recientemente, en marzo 2019, el FSLN obtuvo una nueva victoria democrática en las elecciones regionales de la Costa Caribe, donde se impuso con el 61 % de los votos en unos comicios en los que la propia oposición reconoció la limpieza del proceso.

"El gobierno de Nicaragua utiliza la represión contra manifestantes pacíficos"

En abril de 2018 estalló un intento de golpe de Estado, que la oposición trató de disfrazar como insurrección ciudadana con la connivencia de los medios de comunicación. Tras semanas en las que grupos radicales ocuparon las calles de las principales ciudades del país, levantando barricadas, impidiendo la libre circulación de la población y desatando una oleada de violencia, el Gobierno ordenó a las fuerzas de seguridad del Estado poner fin a este caos. Es increíble cómo la comunidad internacional condena a Daniel Ortega como a un tirano, mientras mira para otro lado ante la vulneración de los derechos humanos en Chile o reconoce a la presidenta golpista de Bolivia.

El balance de daños de abril a julio de 2018 es aterrador. Los grupos radicales de la oposición incendiaron viviendas y edificios públicos, más de cien mil personas perdieron su empleo como consecuencia de la quiebra de la economía, se perdieron cerca de mil millones de dólares en daños al sector público y turístico y, lo más lamentable, decenas de personas sufrieron secuestros, torturas y, en último término, asesinatos. El más representativo es el caso de Bismarck Martínez, dirigente sandinista cuya tortura fue grabada en video y difundida en redes sociales, siendo posteriormente asesinado. Su cuerpo no fue encontrado hasta un año después de su homicidio.

"Daniel Ortega y el FSLN están aislados"

El Frente Sandinista no sólo ha ganado las elecciones regionales en la Costa Caribe, celebradas tras la intentona golpista de 2018, sino que desde el triunfo de la paz viene realizando impresionantes movilizaciones en todo el país. La más destacada tuvo lugar el pasado 19 de julio, fecha en la que se conmemoraba el 40º aniversario de la Revolución Popular Sandinista, cuando más de medio millón de personas marcharon en apoyo al gobierno de Ortega y Murillo.

De forma paralela, el movimiento de solidaridad internacional con Nicaragua no ha hecho más que crecer en los últimos meses. En la actualidad, existen plataformas de apoyo al FSLN en la mayoría de Comunidades Autónomas españolas, destacando País Vasco, Cataluña, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Aragón y la Región de Murcia.

"Nicaragua se encuentra en una grave crisis económica y social"

Desde la vuelta al poder del sandinismo, los indicadores económicos y de bienestar social han mejorado sustancialmente en Nicaragua. Algunos datos reveladores que lo confirman: del 2010 al 2017 la economía incrementó 5.1 % en promedio según el BCN, se ha garantizado el acceso gratuito a la educación a 2.3 millones de estudiantes de diferentes niveles, Nicaragua es uno de los países más seguros de América Latina, se han construido 18 nuevos hospitales y se ha conseguido el acceso gratuito a una sanidad de calidad, se han construido 2.800 km de nuevas carreteras y 42 puentes, la cobertura energética en 2019 alcanza el 97.02 %, la FAO ha resaltado los avances en reducción de la pobreza y el país se ubica en el quinto puesto en igualdad de género según el Informe Global sobre Brecha de Género 2020 del Foro Económico Mundial.

Como se puede observar, la imagen que se proyecta de Nicaragua por parte de la oposición golpista poco o nada tiene que ver con la realidad. Frente a quienes tratan de vender una imagen negativa del mismo, nosotros y nosotras defendemos y certificamos la Nicaragua solidaria, diversa, rica culturalmente y bella. Parafraseando al poeta patrio Rubén Darío, el "sol de encendidos oros" de Nicaragua les espera para acariciar su piel. Nuestra gente, humilde y acogedora, les espera para hacer germinar una amistad inolvidable.

(*) Plataforma Sandinistas de la Región de Murcia, España.


Descarga la aplicación

en google play en google play