Escúchenos en línea

Condenan a usurpadores de tierras indígenas

Managua. Radio La Primerísima | 3 de Marzo de 2020 a las 16:16
Condenan a usurpadores de tierras indígenas

La doctora Eloyda del Carmen Martínez Rodríguez, jueza Local Único de Waspam, condenó este 3 de marzo a la pena de tres años de prisión a seis personas por el delito de usurpación de dominio público o comunal, en perjuicio de la comunidad de San Esquipulas, ubicada en el territorio indígena Li Lamni Tasbaika Kum, en el Caribe Norte.

Los condenados son Ángel Adán Sevilla Cantillano, Vicente Lira Jarquín, Agustín Sevilla Cantillano, Ángel Ariel González Solórzano, Agustín Sequeira García e Isabel Duarte González, a quienes el Ministerio Público demostró la usurpación de 90 manzanas de tierras, aprovechándola para el uso y disfrute personal.

El usurpar tierras indígenas que son inalienables e inembargables, vulnerando el patrimonio de las comunidades de la Costa Caribe y el territorio destinado a la conservación, es un hecho que se considera grave. En  la audiencia preliminar se comprobó que los acusados no son nativos de la comunidad indígena y son originarios  de los municipios de Rosita, Mulukukú, ElAyote y La Cruz de Río Grande.

El 23 de Mayo del 2005, la Comisión Nacional de Demarcación y Titulación (Conadeti) otorgó título de pleno dominio sobre la propiedad comunal del territorio indígena Li Lamni Tasbaika Kum, específicamente en el sector del Alto coco y reserva natural Bosawás.

El 14 de febrero,  los acusados ingresaron a 60 kilómetros del costado sur de la comunidad de San Esquipulas río arriba, ocupando las 90 manzanas de tierras comunales que están ubicadas en una zona de conservación, construyendo viviendas de madera y techo de palma. La acusada Isabel Duarte González y una adolescente permanecían cuidando las viviendas y preparando alimentos a los otros imputados, quienes depredaron alrededor de treinta manzanas de tierras.

La  licenciada Claudia Surama Vargas Rodríguez, defensora pública del municipio de Waspam, indicó que sus representados decidieron admitir los hechos de forma libre y espontánea y colaborar con la justicia para evitar ir a un juicio oral y público. Ellos alegaron que llegaban a trabajar de forma temporal en las tierras y que desconocían las leyes indígenas.

Una vez escuchadas las intervenciones, la judicial los declaró culpables, procediendo al debate de pena. El Ministerio Público pidió tres años de prisión y la defensora un año de cárcel y solicitó para la señora Isabel Duarte Gonzales una medida alterna a la prisión, por ser madre soltera.

La doctora Martínez Rodríguez condenó a los acusados considerando el alto interés del Estado de Nicaragua por proteger la Reserva de Bosawás, pulmón de Centroamérica y preservar el futuro de las comunidades indígenas.


Descarga la aplicación

en google play en google play