Escúchenos en línea

¡Las mujeres somos vida!

Managua. Por Rosario Murillo. Vicepresidenta de Nicaragua | 8 de Marzo de 2020 a las 08:03
¡Las mujeres somos vida!

Queridas familias nicaragüenses,

Queridas hermanas mujeres de la patria libre:

Otro 8 de marzo y sabemos que las mujeres creativas, talentosas, inteligentes, sensibles y dadoras de vida, tenemos derecho a lo mejor, todos los días. En esta Nicaragua siempre bendita, el primer derecho que reclamamos y hacemos valer las mujeres de todas las edades, incluyendo a las niñas, jóvenes, adolescentes, y las abuelitas, es el derecho a vivir en paz, con dignidad y respeto.

Dios nos llama a vivir con pleno reconocimiento de nuestra identidad humana, femenina, infantil, juvenil, maternal o adulta, según sea el tiempo que recorremos en este plano de vida. Y Dios nos llama a vivir proclamando y defendiendo lo sagrado, empezando por el derecho a la vida en todas sus formas, y el derecho al bienestar, en fraternal y solidaria convivencia, de seres humanos que sabemos ver, oír, entender y caminar, procurando lo mejor para todos.

Coincidimos plenamente con los justos reclamos de las mujeres del mundo, incluyéndonos por supuesto. Porque tenemos derecho a existir sin ofensas, sin acosos, sin amenazas, sin riesgos, sin maltratos, sin violencia verbal o física, sin esos crímenes, que son de lesa humanidad, que lamentablemente se cometen a diario, contra mujeres de cualquier edad, en cualquier parte.

Denunciamos junto a todas nuestras hermanas mujeres, el odio patriarcal y el odio a secas, como aberración, flagelo, y arma de destrucción masiva. Denunciamos el abuso, la arrogancia, y la codicia, como causa principal del sufrimiento humano, y en particular de las mujeres. Urgimos seriedad y responsabilidad en las instituciones que deben hacer justicia, aplicando leyes e instrumentos que castiguen a quienes se atrevan a humillar, degradar o disminuir a cualquier ser humano mujer, e incluso a los varones.

Y como seres humanos mujeres, también nos pronunciamos con la fuerza de nuestros corazones y el rigor de nuestra inteligencia y nuestra razón, para que cese la violencia que lacera el mundo, en forma de guerras, conflictos étnicos, religiosos, políticos, sociales, abusos, agresiones y sanciones. Y sobre todo la soberbia de los poderosos, contra países y pueblos que consideran pequeños, débiles, y cuyos recursos naturales ambicionan con voracidad.

Como mujeres valientes, orgullosas, y dignas, nos pronunciamos contra todas las guerras y su secuela trágica, en particular para las mujeres, con tanto sufrimiento, dolor, separación de familias y ausencias definitivas.

Nos pronunciamos igualmente, contra la injusticia que somete a millones de mujeres y niñas migrantes, y a tantos seres humanos, que huyen de la pobreza, la inseguridad, o las guerras, y que reciben tratos crueles y denigrantes, como resultado del egoísmo, la grosera y pretendida superioridad, y la inexcusable indiferencia.

Todos los días son necesarios para luchar por la vida, por la dignidad y el protagonismo de las mujeres, y por la equidad, pero hoy, 8 de marzo, cuando nos referimos a nuestros derechos, en solidaridad militante y fraternal, exigimos, consideración particular y urgente, sobre los derechos de las mujeres que en tantos lugares del mundo, sufren todo tipo de violencia,  atrocidades, degradación, derivados del pecaminoso y abominable capitalismo salvaje.

Mujeres de la patria, siempre bendita y siempre libre, Nicaragua cuenta con nuestra valiosa presencia, con nuestro trabajo creativo y valeroso, y con el aporte insustituible de nuestras manos, mentes, nuestras luces, experiencia, sabiduría, cariño, y liderazgo, todo lo cual es un indudable e irremplazable patrimonio cultural y humano, de nuestra tierra prodigiosa.

¡Mujeres de la Patria, siempre bendita y siempre libre, orgullosas y victoriosas mujeres, con amor y esperanza construimos justicia y paz. Porque merecemos seguridad, alegría, realizaciones, reconocimiento, en vida buena, generosa, pacífica, segura, respetuosa y solidaria, seguimos caminando, luchando, con valentía!

¡Queremos justicia y paz!

¡La paz es respeto, y fuerza de victorias!

¡Las mujeres somos vida!


Descarga la aplicación

en google play en google play