Escúchenos en línea

Prometen luchar para impedir que Walmart los deje sin trabajo

Managua. Radio La Primerísima | 10 de Marzo de 2020 a las 18:32
Prometen luchar para impedir que Walmart los deje sin trabajo

Son 2,500 cabezas de familia que se quedarán sin trabajo como impulsadores de ventas a partir de mayo por la avaricia de Walmart y todos ellos están dispuestos a luchar para impedirlo.

Representantes de los impulsadores, en su inmensa mayoría mujeres menores de 30 años,  anunciaron ese martes que van a realizar distintas acciones de presión para lograr conservar su única fuente de ingresos.

Con el único afán de incrementar al máximo sus ganancias, la multinacional Walmart provocará el despido de 2,500 impulsadores contratados por una veintena de empresas comerciales para promover las ventas de los productos y marcas que representan entre los clientes de la cadena de supermercados.

El argumento de Walmart para tomar esa medida a partir del 4 de mayo próximo, es que hay demasiados impulsadores y que eso crea desorden y mala imagen en sus sucursales.

Por eso, se propone contratar a un máximo de 5 impulsadores por sucursal de los supermercados Palí y Maxi Palí, es decir, la tercera parte de los que ahora funcionan. Según los administradores de la cadena, crearán quioscos con un grupo reducido de trabajadores para promover todas las marcas.

El esquema hasta ahora funciona así: por ejemplo, si una empresa distribuye dos productos que ofrece a la venta en Walmart, contrata a una persona que promueve entre los clientes de una de las sucursales de la cadena, la compra de cualquiera de esos productos. Esto significa que puede haber entre 5 y 15 impulsadores por sucursal.

Cada impulsador contratado por una distribuidora, devenga un salario de 7 mil 936 córdobas mensuales.

La medida de Walmart, por lo tanto, tiene un doble efecto: 2,500 cabezas de familia, que serán despedidos y cada distribuidora gastará ahora casi el cuádruple, pues tendrá que pagar un porcentaje de las ventas de sus productos en la cadena de supermercados.

"Ahora un trabajador nos cuesta 11,300 córdobas entre salario, prestaciones sociales y viáticos, y a partir de mayo, tendremos que pagar como promedio, 40 mil córdobas mensuales", explicó el gerente de una de las distribuidoras comerciales afectadas.

Walmart ha prometido crear 850 plazas en todas sus sucursales para que trabajen como impulsadores (es decir, la tercera parte de los que ahora tienen ese trabajo), pero no garantiza la contratación de ninguno de los que perderán su empleo y además, el salario será de 5,300 una tercera parte menos de lo que ahora ganan con las distribuidoras.

 "Nadie quiere trabajar con ellos, porque el horario que están poniendo es de 3 de la tarde a 11 de la noche, y de 11 de la noche a 6 de la mañana, tres veces a la semana, incluyendo los días feriados", explicó uno de los afectados.

Otra razón para la inconformidad de las distribuidoras es que forzados por Walmart, tendrán que desembolsar miles de córdobas para liquidar a sus impulsadores.

Hace dos semanas, el gerente de Walmart para Nicaragua, Richard Lugo Chamorro, confirmó que únicamente ofrecerán 850 plazas de empleo con dicha modalidad, lo que evidencia que por lo menos 1 mil 500 quedarán en el desempleo.


Descarga la aplicación

en google play en google play