Escúchenos en línea

Costa Rica depone actitud arrogante y se reabre transporte regional

Peñas Blancas, Nicaragua. Agencias. | 31 de Mayo de 2020 a las 18:51
Costa Rica depone actitud arrogante y se reabre transporte regional

La ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Dyalá Jiménez Ferrer, confirmó la tarde del domingo la reapertura al tránsito de carga en la frontera de Peñas Blancas, tras los acuerdos firmados el sábado entre su gobierno y los transportistas centroamericanos.

La normalización del paso incluye por ahora solo Peñas Blancas pero a partir del lunes también abarcará el puesto aduanero de Tablillas (Los Chiles, Alajuela, Costa Rica) – San Pancho (San Carlos, Río San Juan, Nicaragua), porque habitualmente ese paso cierra los domingos.

Hasta que se descongestione el paso, la dinámica prevista es que ingrese un furgón a Costa Rica procedente de Nicaragua y, a continuación, salga uno desde Costa Rica a Nicaragua.

"Nos acaban de confirmar que ingresó la primera unidad a territorio costarricense desde territorio nicaragüense en el puesto fronterizo de Peñas Blancas. Estamos muy contentos y complacidos", declaró la ministra en lo que presagia el fin de una crisis humanitaria para conductores a ambos lados del límite entre naciones, causada por la intransigencia de Costa Rica.

Desde hace casi un mes, centenares de transportistas de todos los países centroamericanos permanecían varados en colas de varios kilómetros a ambos lados de la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, debido a que el gobierno costarricense pretendía que las cargas que trasladaban fueran descargadas a otras unidades conducidas por choferes costarricenses para poder llegar a su destino.

La reapertura de la frontera también la confirmó la empresaria costarricense Marjorie Lizano Páez, quien detenta actualmente la presidencia de la Federación Centroamericana de Transportistas (Fecatrans).

Entretanto, el presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua, Marvin Altamirano, declaró que "el gobierno de Costa Rica confirmó el acuerdo que consiste en que los transportistas centroamericanos vamos a ingresar a Costa Rica por un periodo de cinco días. Las mercancías van a ser descargadas en los almacenes fiscales y todas las demás mercancías que por alguna característica como los líquidos, mercancías peligrosas, a granel, van a irse a descargar a las bodegas del cliente".

El acuerdo incluye que se haga un plan piloto para evaluar los primeros cinco días y tomar las decisiones para normalizar plenamente la circulación del transporte, tomando todas las medidas preventivas para evitar el contagio del Covid-19 entre los conductores o de estos a los nacionales costarricenses.

También el ministro de Seguridad de Costa Rica, Michael Soto, dijo que la reapertura ya es una realidad. "Esperemos que las condiciones se mantengan y no haya contratiempos. Esta apertura se hará según las normas sanitarias aprobadas. Es una buena noticia para los transportistas que llevan más de 15 días detenidos", informó Soto.

El sábado, los ministros de Comercio y Economía de Centroamérica y cámaras de transportistas del istmo firmaron un acuerdo para el restablecimiento del tránsito de carga por los puestos aduaneros de San Pancho y Peñas Blancas.

El arreglo sobrevino durante una reunión virtual del Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) que es parte del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), donde participaron representantes de la Federación de Cámaras de Transportes de Centroamérica (Fecatrans).

La salida al atasco comercial terrestre llegó al día siguiente de que Costa Rica flexibilizara para Centroamérica las reglas para el ingreso de choferes de carga extranjeros, luego de fijar nuevos protocolos sanitarios tendientes a evitar contagios por el Covid-19. El acuerdo logrado incluye una serie de flexibilizaciones anunciadas el jueves por la propia ministra Dyalá Jiménez Figueres.

Por ejemplo, se permitirá a todo transportista centroamericano que la carga o descarga de productos peligrosos, a granel y refrigerados, se realice directamente en la empresa propietaria de la mercancía y no solo en almacenes fiscales previamente determinados. También, que ampliaría los tiempos de permanencia de los choferes en territorio nacional.

De esta forma, podrán permanecer en los depósitos aduaneros de Costa Rica por cinco días y no por 48 horas como definió anteriormente el gobierno costarricense.

El acuerdo regional también deja sin efecto parte de las medidas anunciadas este viernes por Nicaragua, que establecían un trato recíproco para los choferes de carga costarricenses en su territorio, en respuesta a las medidas impuestas por Costa Rica para controlar la covid-19. La medida nicaragüense añadía que los camiones ticos no podían cargar en ese país, es decir, debían regresar vacíos y que circularían con vigilancia policial. Esto quedó sin efecto.


Descarga la aplicación

en google play en google play