Escúchenos en línea

Panamá investigará cobros ilegales a migrantes nicas

Ciudad Panamá. Prensa Latina | 3 de Julio de 2020 a las 13:35
Panamá investigará cobros ilegales a migrantes nicas

Las autoridades panameñas investigan denuncias de cobros anticipados de privados a migrantes nicaragüenses que desean regresar a su país, informó este viernes Samira Gozaine, directora del Servicio Nacional de Migración (SNM).

'Tenemos denuncias de personas que pagaron ciento y algo de dólares por este viaje, que fue programado y organizado por personas privadas, no fue el Gobierno, no fue a través de Cancillería, ni los canales adecuados de las embajadas de cada país', declaró al canal TVN.

Insistió que de demostrarse algún reclamo de las supuestas víctimas, podría calificarse dentro del delito de tráfico de personas, y advirtió que no permitirán que se repita una situación similar, la cual no solo violó la cuarentena sanitaria, sino que puso en peligro la salud de panameños y migrantes, entre ellos unos 50 niños.

Este viernes se completó el traslado de 838 ciudadanos de Nicaragua a albergues de tránsito, ubicados en la fronteriza provincia occidental de Chiriquí, mientras se tramita la repatriación por vía terrestre con su país y Costa Rica, explicó Gozaine.

Asimismo, informó que de 65 personas cada ocho horas, las autoridades nicas aceptaron recibir 100 en ese mismo tiempo.

Gozaine se refirió a la falsa convocatoria masiva de nacionales de Nicaragua que concentró desde el miércoles, en la terminal central capitalina de ómnibus, a poco más de mil migrantes que desean regresar a su patria, una operación montada desde Estados Unidos con complicidad en esta capital, según reveló a Prensa Latina una fuente de entero crédito.

Los documentos expuestos apuntan a que un golpista que huyó a Estados Unidos, que realiza un programa radial antisandinista, financió por el valor de tres mil 800 dólares el viaje desde esta capital hasta Managua a un grupo de migrantes nicas, que llegaron a la frontera Panamá-Costa Rica sin previa autorización, detonante de la actual oleada.

Otra situación que enfrenta el SNM es la permanencia de unos dos mil 800 ilegales, principalmente de nacionalidad haitiana, en albergues temporales ubicados cerca de las fronteras de Panamá con Costa Rica y Colombia, en espera de la apertura de las líneas divisorias de los países centroamericanos para continuar de forma ordenada su tránsito irregular hacia Estados Unidos.

En amotinamientos reportados por la prensa local, estas personas intentaron seguir su ruta por la fuerza, pero fueron retenidos por los estamentos panameños de seguridad, que los mantienen confinados en campamentos donde reciben alimentación y atención médica.

Un grupo logró escabullirse y penetrar en territorio costarricense, donde las autoridades de ese país los capturaron y los devolvieron a la frontera, en la cual permanecen en un limbo entre los dos países, en condiciones de abandono, reportaron medios de prensa.


Descarga la aplicación

en google play en google play