Escúchenos en línea

Definitivo: no hubo mano criminal en incendio de Capilla Sangre de Cristo

Managua. Radio La Primerísima | 3 de Agosto de 2020 a las 12:31
Definitivo: no hubo mano criminal en incendio de Capilla Sangre de Cristo

La Policía Nacional concluyó este lunes que el incendio que destruyó la imagen de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, se debió al uso de alcohol con una pureza del 96 por ciento, más una veladora y otros materiales de fácil combustión que se encontraban en la capilla donde permanecía la imagen.

El Comisionado General Jaime Vanegas explicó que en el lugar se encontró un atomizador, el que se ocupa para desinfectar las manos de los feligreses que a diario asisten a la catedral de Managua, sin embargo el alcohol que usan es de 96 por ciento y no del 70 por ciento de pureza.

El jefe policial señaló que otro de los materiales de fácil combustión encontrados en la capilla de la Sangre de Cristo son dos alfombras plásticas, flores artificiales, y material plástico que protege la imagen.

“Las causas del incendio son: el mecanismo de inicio y de propagación se originó al ascender los vapores de alcohol al techo de la capilla, llevado por las corrientes de aires y su posterior desecho, los vapores de alcohol acumulado en el interior de la cúpula de la Sangre de Cristo, al mezclarse con el aire caliente a una temperatura de 36.1 grados centígrados produjeron el fuego, el fuego producido se propago en el ambiente, incendiando las alfombras, la vestimenta de la Sangre de Cristo y la cúpula de plástico, todo esto materiales susceptibles a la combustión, además de la veladora encendida a una distancia de 60 metros de distancia de la cúpula”, refiere.

El comisionado general aclaró que una vez culminadas las investigaciones se concluye que el incendio en la capilla de la Sangre de Cristo no fue intencional, por lo que se descarta una acción criminal.

“Esto nos lleva a concluir que el incendio en la capilla de la Sangre de Cristo no fue intencional, descartándose acción criminal”, aseguró Vanegas.

La Policía Nacional además recogió los testimonios de los únicos dos testigos que se encontraban en la Catedral de Managua, al momento del suceso, quienes afirman que no vieron a nadie más antes de que la imagen de la Sangre de Cristo tomará fuego.

La testigo Xiomara de Jesús Castro, de 57 años de edad, vendedora de veladoras desde hace 27 años, declaró que un feligrés estaba rezando, mientras ella contaba su dinero de la venta de las veladoras. En ese momento observó que había fuego en el entorno de la cúpula en que se ubica la imagen de la Sangre de Cristo.

“Al observar el incendio, avisó al feligrés que salieran de la Capilla porque se estaba quemando. Previo al incendio no miró a ninguna otra persona y no percibió nada sospechoso”, añadió Vanegas.

La testigo también dijo que las hermanas religiosas, le entregan diariamente a ella un atomizador color anaranjado con blanco (encontrado en la escena), que contiene alcohol en líquido, a fin de que los feligreses lo utilicen para desinfección de sus manos.      

Además en el interior de la Capilla todos los días a las 7:00 de la mañana un sacristán enciende una veladora colocada en un candelabro alto, como de un metro de altura, que se encuentra frente a la cúpula de la Sangre de Cristo.

En tanto Manuel Salvador Bravo Alvarado, de 70 años de edad, manifestó que estaba orando, aproximadamente a las 11:20 de la mañana, la señora que vende veladoras, a quien conoce desde hace muchos años, le avisó que la Sangre de Cristo se estaba quemando y que corrieran.

“Al momento del incendio en la Capilla estaban únicamente él y la señora que vende veladoras, no observó a nadie que hubiese lanzado algún objeto, ni escuchó ninguna explosión”, detalla el informe de la Policía Nacional.

El testigo agregó que el interior de la Capilla siempre ha observado un candelabro alto con una vela encendida frente a la cúpula de la Sangre de Cristo.

El informe fue presentado por Comisionado General Jaime Vanegas, (Inspector General de la Policía), acompañado del Comandante Ramón Landero (Jefe de la Dirección General de Bomberos), Comisionada general Glenda Zavala (Jefa del instituto de Criminalística de la Policía Nacional, y el Comisionado general Luis Pérez Olivas, (Jefe de la Dirección de Auxilio Judicial).




Descarga la aplicación

en google play en google play